Sistema abierto

Te explicamos qué es un sistema abierto en distintos ámbitos, sus características y ejemplos. Además, sistemas cerrados y aislados.

sistema abierto
Un sistema abierto no tiene barreras con el entorno o sus barreras son penetrables.

¿Qué es un sistema abierto?

Cuando hablamos de un sistema abierto (o también de sistema flotante o sistema de volumen constante) nos referimos a una porción del universo delimitada o abstraída mentalmente del resto, es decir, un sistema cuyo rasgo fundamental es que permite el libre intercambio de información con su entorno, sin presentar barreras ni impedimentos al flujo.

Esta idea o concepto se emplea en distintos ámbitos del saber humano, tanto en las ciencias naturales como en las ciencias sociales. Claramente, forma parte de un intento por comprender la realidad de manera estructural y funcional a partir de la noción general de sistema.

Así, en el caso de las ciencias naturales, un sistema abierto es aquel que intercambia tanto masa como energía con el entorno, tomando lo que necesita y dejando salir lo que no. Similarmente, en las ciencias sociales, los sistemas abiertos intercambian capitales, información, gente, etc., con otros sistemas similares o con el resto de su entorno específico.

Una de las principales aproximaciones filosóficas a los sistemas abiertos surgió en 1956, obra del biólogo y filósofo austríaco Ludwig von Bertalanffy (1901-1972), y representa su contribución particular a la Teoría General de Sistemas, de mucho mayor amplitud teórica.

Según von Bertalanffy, todos los sistemas son, en alguna medida, sistemas abiertos, dado que no puede detenerse totalmente el flujo desde y hacia el afuera, a menos que el sistema estuviera vacío, cosa del todo imposible (pues ya no sería un sistema en absoluto).

Ver además: Pensamiento sistémico

Características de los sistemas abiertos

Los sistemas abiertos, de acuerdo a la teoría, se caracterizan por:

  • Permite el libre intercambio de información (materia, energía, dinero, etc.) entre el adentro del sistema y el afuera o medio exterior.
  • Dado que buena parte de su información proviene del afuera, para efectos prácticos del estudio del sistema, puede considerarse como una fuente inagotable y constante en el sistema, o sea, que estos sistemas, en teoría, poseen recursos inagotables.
  • Carecen de barreras o impedimentos para el flujo de información, o bien los poseen, pero sólo hasta una cierta y limitada cantidad.

Ejemplos de los sistemas abiertos

sistema abierto biologia seres vivos
Todos los seres vivos intercambiamos materia y energía con el entorno.

En sus distintos ámbitos de aplicación posibles, constituyen ejemplos de un sistema abierto los siguientes casos:

  • En el mundo de la física, un sistema termodinámico abierto es aquel que permite el paso de energía libremente del adentro al afuera y viceversa. Es lo que ocurre con un envase abierto con agua caliente, que irradia su calor al entorno más frío, hasta que se produce un equilibrio termodinámico entre el adentro y el afuera del sistema. Además, el agua puede vertirse, es decir que también puede intercambiar materia.
  • En biología, similarmente, los seres vivos son comprendidos como sistemas abiertos en la medida en que están constantemente tomando y retornando materia y energía del medio ambiente. Tal es el caso del sistema fotosintético de las plantas, que recibe la luz solar y la emplea para sintetizar azúcares, liberando a cambio CO2 al medio ambiente.
  • En la informática, un sistema abierto es aquel que permite a sus usuarios distinto grado de intervención en el mecanismo de funcionamiento del software, como es el caso de Unix y el llamado “software libre. Los programas tradicionales, en cambio, serían de “código cerrado”.
  • En la administración empresarial, un sistema abierto es aquel que comprende la empresa como una organización en constante intercambio de elementos con la comunidad, en vez de una maquinaria productiva cerrada sobre sí misma. Esta perspectiva entiende la empresa como algo intrínsecamente conectado con lo que ocurre a su alrededor.

Sistemas cerrados

Los sistemas cerrados son lo contrario de los abiertos, y por lo tanto consisten en sistemas que no intercambian información con el afuera, o sea, que están cerrados sobre sí mismos. Es difícil hallar sistemas que sean absolutamente cerrados en el universo, por lo que la física considera como “cerrados” a aquellos que únicamente intercambian energía con el afuera, pero no materia.

Más en: Sistema cerrado

Sistemas aislados

Un sistema aislado en la física (específicamente, la termodinámica) es aquel que está tan alejado de otros sistemas que le resulta imposible interactuar con ellos, o bien que posee fronteras impenetrables que limitan el intercambio entre el adentro y el afuera, como en el caso del material aislante térmico que en la ropa. No existen los aislantes perfectos, pero sí los capaces de reducir significativamente el intercambio de información.

Más en: Sistemas aislados

Referencias

¿Cómo citar?

"Sistema abierto". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/sistema-abierto/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 14 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)