Amor platónico

Te explicamos qué es el amor platónico, sus características y cómo lo entiende la psicología. Además, qué pensaba Platón sobre el amor.

amor platonico
El amor platónico tiene una carga importante de ingenuidad, inocencia y admiración.

¿Qué es el amor platónico?

En la actualidad, cuando hablamos de amor platónico nos referimos en general a un sentimiento de atracción idealizado, desprovisto de tintes sexuales y eróticos, a menudo irrealizable o difícil de materializar, incluso a veces no correspondido. Su nombre se debe a que se trata de una errónea pero popular interpretación de las teorías filosóficas de Platón respecto al amor, las cuales proponían un amor basado en la virtud y no en las atracciones físicas.

Los amores platónicos son, según se los entiende hoy en día, propios de la infancia y la adolescencia, sobre todo antes del despertar de la sexualidad. Son enamoramientos provistos de una carga importante de ingenuidad, inocencia y admiración, que se suelen sentir por figuras idealizadas como estrellas de la farándula, artistas populares o figuras de autoridad, o bien por individuos con los que rara vez se tiene intimidad.

La expresión “amor platónico” fue acuñada por el poeta y dramaturgo inglés William Davenant (1606-1668), autor de la pieza “The Platonick Lovers” (1636), en donde hace referencia al famoso banquete de Platón, un escrito antiguo que plantea el amor como el nacimiento de la verdad y las virtudes. El término, sin embargo, se utilizó posteriormente como sinónimo del amor cortés o el amor idealizado, cuya consumación sexual es eternamente pospuesta, e incluso a lo largo del siglo XIX como eufemismo del amor homosexual.

Ver además: Amar

Características del amor platónico

En general, el amor platónico se caracteriza por lo siguiente:

  • Nace de sentimientos de admiración franca, desprovistos de malicia, egoísmo y deseo sexual. Es decir, no se trata de un amor apasionado y libidinal, sino de una forma idealizada de atracción romántica.
  • Se lo asocia con la infancia tardía y la primera adolescencia, y puede o no ser correspondido. Lo más común, sin embargo, es que se trate de idealizaciones que no buscan verdaderamente convertirse en realidad.
  • A menudo es sinónimo del amor cortés o amor galante, en el que la pureza de los sentimientos se preserva postergando indefinidamente la consumación erótica o sexual. Es decir, un amor elevado, sin cuerpo.
  • Sus límites con la amistad son difusos y puede en muchos casos ser un tipo de relación amistosa que impide la aparición del erotismo (sobre todo en el ámbito heterosexual).
  • No es una comprensión fiel de lo expresado por Platón (c. 427-347 a. C.) respecto al amor.

El amor para Platón

conocimiento filosofico platon
Para Platón, el amor ideal busca la belleza, la verdad y la virtud.

De acuerdo a lo que Platón, filósofo griego de la Antigüedad, dejó escrito en su obra El banquete, se debe distinguir entre el amor erótico y sexual y el amor ideal (o sea, el platónico). Este último constituye un tipo enteramente distinto de atracción, basado en la persecución de la belleza, la verdad y la virtud, o sea, del conocimiento.

Para esto, el amor debe superar la mera observación de la belleza física, para trascender hacia la belleza espiritual y finalmente hacia la belleza “pura”, es decir, el conocimiento mismo, la belleza de las artes y las ciencias. De allí que se llame “amor ideal”, ya que se trata de un amor que ocurre en el plano de la mente y de las ideas, y no meramente en el del cuerpo. El amor platónico es el amor por la belleza y perfección de las ideas, los conceptos y las formas.

Platón pone en boca de Sócrates la distinción entre el amor carnal, que hermana al ser humano y a los animales, y el amor del alma, propio de los seres humanos y de la virtud. Para ello, habla de dos tipos de “embarazo” fruto del amor: el embarazo del cuerpo, que trae al mundo niños humanos, es fruto del amor del cuerpo; mientras que el embarazo del alma, que trae al mundo virtud y belleza, es propio del amor ideal, esto es, del que más adelante será llamado “amor platónico”.

El amor platónico en la psicología

En la psicología, el amor platónico es entendido como un tipo de relaciones propio de las etapas infantiles y adolescentes del ser humano, ya que en ellas típicamente se manifiestan la timidez, la introversión y la inhibición emocional. Por otro lado, su aparición en contextos adultos puede más bien constituir un mecanismo de dispersión de la tensión sexual entre dos individuos, es decir, se construyen relaciones de amor platónico para impedir la eventual consumación de una atracción sexual subyacente.

Frases de Platón sobre el amor

Algunas frases sobre el amor que se le atribuyen a este antiguo filósofo griego son:

  • “El amor consiste en sentir que el ser sagrado late dentro del ser querido”.
  • “El amor es la alegría del bien, la maravilla de los sabios, el asombro de los dioses”.
  • “…El camino recto del amor, ya se guíe por sí mismo, ya sea guiado por otro, es comenzar por las bellezas inferiores y elevarse hasta la belleza suprema”.
  • “No existe hombre tan cobarde que el amor no pueda hacerlo valiente y convertirlo en héroe”.
  • “Donde reina el amor, sobran las leyes”.
  • “Los dioses nos han dado dos alas para volar hasta ellos: el amor y la razón”.

Sigue con: Relaciones interpersonales

Referencias

¿Cómo citar?

"Amor platónico". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/amor-platonico/. Última edición: 11 de junio de 2022. Consultado: 30 de junio de 2022

Sobre el autor

Última edición: 11 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)