Concepto de
Desarrollo

Te explicamos qué es el desarrollo, cuáles son los tipos de desarrollos que existen y algunas de sus características principales.

Desarrollo
El desarrollo es un concepto complejo que se define de acuerdo a criterios muy distintos.
  1. ¿Qué es el desarrollo?

El término desarrollo tiene diversas acepciones según las áreas del saber que nos interesen. Por ejemplo, en biología, se emplea para referirnos al proceso de crecimiento y maduración de un ser viviente, especialmente a la etapa que involucra la maduración sexual. En cambio, en las ciencias sociales, se habla de desarrollo para referirse al cambio en las condiciones productivas de una sociedad, que trae aparejado una mejoría en las condiciones de vida para los ciudadanos.

En este último caso, se trata de un concepto complejo, que se define y evalúa de acuerdo a criterios muy distintos, como pueden ser el acceso a la educación, la disminución de la criminalidad, el acceso a bienes y servicios, etc. En ese sentido, la finalidad de cualquier tipo de políticas de Estado, en principio, apuntan a alcanzar el mayor grado de desarrollo en las distintas áreas de la vida: lo económico, lo social, lo organizacional, etc.

En base a este criterio, además, se ha distinguido tradicionalmente entre el mundo desarrollado, conformado por los países del llamado Primer Mundo o países industrializados, y el llamado Tercer Mundo, conformado por los países en vías de desarrollo o subdesarrollados.

Ver además: Socialización.

  1. Desarrollo humano

Desarrollo
El desarrollo humano es un indicador de la calidad de vida que poseen los ciudadanos.

Se entiende por desarrollo humano al grado de satisfacción de las necesidades humanas básicas y de respeto a los derechos humanos fundamentales, que una sociedad determinada haya alcanzado. Es decir, se trata de un indicador de la calidad de vida que poseen los ciudadanos de un país o una región determinada, en base a su capacidad de participar activa y efectivamente en la construcción de una sociedad próspera en términos materiales y espirituales.

La más importante de las organizaciones encargadas en el mundo de medir y estudiar el desarrollo humano es el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el cual lo define como “el proceso de expansión de las capacidades de las personas que amplían sus opciones y oportunidades”, lo cual toma en consideración variantes más simples como el desarrollo económico, el desarrollo social y el desarrollo sostenible. Esta organización, adscrita a la ONU, se encarga de elaborar el Índice de Desarrollo Humano (IDH) con el que se miden y comparan las distintas calidades de vida entre los países del mundo.

Más en: Desarrollo humano.

  1. Desarrollo social

Cuando se habla de desarrollo social, se hace alusión al mejoramiento de las condiciones del capital humano y el capital social de una sociedad determinada, es decir, el aumento en su bienestar y en sus condiciones de producción y de vida. Una sociedad con mayor índice de desarrollo social contará con individuos de mayor potencialidad en asuntos laborales, con mayores capacidades de consumo de bienes y servicios, así como de satisfacción de sus necesidades puntuales, de modo que este concepto está vinculado también al desarrollo económico de dicha sociedad.

Sin embargo, lo que distingue al desarrollo social del meramente económico tiene que ver con los aspectos políticos, sociales y tecnológicos de una sociedad, los cuales suelen estar tan interrelacionados que resulta complejo estudiarlos por separado. Así, la inversión en la educación, en el acceso a las tecnologías y en la estabilidad política y el acceso a la participación y la organización social, son elementos fundamentales para garantizar a una población su desarrollo social.

  1. Desarrollo económico

Desarrollo económico
Los países económicamente desarrollados suelen tener balanzas comerciales favorables.

El desarrollo económico es, comparado con los ejemplos anteriores, más simple de definir. Se trata de la capacidad de un país de generar riqueza, para con ella mantener el bienestar social y humano de su población. Existen doctrinas dedicadas al estudio del desarrollo económico, conocidas como Economía del desarrollo, y que definen el crecimiento económico como el factor más importante para el desarrollo económico de cualquier sociedad. Este último se define, a su vez, como el aumento notable de los ingresos y por ende de la capacidad de consumo de los miembros de la sociedad.

Existen diversas maneras de alcanzar el desarrollo económico, generalmente vinculadas con el tipo de actividad económica mayoritaria en el país y el funcionamiento de su circuito financiero, es decir, de la producción y la inversión de las riquezas. Los países económicamente desarrollados suelen tener balanzas comerciales favorables (exportan más de lo que importan) y por ende son más independientes de las fluctuaciones del mercado, cuando no son quienes justamente lo regulan.

En cambio, los países económicamente subdesarrollados suelen depender mucho de la importación de bienes y servicios, poseen economías débiles e inestables, que fluctúan de acuerdo al mercado y que los ubican en una situación de subalternidad respecto al resto del mundo.

Sigue en: Desarrollo económico.

  1. Desarrollo sustentable

También llamado desarrollo sostenible o desarrollo perdurable, se trata de las formas de desarrollo socioeconómico alternativo, o sea, distinto del modelo tradicional, dado que contemplan las necesidades del medio ambiente y la responsabilidad de la especie respecto a las generaciones futuras.

Este concepto surgió a finales del siglo XX, cuando se hicieron muy evidentes las evidencias del deterioro medioambiental como consecuencia del surgimiento de la sociedad industrial y la explotación indiscriminada de los recursos naturales, tales como la pérdida de biodiversidad, el empobrecimiento de los suelos y el calentamiento global, entre otros.

Además, el desarrollo sustentable intenta defender valores sociales y espirituales humanos que se consideran clave, como la democracia, la paz, la igualdad y el respeto por los derechos humanos.

  1. Desarrollo organizacional

Desarrollo organizacional
El desarrollo organizacional permite tomar decisiones de cambio estratégico.

El desarrollo organizacional es un concepto que pertenece al campo de la administración. Se trata del estudio del funcionamiento, mejoramiento y efectividad de las relaciones humanas dentro de una organización determinada, dando énfasis al capital humano y la dinamización de los procesos desde la institucionalidad. Gracias a ello se puede determinar la calidad de vida laboral de quienes forman parte de la organización, se pueden tomar decisiones de cambio estratégico, y se puede evaluar el modelo organizacional de una empresa, institución o grupo humano.

Más en: Desarrollo organizacional.

Referencias:

Última edición: 12 de mayo de 2019. Cómo citar: "Desarrollo". Autor: María Estela Raffino. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/desarrollo-3/. Consultado: 21 de mayo de 2019.