Concepto de
Crecimiento

Te explicamos qué es el crecimiento y su sentido específico en el desarrollo humano, la economía, la demografía y la matemática.

crecimiento
Todo ser vivo pasa por una etapa de crecimiento, en especial al inicio de su vida.

¿Qué es el crecimiento?

Si buscamos en un diccionario el término crecimiento, veremos que básicamente es sinónimo de aumento, incremento, ascenso o acumulación. Es empleado en muchos y muy diferentes ámbitos concretos, como la biología, la economía, la matemática o la demografía, por citar apenas los casos más comunes.

Todos conocemos, de un modo u otro, la experiencia del crecimiento, que es inherente sobre todo a los seres vivos: conforme pasa el tiempo aumentamos de tamaño, de capacidades y cambiamos irreversiblemente.

Ocurre con las plantas que emergen de la semilla, los cachorros animales que pronto alcanzan el tamaño de sus padres, e incluso las células crecen, a medida que disponen de nutrientes, hasta alcanzar el tamaño ideal para reproducirse. El crecimiento es una etapa de la vida, contraria si se quiere al envejecimiento.

Crecimiento y desarrollo humano

Los seres humanos comenzamos a crecer incluso antes de haber nacido, en el vientre de nuestras madres, conforme las células de nuestro cuerpo alcanzan el nivel de desarrollo y organización necesario para propiamente ser llamadas un ser humano. Esto ocurre en los meses finales de la gestación, y a partir del nacimiento, instante en que comienza nuestra existencia independiente, puede clasificarse en cuatro diferentes etapas:

  • La lactancia, que va desde el nacimiento hasta los primeros años de edad, en los que el infante recibe de mamar del pecho materno. Esta etapa inicialmente presenta una pérdida momentánea de peso en el recién nacido (entre el 5% y el 10% de su peso), pero luego de un par de semanas normalmente el cuerpo humano inicia un proceso de crecimiento rápido y sostenido, aumentando casi al doble de su peso entre los primeros 4 y 6 meses de vida.
  • Los años preescolares, en los que el niño ganará una paulatina autonomía en sus acciones, aprendiendo a caminar, a comunicarse y a socializar, a medida que crece a un ritmo constante y aumentan sus requerimientos dietarios y nutricionales, pues su cerebro y su metabolismo están trabajando a toda máquina.
  • La etapa media de la niñez, que ronda entre los 6 y los 10 años, es una etapa de amesetamiento del crecimiento del niño, en la que normalmente se hallan inmersos en la interacción escolar y en las definiciones iniciales de su personalidad. Esta es la etapa de preparación para los cambios radicales de la adolescencia.
  • La adolescencia, la etapa de cambios más profundos y radicales de la vida del ser humano, hace de peldaño intermedio entre la niñez y la adultez. Normalmente la adolescencia se extiende entre los 12 y 18 años, durante los cuales el cuerpo experimenta cambios en su apariencia física, en su funcionamiento interno y en su preparación sexual o maduración reproductiva. Las diferencias entre hombres y mujeres se hacen presentes a partir de este momento, acentuándose con el paso del tiempo, y la gigantesca descarga hormonal del cuerpo en desarrollo supone una socialización más compleja, riesgosa y, ocasionalmente, dolorosa. Finalmente, la adolescencia termina con la entrada en la adultez, momento a partir del cual se considera que un individuo ya ha crecido del todo.

Crecimiento económico

En el ámbito de la economía, hablamos de crecimiento para referirnos al aumento en el valor de los bienes y servicios finales que produce un país o una región, o bien al aumento de sus rentas, durante un período de tiempo determinado.

Generalmente, este aumento se expresa en ciertos indicadores económicos, como la producción, el consumo de energía, el ahorro, la inversión o el aumento de consumo per cápita, entre otros factores que reflejan una mayor actividad comercial, y suele medirse a través de una cifra, conocida como Producto Interno Bruto (PIB).

Así, una economía que experimenta crecimiento es aquella que aumenta el volumen de sus operaciones comerciales y financieras, mientras que una que atraviesa por lo contrario se considera en “decrecimiento” o al menos en “estancamiento”. Se espera que una economía creciente traiga consigo una mejoría en los niveles de vida de la población.

El crecimiento económico puede ser causado por diversos motivos económicos, como son el descubrimiento de nuevos recursos explotables, el cambio tecnológico, la acumulación de capitales o la estabilidad socio-política, y dependiendo del modo en que dichos factores se articulen, podremos estar hablando de un crecimiento a largo o a corto plazo.

Crecimiento poblacional

Respecto al ámbito de la demografía, o sea, al estudio de las poblaciones, el crecimiento poblacional es la medida en que una sociedad aumenta su número de habitantes. Es decir, una población en crecimiento es aquella que en un lapso de tiempo aumenta en número, lo cual puede ocurrir por determinados y distintos procesos:

  • El aumento en la natalidad, o sea, que la cifra de nacimientos es mayor a la cifra de defunciones en un lapso de tiempo medido. Esto ocurre cuando las condiciones materiales son propicias para la formación de familias, en especial para las que tienen descendencias numerosas.
  • La inmigración sostenida, es decir, la llegada de nuevos pobladores provenientes de naciones, ciudades o regiones vecinas, atraídos por mejores condiciones de vida o de trabajo, o simplemente huyendo de eventos traumáticos en sus respectivas procedencias.
  • El aumento de la longevidad, lo cual quiere decir que la gente vive más tiempo, pudiendo tener más descendencia o simplemente compartir más tiempo con ella. Una población longeva requiere de más recursos y tiende a la estabilidad, mientras que las poblaciones que experimentan la muerte a temprana edad suelen hallarse en medio de condiciones de pobreza, guerra o riesgos similares que les acortan la vida.

Crecimiento exponencial

crecimiento exponencial linear
El crecimiento exponencial es cada vez más rápido a medida que pasa el tiempo.

Por último, en la matemática y el cálculo es común hablar de crecimiento exponencial o crecimiento continuo, cuando nos hallamos en presencia de una magnitud que, a lo largo del tiempo, experimenta un aumento proporcional a su valor, es decir, que crece cada vez más rápido conforme el tiempo pasa.

En esto último se distingue del crecimiento lineal o crecimiento constante, que tiene lugar cuando la magnitud aumenta en el tiempo a un ritmo regular e invariable, es decir, añadiendo una cantidad constante.

A modo de ejemplo, imaginemos una población de bacterias en un caldo de cultivo. Normalmente, los microorganismos viven 24 horas, tiempo que les permite crecer y reproducirse una vez, de modo que en donde hay 100 bacterias, al paso de 24 horas, nacen otras 100 (+100%), pero al mismo tiempo mueren 50 (-50%).

Esto significa que las bacterias experimentan un crecimiento exponencial: el primer día habrá 150, el segundo 225, el tercero 338, el cuarto 507, etc., ya que la cantidad añadida de nuevas bacterias aumenta a pesar de tratarse de la misma unidad de tiempo (24h).

Sigue con: Ciclo de vida

Referencias:

Última edición: 11 de noviembre de 2020. Cómo citar: "Crecimiento". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/crecimiento/. Consultado: 15 de abril de 2021.

Artículos recomendados