Inicio >Salud> Qué es metabolismo

Qué es metabolismo


Definición de metabolismo

La palabra metabolismo proviene del griego Metabolé. Es un proceso bioquímico por el cual se regulan las funciones del organismo.

Es un proceso físico químico muy complejo, pero fascinante, mediante éste las células del organismo obtienen la energía necesaria para funcionar normalmente. Esto requiere de un ingrediente básico y eso es el alimento o más específicamente, las calorías de éste.

Objetivos del metabolismo

Hay dos aspectos que se busca cumplir durante el metabolismo, es decir, éste trabaja por una parte, para regenerar tejido -lo cual es esencial para reparar los músculos que se desgastan a través del ejercicio o de actividades físicas cotidianas, reparar heridas, hacer crecer pelo, uñas, etc. En general, renovar el cuerpo- y por otra parte, para procesar la energía necesaria para que el cuerpo rinda durante los días.

Cuando se consumen calorías, por naturaleza, hay membranas y tejidos que se dañan o descomponen, esto ocurre en lo que se denomina catabolismo. Por el contrario, cuando comienza la reparación y el almacenamiento de energía, se llama anabolismo. Ambos dependen el uno del otro.

Las hormonas aquí juegan un papel fundamental, ya que de alguna manera regulan los tiempos metabólicos. Específicamente dos, la que se fabrica en la tiroides llamada tiroxina y la que se produce en el páncreas, llamada insulina.

El sistema por el que se libera la energía en el catabolismo se denomina glucólisis (descomposición o degradación de la glucosa), aunque éste es sólo uno de ellos.

Cómo ocurre el proceso metabólico

Todo comienza con la ingestión de nutrientes. Las enzimas participantes se encargan de desfragmentar el alimento, extrayendo lo que necesita y desechando lo que no. Por ello, las proteínas las transforma en aminoácidos, los carbohidratos en azúcares simples, los ácidos grasos las extrae de las grasas y así.

Todo esto es lo que el cuerpo precisa y es rápidamente llevado al torrente sanguíneo, donde participarán otras enzimas, acelerando y regulando, por ejemplo, el reparto de energía en cada célula del organismo y la devolución de los desechos provenientes de la misma.

Cuando el metabolismo falla

Existen patologías asociadas que afectan directamente al metabolismo, por lo general se suele deber a desordenes hormonales producidos por las tiroides. Una sobreproducción o una deficiencia de las mismas puede hacer padecer a las personas problemas de salud que requieren de tratamiento.

Ejemplos de ello son:

Metabolismo

(Metabolismo.)

  • Hipotiroidismo: Se caracteriza por una deficiencia en la producción de tiroxina, por lo tanto, la falta de ésta o de la cantidad suficiente requerida, provoca que el metabolismo se realice de forma muy lenta. En lactantes puede generar problemas del desarrollo o cognitivos.
  • Hipertiroidismo: Por el contrario que el anterior, se produce demasiada hormona tiroxina, lo que causa pérdida de peso, aumento de la frecuencia cardíaca, ojos sobresalientes y una inflamación del cuello producto de la glándula toroide.
  • Diabetes: Existe la tipo 1 y 2, la primera es producción insuficiente de insulina, la segunda se debe a problemas para procesarla. Ambas requieren de tratamiento para evitar problemas severos a corto, mediano y largo plazo, como obesidad o pérdida de peso (según corresponda), ceguera, problemas a los nervios, trastornos en los riñones, entre otros.
  • Galactosemia: Es hereditario y es una deficiencia en la producción de galactosa, enzima que se requiere para obtener nutrientes de la leche (azúcar), por lo que los lactantes tienen problemas.
  • Fenilcetonuria: Problemas en la metabolización de fenilalanina, algo que repercute en el proceso de crecimiento.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.