Amor

Te explicamos qué es el amor, qué tipos existen y cómo se lo simboliza. Además, por qué se celebra el día del amor el 14 de febrero.

amor
El amor puede dirigirse tanto a una pareja como a los familiares o las mascotas.

¿Qué es el amor?

El amor es un sentimiento de afecto, inclinación o intensa atracción que una persona experimenta por otra, por un ser querido o por ciertos lugares significativos.

Dicha atracción puede manifestarse de maneras muy diferentes: como atracción romántica y erótica, como afecto filial o familiar, o simplemente asiduidad y evocación cariñosa. Así, sentimos amor por nuestros padres, pero también por nuestra pareja, por nuestras mascotas o por una ciudad, y cada uno de estos amores es diferente del otro.

Desde el comienzo de la civilización, el amor ha sido uno de los grandes temas sobre el que se ha escrito y pensado. El amor se encuentra en los relatos mitológicos de la Antigüedad entre las fuerzas primigenias del universo, a menudo como el factor determinante para la creación: un dios se enamora de otro y a partir de su amor crean todo lo que existe.

Pero en esos mismos relatos puede hallarse el amor representado como una fuerza destructiva, que empuja hacia los celos, hacia la ira y hacia la destrucción. Así ocurre, por ejemplo, en la mitología griega con el rapto de Helena de Troya, ya que su marido celoso inicia una guerra de diez años para tratar de recuperarla.

En tiempos modernos, en cambio, numerosos científicos han estudiado los cambios bioquímicos que el sentimiento amoroso induce en el cerebro humano, y han podido identificar la región del cerebro que responde al intenso sentimiento de alegría que da la unión con el objeto amado. Aun así, no se tienen muchas certezas científicas respecto a la naturaleza del amor.

El término “amor” puede utilizarse para dar nombre a cosas muy distintas. Tanto es así, que no siempre sabemos distinguirlo de otros sentimientos.

Puede servirte: Enamoramiento

Amor como valor

En general, el amor ocupa un lugar positivo en nuestra manera de entender las relaciones y entendernos a nosotros mismos. De hecho, lo asociamos con expresiones de cariño, ternura y compasión, con el gesto de dar atención e incluso realizar sacrificios. Eso es, por ejemplo, lo que simboliza el regalo que las parejas se dan cuando celebran su aniversario o lo que queremos decir cuando le pedimos a alguien que haga algo “con amor”.

El amor le confiere valor al objeto amado, es decir, hace de él algo muy importante, algo vital. De allí que el amor sea algo que todo individuo desea tener, pues amar y ser amados son valores centrales en prácticamente todas las culturas.

Por su parte, en las principales religiones monoteístas, el amor del ser humano debe ser en primer lugar para Dios. Por ejemplo, el cristianismo católico entiende el pecado como las acciones o pensamientos que ofenden a Dios, o sea, que mancillan el amor que le debemos profesar, pues conforme al pensamiento religioso, nada hay más importante en el mundo que Dios.

Tipos de amor

El amor se manifiesta de formas muy diferentes. Por ejemplo:

  • El amor propio. Llamado, en el lenguaje psicológico, autoestima, el amor propio se debe entender como una sana valoración que cada quien hace de sí mismo. Dicho de otro modo, es el amor que nos debemos a nosotros mismos, ya sea de un modo narcisista o no. Una persona sin amor propio se resta valía a sí misma y no sabe reconocer la importancia que tiene en el devenir de su propia vida, mientras que una persona con exceso de amor propio será una persona arrogante, vanidosa u orgullosa.
  • El amor filial o familiar. Se trata del tipo de amor que experimentan aquellos unidos por lazos de sangre, es decir, el amor de los padres por sus hijos y de estos por sus padres, el amor entre parientes cercanos o incluso entre personas que no comparten lazos consanguíneos, pero que se han criado juntas y se sienten parte de una misma familia. En general, se traduce en un sentimiento protector, de gratitud o de pertenencia a un origen común.
  • El amor fraterno. Su nombre proviene del latín frater, “hermano”, y por ende es un amor que se asemeja al compañerismo y la amistad, en la medida en que está desprovisto de aspiraciones eróticas y románticas. El amor fraterno es el amor de hermanos, o sea, el amor que une a los amigos y que los empuja al respeto mutuo, a emprender proyectos conjuntos y a la lealtad.
  • El amor romántico. Se trata del amor que sienten las personas por sus parejas, o por aquellos que podrían serlo. En general es un amor apasionado, que anhela la compañía y la lealtad, pero también la intimidad erótica y sexual. Este tipo de amor recibe su nombre debido a su reinvención más reciente, ocurrida en el siglo XVIII con los artistas y pensadores del Romanticismo. Sin embargo, ha existido desde siempre, aunque no expresado de la misma manera.
  • El amor platónico. Hoy en día se entiende el amor platónico como un amor desprovisto de cuerpo y de realidad, un amor idealizado que a menudo no puede consumarse. Se trata de una reinterpretación de las ideas sobre el amor que el filósofo griego Platón (del s. IV a. C.) expresó en su famoso El banquete, y que originalmente consistía en un amor a las ideas, a la verdad, a la belleza misma.

