Socialización

Te explicamos qué es la socialización y cuáles son sus agentes. Además, las etapas e importancia de este proceso.

Socialización
La socialización acompaña a una persona en todas las etapas de su desarrollo.

¿Qué es socialización?

La socialización o sociabilización es el proceso por el cual los individuos acogen, a partir de la relación con el resto de las personas, los elementos socioculturales del contexto en el que se desarrollan. Esto le permite al individuo internalizar las perspectivas, las pautas, las creencias y las normas y valores culturales que rigen en una determinada sociedad en un momento histórico en particular.

A través de la socialización, el individuo es influenciado por los agentes sociales, que son aquellas instituciones, grupos u organizaciones (como la escuela o la familia) en los que las personas interactúan. Es un proceso que acompaña a la persona en todas las etapas de su desarrollo, sin embargo, la socialización es fundamental en la infancia y la niñez, porque contribuye al desarrollo social, cognitivo y psíquico del niño.

La socialización permite al individuo conocer las formas sociales que se consideran “correctas” y que determinan la forma de comportarse ante los demás seres humanos. Así, la persona incorpora nociones, como la diferencia entre los comportamientos o valores aceptables en una sociedad (como la escucha, el respeto y la tolerancia) y los valores que son considerados inaceptables o negativos (como la envidia, la soberbia y la mentira).

Es importante aclarar que este proceso también puede darse durante ciertos cambios que puede atravesar una persona durante su vida social, por ejemplo, el cambio transcultural que significa viajar de un país a otro o mudarse a otro continente. Estos cambios implican en el individuo un proceso de resocialización, en el que intentará adoptar las normas o valores de la sociedad en la que busca insertarse.

Ver además: Conciencia social

Agentes de socialización

Socialización primaria
En la socialización primaria el niño aprende a relacionarse con su familia.

Los agentes de socialización o agentes socializadores son aquellos elementos que intervienen en el proceso de socialización de una persona. Estos agentes pueden ser individuos o instituciones (como la familia, la escuela, las organizaciones religiosas, los amigos o un club) con los que la persona se vincula y a través de los cuales desarrolla su actividad social. Los agentes de socialización tienen gran influencia en el individuo y en su comportamiento social, porque transmiten valores y creencias que moldean la personalidad.

Los principales agentes de socialización son:

  • Familia. Es el primer agente de socialización con el que se relaciona el ser humano. Es en este entorno que la persona absorbe valores, creencias y formas de vida que modelan su personalidad e influyen en sus opiniones, actitudes y comportamientos. Muchos de los vínculos familiares pueden mantenerse en el ser humano a lo largo de varias etapas de su vida.
  • Escuela. Es el agente de socialización con el que los individuos se relacionan a una edad muy temprana. En este contexto la persona comienza a relacionarse con sus pares y maestros, lo que implica conocer reglas, aceptar nuevas opiniones y normas de convivencia. Además, la escuela contribuye al desarrollo cognitivo del niño y estimula capacidades como el habla y la comunicación.
  • Amistad. Es el agente de socialización que puede darse a partir de la niñez o adolescencia y a través de varias etapas de desarrollo de la persona. Las amistades generan influencia en los individuos (que puede ser tanto negativa como positiva).
  • Medios de comunicación. Es el agente de socialización que incluye a las plataformas y medios que usan los individuos para relacionarse entre sí. La socialización a través de estos medios está en auge, y son uno de los principales canales que usan los adolescentes y jóvenes para vincularse, sobre todo, entre pares.
  • Asociaciones y organizaciones. Es el agente de socialización que incluye a las organizaciones y grupos que se forman en torno a una causa común, tal es el caso de organizaciones religiosas, clubes o grupos de autoayuda. En estos entornos se vinculan personas que comparten una idea, creencia u objetivo.
  • Grupos de pertenencia. Es el agente de socialización que incluye a aquellos grupos que los individuos forman de manera espontánea, por un interés común, como un equipo de fútbol, una banda de música, un coro o un taller de literatura.

Tipos de socialización

Existen dos tipos principales de socialización:

  • Socialización primaria. Es aquella que recibe el individuo durante los primeros años de vida, en su niñez e infancia, al relacionarse con su entorno más cercano que, en la mayoría de los casos, es la familia. El círculo familiar es fundamental en el infante tanto para su desarrollo cognitivo y psíquico, como para su desenvolvimiento social.
  • Socialización secundaria. Es aquella que se da luego de la adolescencia, cuando el individuo se inserta en nuevos contextos sociales, recibe estímulos y se relaciona con diversos agentes socializadores. Algunos agentes que participan en este tipo de socialización son los entornos laborales, las universidades y los clubes.

¿Qué es la socialización terciaria?

Socialización terciaria
La socialización terciaria se aplica a personas que incumplieron una norma o cometieron un delito.

Algunos autores llaman “socialización terciaria” al proceso de reintegración social que se aplica a una persona que tuvo conductas denominadas “peligrosas socialmente” o delictivas.

El objetivo de esta socialización es readaptar socialmente a aquel que ha transgredido la norma, y esto se logra con la intervención de profesionales que funcionan como agentes socializadores. Es común que esta socialización se desarrolle en instituciones determinadas, como pueden ser reformatorios o cárceles, y los especialistas que actúan como agentes socializadores son psiquiatras, educadores sociales, médicos y psicólogos.

Importancia de la socialización

El proceso de socialización es fundamental para el desarrollo del individuo, tanto en su plano social como psicológico y cognitivo. Es un proceso que se da desde la primera infancia, y a lo largo de toda la vida, y tiene beneficios como la transmisión de valores culturales, el desarrollo del lenguaje y del habla, el desarrollo cerebral, el equilibrio emocional, entre muchos otros.

Es por medio de la socialización que la persona conoce y se relaciona con otros individuos, y es en esta interacción que se intercambian opiniones, valores y creencias que moldean su personalidad. Las influencias que puede recibir una persona en los entornos sociales en los que se relaciona pueden ser tanto positivas como negativas.

Además, la socialización es importante para el desarrollo de cualquier sociedad, porque es a través de este proceso que la identidad, las costumbres, la cultura y los valores de un pueblo o región se van transmitiendo de generación en generación.

Puede servirte: Ser social

Referencias

¿Cómo citar?

"Socialización". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/socializacion/. Última edición: 16 de febrero de 2022. Consultado: 23 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 16 febrero, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)