Texto lírico

Te explicamos qué es un texto lírico, sus características y los subgéneros que existen. Además, los elementos que los constituyen y ejemplos.

La lírica es el nombre que tradicionalmente ha recibido la poesía.

¿Qué es un texto lírico?

Un texto lírico o texto poético es todo aquel que pertenece al género literario de la poesía, también conocido como género lírico. Dicho de otro modo, un texto lírico es un poema, esto es, una descripción subjetiva de algún lugar, persona o vivencia, o incluso de algún estado anímico experimentado por el poeta. 

La lírica o poesía es uno de los géneros literarios más remotos que existen, cuyos orígenes se remontan a la Antigua Grecia. En ese entonces, este tipo de composiciones literarias eran cantadas, acompañadas por un instrumento de cuerdas conocido como lira, razón por la cual se las bautizó como líricas

Desde entonces, la poesía ha constituido uno de los géneros literarios más cultivados en todos los idiomas y tradiciones. Se trata de una forma literaria extraordinariamente libre y se distingue de otros géneros como la narrativa o la dramaturgia en que no propone necesariamente una historia en sus obras ni aparecen personajes, acciones y narrador, sino un yo lírico que expresa su sentir. En ese sentido, los poemas son piezas literarias similares al canto y la recitación.

Ver también: Literatura

Características del texto lírico

El término lírico proviene de los antiguos cantos que se acompañaban con la lira.

Los textos líricos pueden ser diversos, dado que se trata de un género literario muy libre, cuyas obras pueden ser enormemente distintas entre sí, en especial si se consideran textos de épocas y tradiciones diferentes. Entre las características esenciales del género lírico, sin embargo, se puede identificar las siguientes:

  • Expresa una realidad subjetiva, es decir, sus obras abordan las impresiones, experiencias, sentimientos, vivencias o imaginaciones del autor, a través de símbolos y evocaciones.
  • Utiliza un lenguaje rico en figuras literarias, tales como la metáfora y el símil, la metonimia, la sinécdoque, la hipérbole, la prosopopeya, entre otras. A través de ellas, crea un lenguaje singular y original.
  • Se escribe principalmente en verso, aunque no necesariamente rimado. Antiguamente, las formas de la poesía eran convencionales y obedecían a una métrica más o menos fija en cuanto al número de sílabas y los métodos de rima. La poesía contemporánea, en cambio, privilegia el verso libre, sin rimar, así como la prosa poética.
  • Su expresión habitual es el poema, un texto de extensión variable (puede tener desde unas pocas líneas hasta varias páginas) compuesto normalmente de varias estrofas de múltiples versos cada una.
  • Persigue un ritmo interior, que depende del lenguaje y de la composición que proponga el poeta.

Elementos de un texto lírico

Los textos líricos pueden presentar una forma muy variada, ya que su apariencia, su ritmo e incluso su disposición en la página dependen enteramente de las decisiones del poeta. Aun así, es posible identificar ciertos elementos que contienen la gran mayoría de los poemas: la estrofa, el verso y la rima.

La estrofa

Una estrofa en el texto lírico es el equivalente a un párrafo en el texto narrativo. Se trata de una agrupación de varios versos que comparten un sentido y, por lo tanto, deben leerse juntos. Un poema puede constar de varias estrofas o de una sola, y sus estrofas pueden ser extensas y abarcar muchos versos o ser tan breves como se desee.

El verso

Un verso es una línea de un poema, o sea, un conjunto de palabras organizadas de acuerdo a un ritmo y un sentido específicos. A diferencia de las líneas de la prosa, los versos se interrumpen en un momento determinado de la estrofa, por lo que pueden ser tan largos o tan breves como el poeta lo desee. Así, puede haber versos largos, de muchas palabras, y otros muy breves, incluso de una sola palabra.

Tradicionalmente, los versos se clasifican de acuerdo con su métrica, es decir, la cantidad de sílabas que contienen. Por ejemplo, existen versos endecasílabos (de once sílabas) o heptasílabos (de siete sílabas), entre muchos otros. Sin embargo, en la poesía contemporánea estas prácticas se han flexibilizado.

La rima

Una rima es la semejanza que se da entre los últimos sonidos de dos o más versos a partir de la última vocal acentuada, de modo tal que resulten fonéticamente similares. En los orígenes de la poesía, la rima era importante porque el sonido final de cada verso evocaba el verso siguiente, lo cual permitía la fácil memorización del texto en épocas previas a la escritura.

Hay dos tipos de rima: la consonante y la asonante.

  • Rima consonante. Consiste en la repetición de todos los sonidos desde la última vocal acentuada en dos o más versos. Por ejemplo: camino – destino.
  • Rima asonante. Consiste en la repetición únicamente de las vocales a partir de la última vocal acentuada en dos o más versos. Por ejemplo: espanta – demanda.