Símbolos del amor

El amor ha sido motivo de representación desde tiempos antiguos y se le han asignado numerosos símbolos, deidades y sentidos imaginarios. En la cultura de Occidente, una parte importante de ellos proviene del imaginario grecorromano y de la religión cristiana, por ejemplo:

  • Cupido. Una imagen típica asociada al amor es la del niño alado que sujeta un arco y flecha, conocido también como angelote, amorcillo o erote. Es una herencia de la mitología griega, ya que es una de las representaciones romanas de Eros, dios del amor, responsable del “flechazo” del enamoramiento. Sin embargo, su aspecto aniñado surgió durante el Renacimiento, a través de la fusión del dios Eros y de los querubines cristianos, y se conoce como putti.
  • El corazón. El dibujo del corazón es quizá el símbolo más universal del amor en la actualidad, aunque se trate de una herencia del cristianismo. Su origen data del Sagrado Corazón de Jesús, que según la Iglesia Católica se le apareció entre sueños a Santa Margarita María Alacoque en el siglo XVII, envuelto en una corona de espinas. Sin embargo, la idea de que el corazón (el órgano humano) sea el asiento de las emociones y las pasiones es muy anterior: puede hallarse ya en textos griegos y romanos de la Antigüedad.
  • Las rosas. El típico obsequio de día de los enamorados, la flor y en especial la rosa roja, es un símbolo del amor que muchos interpretan de un modo distinto dependiendo del color de los pétalos: una rosa roja denota un amor apasionado, mientras que una rosa blanca alude a un amor puro e inocente, y una rosa color rosado se refiere a un amor fraterno, de amistad.
  • El anillo. Más referidos al matrimonio que al amor en sí mismo, los anillos son símbolos de compromiso, que actúan como un emblema de la relación. Hoy en día son un símbolo menos relevante a la hora de expresar amor, pero siguen siendo empleados como promesa de un futuro matrimonio (el anillo de compromiso).

Día del amor y la amistad

El 14 de febrero de cada año se celebra el día del amor y la amistad, que coincide en el calendario católico con el día de San Valentín. Originalmente esta efeméride cristiana rendía homenaje a las buenas acciones y la prédica amorosa de San Valentín de Roma, aunque por ese nombre se conocen tres mártires católicos de épocas distintas.

Otra explicación de su origen es que fue la celebración inventada por la Iglesia católica en épocas romanas para intentar sustituir las tradicionales fiestas lupercales, un rito romano celebrado cada 15 de febrero para pedir fecundidad a las mujeres.

En la actualidad, el Día de San Valentín está consagrado al amor y la amistad, y se celebra mediante el intercambio de obsequios, tarjetas, rosas u otros símbolos de amor y de cariño. Esta celebración tiene un importante impacto comercial en la mayoría de los países de Occidente.

Frases sobre el amor

A continuación, se compilan algunas frases y citas célebres sobre el amor:

  • “Cierto es que en el mundo de los hombres nada hay necesario, solo el amor.” J. W. Goethe, escritor alemán.
  • “Amar no es mirarse el uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección.” Antoine de Saint-Exupéry, aviador francés.
  • “Amarse a uno mismo es el comienzo de una aventura que dura la vida entera.” Oscar Wilde, dramaturgo irlandés.
  • “Todo lo que sabemos del amor es que el amor es todo lo que hay.” Emily Dickinson, poeta estadounidense.
  • “No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar.” Albert Camus, escritor francés.
  • “El amor sin admiración es simplemente amistad.” George Sand, escritora francesa.
  • “Cuando el poder del amor supere al amor al poder, el mundo conocerá la paz.” Jimi Hendrix, músico estadounidense.
  • “Es mejor haber amado y perdido que jamás haber amado.” Alfred Tennyson, poeta inglés.

Sigue con: Relaciones interpersonales

Referencias

¿Cómo citar?

"Amor". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/amor/. Última edición: 13 de julio de 2022. Consultado: 11 de agosto de 2022

Sobre el autor

Última edición: 13 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)