Tiempos verbales

Te explicamos qué son los tiempos verbales y cuáles son para el modo indicativo, el modo subjuntivo y el modo imperativo.

tiempos verbales
Los tiempos verbales expresan diferencias y relaciones cronológicas.

¿Qué son los tiempos verbales?

En gramática española, los tiempos verbales son los distintos modos en que se conjugan los verbos de nuestro idioma para expresar las posibles diferencias y relaciones cronológicas con que nos referimos a la realidad. Dicho de otro modo, se trata de los modos en que los verbos se adaptan para indicarle a quien escucha en qué instante del tiempo ocurrió lo que expresa el verbo.

Como sabemos, los verbos denotan acción, y dicha acción debe reflejar la mayor cantidad posible de información, y lo hace a través de los detalles de su conjugación: la persona verbal (1era, 2da, 3era, del plural y el singular respectivamente), el modo verbal (indicativo, imperativo, subjuntivo) y los distintos tiempos verbales, que a grandes rasgos se pueden agrupar en tres categorías:

  • pasado (lo ocurrido ya),
  • presente (lo que ocurre mientras hablo),
  • futuro (lo que ocurrirá).

A partir de estas tres perspectivas, como veremos más adelante, se desprende una clasificación completa de posibles tiempos verbales, cada uno con su particularidad y con sus normas de uso, que suelen depender de la regularidad del verbo y de su terminación (-ar, -er, -ir) a la hora de conjugarse.

Dicha clasificación, además, puede cambiar dependiendo del modo verbal en que nos expresemos, razón por la cual es común decir ambas cosas juntas (por ejemplo: “presente del [modo] indicativo” o “pretérito del [modo] subjuntivo”. Es decir, no todos los modos verbales presentan los mismos tiempos verbales.

Como muchos otros aspectos de la lengua, el tiempo verbal es variado y responde a convencionalidades históricas, aunque también es susceptible a las variantes y los cambios dialectales. De hecho, ciertos matices pueden variar de manera muy significativa entre una región y otra, a pesar de tratarse de un mismo tiempo verbal.

Ver además: Verbos en infinitivo

Clasificación de los tiempos verbales

Más allá de distribuirse en las tres categorías que hemos explicado previamente (pasado-presente-futuro), los tiempos verbales pueden ser de dos tipos, dependiendo de si requieren o no la ayuda del verbo auxiliar “haber” para expresar su sentido completo. Así, hablamos de:

  • Tiempos verbales simples, que no requieren de la participación de ningún auxiliar. Por ejemplo: “comemos”, “bailaron”, “brindaré”.
  • Tiempos verbales compuestos, que requieren de la participación del auxiliar “haber”, y de la forma verbal del participio. Por ejemplo: “hemos comido”, “habrían bailado” o “habré brindado”.

Tiempos verbales del modo indicativo

El modo indicativo, como sabemos, es aquel que utilizamos para expresar realidades concretas, pasadas, presentes o futuras, o para describir el estado de las cosas. Por ende, es el modo verbal que más tiempos verbales contempla.

Tiempo del presente:

  • Presente (hablo, como, vivo). Es un tiempo simple que expresa el estado actual e inmediato de las cosas, aquello que ocurre al mismo tiempo que se habla. También puede usarse para expresar que una acción es recurrente en el tiempo o habitual en nosotros, o incluso que una acción determinada es muy probable. Algunos ejemplos de uso son:
    • Pienso mucho en el futuro de la humanidad.
    • ¿Traes contigo todo lo necesario?
    • Colón descubre América en 1492.
    • No conseguimos en el mercado cebolla ni tomate.
    • Ustedes tienen mucho tiempo libre.
    • En el trabajo hablan todos de esa serie de tv.
  • Pospretérito o presente condicional (hablaría, comería, viviría). Es un tiempo simple que expresa una acción posible en el presente, pero condicionada a un evento del pasado cercano o remoto, o incluso en el futuro. También se usa para expresar duda ante un evento presente posible y a menudo va acompañado del subjuntivo. Son ejemplos de uso:
    • Opinaría si me dieras más información.
    • ¿Me harías un favor?
    • El niño jugaría pero no tiene juguetes.
    • No sé si podríamos escalar hasta la cima.
    • Ustedes deberían resolver sus problemas.
    • Tus amigos vendrían si no estuviera lloviendo.

Tiempos del pasado:

  • Pretérito o pretérito indefinido (hablé, comí, viví). Es un tiempo simple que indica una acción verbal ya culminada, previa al momento en que se habla. Su proximidad o lejanía respecto del instante en que se habla puede ser muy diverso, ya que se trata de un pasado indefinido en el tiempo. Son ejemplos de su uso:
    • Ayer tomé un vaso de agua.
    • Llegaste tarde a todas las clases.
    • María logró todo lo que se propuso.
    • Recién nos mudamos a una casa nueva.
    • ¿Ustedes ganaron la lotería?
    • Mis hermanos fueron al odontólogo.
  • Copretérito o pretérito imperfecto (hablaba, comía, vivía). Es un tiempo simple que expresa una acción verbal pasada, pero sin límites precisos de cuándo. Puede expresar que la acción pasada era habitual, acostumbrada, o que la acción todavía no se ha terminado, o ya no podrá terminarse o ya no tiene pertinencia.
    • De joven yo jugaba mucho con mis hermanos.
    • ¿Querías decirme algo?
    • Tristán amaba profundamente a Isolda.
    • Antes nos veíamos más a menudo.
    • ¿Ustedes no vivían a la vuelta de la esquina?
    • Los jefes nos pedían un informe tras otro.
  • Antepresente o pretérito perfecto (he hablado, he comido, he vivido). Tiempo compuesto que expresa una acción pasada que se continúa hasta el presente. Sin embargo, en algunas regiones hispanas se emplea con el sentido de una acción muy remota en el tiempo, acontecida alguna vez en la historia.
    • Ya he visitado a todos mis familiares cercanos.
    • ¿Has agotado todas las opciones posibles?
    • El presidente ha dicho muchas veces que la economía está creciendo.
    • Hemos llegado a la conclusión de prescindir de tus servicios.
    • Han dormido en la mejor cama de la casa.
    • Las negociaciones han llegado a su término.
  • Antepretérito o pretérito anterior (hube hablado, hube comido, hube vivido). Un tiempo compuesto de uso muy raro en la lengua hablada, más común en la escritura literaria y ciertos discursos formales. Expresa una acción pasada, inmediatamente anterior a otra también ya acontecida. Se utiliza de la siguiente manera:
    • Tan pronto lo hube comprado, me arrepentí.
    • Después de que hubiste tocado el botón, la máquina se apagó.
    • Apenas lo hubo dicho, le cayeron encima.
    • En cuanto hubimos terminado el edificio, comenzaron a demolerlo.
    • Tan pronto se hubieron descuidado, los estaban robando.
    • Apenas hubieron acabado de comer, les pidieron la mesa.
  • Antecopretérito o pretérito pluscuamperfecto (había hablado, había comido, había vivido). Un tiempo compuesto que expresa una idea “más que perfecta”, pues expresa una acción pasada y verificada, pero anterior a otra también pretérita (generalmente pretérito imperfecto). Se utiliza de la siguiente forma:
    • Yo ya había encendido el horno, pero se fue la luz.
    • ¿Por qué aún no te habías decidido a venir?
    • Milagros no se había divorciado todavía, pero ya estaba saliendo con otro.
    • Habíamos acordado algo distinto a lo que terminamos haciendo.
    • Ustedes me habían prometido
    • Los castores ya se habían reproducido cuando las lluvias llegaron.
  • Antepospretérito o pasado condicional (habría hablado, habría comido, habría vivido). Tiempo verbal compuesto que expresa una acción pasada, posterior a otra también pasada pero condicionada al cumplimiento de la primera. Es decir, se trata del pasado del condicional y por ende suele ir acompañado del subjuntivo. Se utiliza de la siguiente forma:
    • Yo habría llegado a tiempo si las condiciones climáticas fueran distintas.
    • Si hubieses estudiado, habrías sido un estupendo profesional.
    • Jorge habría cantado en la fiesta, si en algún momento lo hubieras dejado.
    • Habríamos podido ganarles, si no nos hubieran sacado tanta ventaja al principio.
    • ¿Ustedes habrían comprado el producto, de tener el dinero?
    • Ellas habrían sido más amables, si ellos tan sólo hubiesen puesto de su parte.

Tiempos del futuro:

  • Futuro simple o futuro imperfecto (hablaré, comeré, viviré). Tiempo simple que expresa una acción a realizarse en el futuro absoluto, es decir, en un instante posterior e indeterminado respecto del momento en que se habla. Son ejemplos de su uso:
    • Comeré mejillones cuando por fin visite el Caribe.
    • ¿Vendrás con tu hermana a la fiesta?
    • Marcos será un padre estupendo.
    • Nosotros defenderemos la democracia a toda costa.
    • Germán y tú sabrán llegar a algún tipo de acuerdo.
    • Otros policías perseguirán a los ladrones por el bulevar.
  • Antefuturo o futuro perfecto (habré hablado, habré comido, habré vivido). Tiempo verbal compuesto que expresa una acción que está por suceder, futura respecto al momento en que se habla, pero a la vez pasada respecto de otra idea más adelante en el futuro. Se utiliza de la siguiente manera:
    • Algún día moriré, pero habré vivido según mis reglas.
    • ¿Habrás terminado la tarea cuando yo vuelva?
    • Incluso si la despiden, Amalia habrá defendido lo que pensaba.
    • Habremos descifrado el código cuando caiga la noche.
    • Cuando llegue la policía, ustedes ya se habrán escapado.
    • Los rosales habrán florecido cuando regreses de tu viaje.

 Más en: Modo indicativo

Tiempos verbales del modo subjuntivo

A diferencia del modo indicativo, el subjuntivo se emplea para expresar realidades subjetivas, como opiniones, deseos, dudas o incertezas, y se trata de un modo verbal difícil, típico de la lengua española. Los tiempos verbales de este modo a menudo expresan simultaneidad o condicionalidad respecto de otras acciones pasadas o presentes, o posibles en un futuro imaginario.

