Tipos de respiración

Te explicamos qué tipos de respiración existen y cómo es la respiración interna y la externa. Además, la respiración de las plantas.

tipos de respiracion
La respiración otorga a los organismos el oxígeno necesario para su metabolismo.

¿Qué es la respiración?

La respiración (o respiración externa) es un proceso vital en el cual los seres vivos intercambian gases con el medio ambiente, permitiendo el ingreso de oxígeno al organismo y expulsando al entorno dióxido de carbono.

Este proceso es indispensable para la vida de los organismos aerobios, ya que les otorga el oxígeno necesario para mantener sus metabolismos andando. Sin embargo, se puede llevar a cabo a través de mecanismos muy diferentes, dependiendo del hábitat de cada organismo.

La respiración es la etapa inicial y perceptible de un proceso fisiológico más complejo, conocido como respiración interna o respiración celular, en el cual el oxígeno captado del medio ambiente se distribuye a las células del organismo para proceder a oxidar ciertos azúcares (glucosa) y obtener a cambio energía química, en forma de moléculas útiles de Adenosín Trifosfato (ATP).

Ambos procesos (la respiración externa y la respiración celular) se complementan, pero no deben confundirse el uno con el otro. A continuación veremos los tipos de respiración que existen para cada uno de estos dos circuitos de captación y utilización de gases vitales.

Puede servirte: Respiración animal

Tipos de respiración interna

tipos de respiracion interna aerobia
La respiración aeróbica utiliza el oxígeno para oxidar azúcares como la glucosa.

En primer lugar, la respiración celular o respiración interna puede darse de dos maneras distintas, dependiendo de si las células utilizan oxígeno u otros elementos para disparar los procesos metabólicos de los cuales obtienen la energía necesaria para subsistir, crecer y reproducirse. Así, se distingue entre:

  • Respiración aeróbica, aquella que emplea, como dijimos antes, el oxígeno tomado del entorno para oxidar glucosa u otros azúcares similares. Este proceso es muy rentable en términos energéticos (produce muchas moléculas de ATP), pero subproduce agua y dióxido de carbono. Este último se desecha a través de la respiración externa, ya que resulta tóxico en el organismo. Los animales, las plantas, la mayoría de los hongos y de los microorganismos (protistas) respiramos de esta manera.
  • Respiración anaeróbica, aquella que no emplea oxígeno, sino nitrógeno u otros gases en su lugar, adquiridos como nitratos o sulfitos del medio ambiente. Este mecanismo no es tan productivo como la respiración aeróbica, y subproduce diferentes sustancias como sulfuros, nitritos o metano. Es característico de ciertas bacterias y levaduras (hongos), que habitan en regiones de poca o nula presencia vegetal y de oxígeno.

Tipos de respiración externa

tipos de respiracion externa anfibios
Los anfibios combinan la respiración pulmonar con la cutánea.

Por su parte, la respiración externa se clasifica según el tipo de acción mecánica empleada para capturar los gases del entorno, y por ende varía si el organismo es de hábitat terrestre o acuático. Así, podemos distinguir entre:

  • Respiración pulmonar, es decir, aquella que se realiza mediante pulmones, órganos especializados para la vida terrestre, tal y como los que tenemos los seres humanos. Consiste en la captura del oxígeno disuelto en la atmósfera, haciéndolo entrar al organismo mediante un mecanismo de vacío, similar al de los fuelles o las bombas de succión. Al inhalar, la masa de gases presente en el aire ingresa por la nariz (o su equivalente animal) y a través de la tráquea alcanza los pulmones. Allí dentro pasa por los bronquios hacia los alvéolos pulmonares, estructuras con forma de saco que filtran el oxígeno permitiendo su ingreso al torrente sanguíneo. Allí mismo el dióxido de carbono es recogido para emprender el camino inverso, durante la exhalación, y finalmente es expulsado del organismo a través de la nariz o la boca.
  • Respiración branquial, como su nombre lo indica, es la respiración a través de branquias, órganos adaptados a la vida submarina, como los que poseen los peces. El principio es idéntico al de la respiración pulmonar, excepto que se da en el agua: los animales hacen pasar este líquido por estos órganos en forma de lámina, repletos de glóbulos rojos listos para capturar el oxígeno y liberar el dióxido de carbono.
  • Respiración traqueal, aquella que requiere de tráqueas para tener lugar, es decir, de ductos o canales abiertos por los que el aire puede ingresar al organismo. Este tipo de estructuras es propio de los animales invertebrados, como los insectos, y se suelen hallar distribuidos a lo largo de su cuerpo, culminando en aberturas llamadas espiráculos. Cuando los espiráculos se abren, el aire ingresa al cuerpo y el oxígeno es disuelto en un líquido traqueal especializado, mientras que el dióxido de carbono vuelve a ser liberado al exterior del organismo. Posteriormente, este líquido rico en oxígeno es absorbido por los tejidos y los espiráculos pueden volver a abrirse para reiniciar el proceso.
  • Respiración cutánea, la que se da a través de las capas de la piel del organismo (específicamente de la epidermis). Es propia de anélidos y equinodermos, animales más bien primitivos, dotados de pieles blandas que procuran mantener continuamente húmedas; pero también de la mayoría de los reptiles y anfibios, que la combinan con la respiración pulmonar o branquial (en sus primeras etapas vitales). La respiración cutánea se da a través de tejidos corporales muy vascularizados, esto es, ricos en ramificaciones del torrente sanguíneo, a través de los cuales se produce el intercambio gaseoso directamente con el entorno.

¿Respiran también las plantas?

tipos de respiracion plantas
Durante el día las plantas obtienen energía a través de la fotosíntesis.

Las plantas son organismos autótrofos, capaces de producir su propio alimento, a través de un proceso complejo llamado fotosíntesis, en el que utilizan agua, dióxido de carbono y luz solar para sintetizar azúcares orgánicos ricos en energía química. Este proceso consume CO2 y libera oxígeno al medio ambiente, por lo que puede considerarse como el mecanismo opuesto y complementario a la respiración.

Sin embargo, las plantas también hacen uso de la respiración. De otro modo, durante la noche, la ausencia del sol mataría a las plantas. Por ende, las plantas de noche respiran del mismo modo en que lo hacemos los seres humanos: las mismas estomas y lenticelas que permiten el ingreso al organismo del CO2 durante el día, captan el oxígeno en la noche y lo emplean para oxidar azúcares y obtener energía.

Sigue con: Aparato respiratorio

Referencias

¿Cómo citar?

"Tipos de respiración". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/tipos-de-respiracion/. Última edición: 2 de febrero de 2022. Consultado: 19 de mayo de 2022

Sobre el autor

Última edición: 2 febrero, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)