La rima es poco frecuente en la poesía contemporánea, pues actualmente se prefiere el uso del verso libre, esto es, de versos cuya culminación no rima en absoluto, sino que buscan un ritmo interno y singular propuesto por el poeta.

Ver también: Estructura de un poema

Tipos de textos líricos

Tradicionalmente, la poesía se clasifica de acuerdo con su extensión y complejidad en dos conjuntos: el género lírico mayor y el género lírico menor, cada uno de los cuales comprende diferentes tipos de poemas.

El género lírico mayor

Dentro del género lírico mayor, se agrupan las formas poéticas más extensas y complejas. Son, además, los subgéneros más utilizados a lo largo de la historia. Algunos ejemplos son:

  • La oda, un poema solemne, de corte reflexivo y meditativo, en el que se rinde homenaje a una idea, una persona o un evento, entre otros.
  • El himno, un poema exaltado, de largo aliento, que celebra o canta las bondades y grandezas de un héroe, de la patria o de un dios.
  • La canción, un poema usualmente admirativo, en el que se abordan temas como la naturaleza, las estaciones, el amor, entre otros, y se los detalla o explica de manera poética.
  • La elegía, un poema adolorido, sufrido, que lamenta sucesos desgraciados, como la pérdida de algún ser amado o la derrota en algún proyecto.
  • La sátira, un poema agudo, mordaz y burlesco, que hace mofa de algún tema solemne.
  • La epístola, un poema en forma de carta, es decir, dirigido a un referente real o imaginario.
  • La égloga, un poema de corte teatral, típico de la poesía pastoril, en el que se aborda el tema del amor.
  • El soneto, un poema compuesto por catorce versos endecasílabos clásicos, organizados en cuatro estrofas: dos de cuatro versos y dos de tres, con rimas variables.

El género lírico menor

Dentro del género lírico menor, se agrupan numerosos subgéneros de extensión más breve y de menor importancia histórica. Algunos ejemplos son:

  • El madrigal, un poema de tipo amoroso compuesto por quince versos heptasílabos y endecasílabos distribuidos libremente.
  • La letrilla, un poema de tipo irónico o burlesco, de versos cortos, caracterizado por un pequeño estribillo recurrente.
  • El epigrama, un poema brevísimo, similar al aforismo, que expresa en un único verso o un par de versos un contenido reflexivo, ingenioso o satírico.
  • La redondilla, un poema típico castellano compuesto por cuatro versos octosílabos que riman de manera consonante.
  • El romance, un poema narrativo de gran variedad temática, típico de la tradición oral hispanoamericana, conformado por cuatro versos octosílabos de rima asonante.

Ver también: Tipos de poemas

Ejemplos de textos líricos

Algunos ejemplos de textos líricos breves son los siguientes:

  • Poema “Amo, amas”, del poeta nicaragüense Rubén Darío (1867-1916):

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo;
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida
nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,
amar la inmensidad que es de amor encendida
¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

  • Poema “A una francesa”, del poeta mexicano Amado Nervo (1870-1919):

El mal, que en sus recursos es proficuo,
jamás en vil parodia tuvo empachos:
Mefistófeles es un cristo oblicuo
que lleva retorcidos los mostachos.

Y tú, que eres unciosa como un ruego
y sin mácula y simple como un nardo,
tienes trágica crin dorada a fuego
y amarillas pupilas de leopardo.

  • Poema ““Flor”, del poeta español Federico García Lorca (1898-1936):

El magnífico sauce
de la lluvia, caía.

¡Oh la luna redonda
sobre las ramas blancas!

  • Poema “Pastoral de Chile”, poema VI, del poeta chileno Raúl Zurita (1950):

Chile está lejano y es mentira
no es cierto que alguna vez nos hayamos prometido
son espejismos los campos
y solo cenizas quedan de los sitios públicos
Pero aunque casi todo es mentir
sé que algún día Chile entero
se levantará solo para verte
y aunque nada exista, mis ojos te verán.

Sigue con:

Referencias

  • Calvo, M. (1997). El texto lírico. Taller de Lengua y Literatura I. Ediciones de la Torre.
  • Díaz Arenas, A. (1992). Introducción al análisis del texto lírico. Taipei.
  • Basave Fernández del Valle, A. (2002). ¿Qué es la poesía? Introducción filosófica a la poética. Fondo de Cultura Económica.
  • Nemerov, H. (2024). Poetry. Encyclopaedia Britannica. https://www.britannica.com/

¿Cómo citar?

"Texto lírico". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/texto-lirico/. Última edición: 8 de mayo de 2024. Consultado: 24 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 8 mayo, 2024
Revisado por Gilberto Farías
Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)