Tiempos del presente:

  • Presente (hable, coma, viva). Tiempo verbal simple que expresa una acción probable o próxima en el tiempo, pero que sucede a la par de otra. También sirve para expresar mandato o negación del imperativo (“¡no me dejes solo!”). Son ejemplos de su uso:
    • Siempre me levantaré cuando me caiga.
    • Cierra la puerta cuando
    • Martha nos lo explicará cuando venga.
    • Ya te contaremos cómo nos vaya.
    • Espero que ustedes estén siempre
    • Haz que tus compañeros sepan todo lo necesario.

Tiempos del pasado:

  • Pretérito simple o pretérito imperfecto (hablara/hablase, comiera/comiese, viviera/viviese). Tiempo compuesto con dos terminaciones posibles (-ra/-se) y equivalentes, empleado sobre todo en construcciones condicionales, dado que expresa una acción pasada pero complementaria de otra también acontecida. Se utiliza de la siguiente manera:
    • ¿Me ayudarías si yo te diera la oportunidad?
    • Lo habrías hecho mejor si tuvieras más paciencia.
    • A Pedro le quedaría mejor el traje si fuera tan sólo un poco más alto.
    • No nos habríamos mudado a esta casa si no tuviésemos el dinero para ello.
    • Si llegaran a tiempo, no se perderían de nada.
    • Mis padres estarían felices si les presentara a mi novia.
  • Antepresente o pretérito perfecto (haya hablado, haya comido, haya vivido). Tiempo compuesto que expresa una acción pasada y terminada, pero que introduce una duda, posibilidad o subjetividad en lo ocurrido. También permite hablar de acciones futuras y posibles, pero desde un punto de vista en el que ya habrán pasado. Se emplea de la siguiente manera:
    • Cuando lo haya terminado, te lo diré.
    • Te pararás de la mesa cuando te hayas acabado la comida.
    • La policía intervendrá una vez que el ministro lo haya ordenado.
    • Cuando la hayamos conquistado, la cima no lucirá tan lejana.
    • Una vez que se hayan casado, podrán tramitar este documento.
    • Que lo hayan dicho no significa que lo hicieran.
  • Antepretérito o pretérito pluscuamperfecto (hubiera/hubiese hablado, hubiera/hubiese comido, hubiera/hubiese vivido). Tiempo compuesto que expresa una acción pasada en el tiempo, anterior a otra más cercana, y con la que presenta alguna relación de condicionalidad, simultaneidad o posibilidad. Al igual que en el caso del pretérito simple, admite dos formas equivalentes. Son ejemplos de este tiempo las frases:
    • De haberlo sabido, te lo hubiese comunicado.
    • Si me hubieses ayudado, el trabajo estaría hecho ya.
    • Karina no se habría divorciado, si su esposo no hubiese tenido una aventura.
    • Si nos hubiéramos graduado, ganaríamos hoy en doble.
    • ¡Si hubieran visto esos paisajes, no lo podrían creer!
    • Tus primos estarían mejor, si se hubieran esforzado un poco más.
  • Tiempos del futuro:
    • Futuro simple o futuro imperfecto (hablare, comiere, viviere). Tiempo simple que expresa una acción posible y venidera. Es muy poco usado en la lengua hablada y sobrevive en el registro culto, como en la lengua litúrgica, literaria u oficial, o en frases hechas como “sea lo que fuere”. Son ejemplos de su uso:
      • Si hablare, majestad, no me lo perdonaría.
      • Si así lo hicieres, que la patria os lo demande.
      • Se acusará a quien lo hiciere.
      • Haremos lo acordado venga quien viniere.
  • Antefuturo o futuro perfecto (hubiere hablado, hubiere comido, hubiere vivido). Tiempo compuesto que expresa la posibilidad de que una acción se verifique en un futuro no muy cercano, y al igual que el caso anterior, su utilización se restringe a documentos legales y fórmulas antiguas o tradicionales en la lengua culta. Son algunos ejemplos de su uso:
    • Quien no hubiere cumplido su promesa, merecería castigo.
    • Se reservará el premio para quien hubiere alcanzado la meta al término del tiempo establecido.

Más en: Modo subjuntivo

Tiempos verbales del modo imperativo

El modo imperativo es el que menos tiempos verbales admite, dado que se trata de un uso muy restringido de la lengua, útil para dar instrucciones u órdenes. Por ende, le corresponde únicamente el tiempo presente, desprovisto de la primera persona del singular (dado que no podemos darnos órdenes a nosotros mismos).

El único tiempo verbal del imperativo se conjuga así:

  terminación -ar terminación -er terminación -ir
2da persona singular Habla Come Vive
3era persona singular Hable Coma Viva
1era persona plural Hablemos Comamos Vivamos
2da persona plural Hablen Coman Vivan
3era persona plural Hablen Coman Vivan

Por ejemplo: “Habla ahora o calla para siempre” o “Sentémonos allí”.

Más en: Modo imperativo

Referencias

¿Cómo citar?

"Tiempos verbales". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/tiempos-verbales/. Última edición: 26 de agosto de 2021. Consultado: 16 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 26 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)