Tipos de libros

Te explicamos qué tipos de libros existen según su encuadernación, su temática. las características de cada tipo y múltiples ejemplos.

Una librería exhibe diferentes tipos de libros en una mesa de novedades.
Cada año se publican entre 20 y 30 millones de ejemplares de libros.

¿Qué tipos de libros hay?

Un libro es un formato de publicación compuesto por una serie de hojas de papel unidas por un costado, encuadernadas, y protegidas por tapas o cubiertas de cartón. Desde su invención en la antigüedad, los libros han constituido el principal medio de preservación y difusión de la escritura e ilustración en casi todas las culturas, aunque su verdadera masificación tuvo lugar tras la invención de la imprenta en el siglo XV.

Un estimado de los libros publicados cada año en todo el mundo suele rondar entre los 20 y 30 millones de ejemplares, entre nuevas ediciones y reimpresiones de títulos ya existentes. Semejante cantidad de libros dificulta cualquier intento de clasificación, dado que existen numerosos criterios a partir de los cuales diferenciar entre unos y otros. Sin embargo, los principales criterios que se usan para clasificar los libros son el tipo de encuadernación y el tema que abordan.

Ver además: Ficha bibliográfica

Tipos de libros según su encuadernación

Es posible distinguir los libros de acuerdo al tipo de encuadernación, es decir, al formato y la calidad de sus materiales. En ese caso, se distingue entre:

  • Libros de tapa dura o cartoné, cuyas cubiertas están hechas de cartón rígido y resistente, unido al papel del libro mediante el pegado de las guardas. También conocido como hardcover o trade, este formato se emplea comúnmente en ediciones de lujo, libros artísticos o de fotografía, o en algunas colecciones de literatura.
  • Libros de tapa blanda o rústica, cuyas cubiertas están hechas de cartón blando o cartulina, adherido al papel mediante encolado o pegado. También llamado paperback, es un formato mucho más económico y se emplea en libros de bolsillo y colecciones populares.
  • Libros de espiral o wire-o, cuyas cubiertas de cartón están unidas al resto mediante una serie de espirales metálicas que juntan el material a través de una serie de agujeros en un extremo. Normalmente, se distingue entre libros de espiral (un solo alambre) y wire-o (dos alambres). Este formato suele emplearse en libros técnicos y educativos, así como en recetarios, agendas y otras publicaciones similares.
  • Libros grapados o a caballete, cuyas cubiertas son de papel o cartulina y se fijan al resto del libro mediante grapas o broches, es decir, piezas cortas de alambre inoxidable. Es un tipo de encuadernación sencillo y barato, empleado en folletos, plaquetas y libros de pocas páginas.
  • Libros electrónicos o digitales, que no tienen cubiertas, ni encuadernación, pues existen solo como un archivo informático y se leen a través de un lector electrónico, un programa de computadoras o alguna aplicación de un smartphone.

Sin embargo, este criterio no distingue entre la temática del libro ni su cometido, de modo que pueden ser libros de encuadernación rústica, indistintamente, una novela policíaca, un manual de cocina y un diccionario jurídico.

Tipos de libros según su temática

Si se desea distinguir entre los libros según el tema abordado y su modo de utilización, se debe emplear un criterio diferente, que distinga entre:

  • Libros de literatura, como cuentos, poemarios y novelas.
  • Libros de consulta y referencia, como diccionarios, enciclopedias y atlas.
  • Libros artísticos e ilustrados, como catálogos de museo y libros de fotografía.
  • Libros divulgativos, como biografías o libros de divulgación científica.
  • Libros de texto, como los empleados por los alumnos en la escuela.
  • Libros técnicos o especializados, como libros de cálculo, de anatomía o de lingüística.
  • Libros prácticos, como recetarios, instructivos y manuales.
  • Libros religiosos y sagrados, como los libros de oración o de catequesis.
  • Libros de autoayuda, como los libros para superar el duelo o dejar de fumar.
  • Libros infantiles, como libros para aprender a leer o libros para bebés.

Libros de literatura

Los libros de literatura son aquellos que contienen piezas literarias, es decir, obras artísticas escritas. Se leen por el puro disfrute de su contenido, y se editan en colecciones de lectura, normalmente de bolsillo, aunque también en formatos más cuidados, como ediciones de colección, o ediciones anotadas para el estudio de especialistas.

Estos libros, a su vez, pueden clasificarse de acuerdo al tipo de obra que contienen, o sea, a cuál de los géneros literarios modernos pertenecen. Así, puede diferenciarse entre:

  • Libros de narrativa, en los que un narrador cuenta una historia, ya sea de un modo realista o fantástico, pero siempre ficcional. Si el relato es breve e intenso, generalmente se considera un cuento; si es largo y enrevesado, se considera una novela. Pero puede haber otros subgéneros diferentes, como el microrrelato. Por ejemplo: la Ilíada de Homero, la Divina comedia de Dante Alighieri o El Aleph de Jorge Luis Borges.
  • Libros de poesía, en los que un hablante poético describe algún tipo de experiencias: amorosas, existenciales o del tipo que sean. Para esto emplea un lenguaje subjetivo, cargado de imágenes y metáforas. La poesía es la más libre de las artes literarias, por lo que puede tener características muy variadas. Por ejemplo: Los heraldos negros de César Vallejo, Terredad de Eugenio Montejo o Una temporada en el infierno de Arthur Rimbaud.
  • Libros de dramaturgia, en los que se narra una situación a partir de la interacción de los personajes involucrados, sin narradores de por medio. La mayoría de estas obras luego pueden ser representadas teatralmente. Se clasifican de acuerdo al tipo de historia que relatan en tragedias (de final triste e inevitable), dramas (de muchos sufrimientos y final agridulce), comedias (de peripecias y final feliz), entre otros géneros dramatúrgicos. Por ejemplo: Antígona de Sófocles, El jardín de los cerezos de Antón Chéjov o Esperando a Godot de Samuel Beckett.
  • Libros de ensayo, en los que el autor reflexiona libre y subjetivamente sobre un tema, empleando para esto diferentes abordajes temáticos y conceptuales. Por ejemplo: Ensayos de Michel de Montaigne, Los hijos del limo de Octavio Paz o Esto es agua de David Foster Wallace.
  • Libros de no-ficción, en los que normalmente se aborda subjetivamente alguna historia o tema real, bajo la premisa de apegarse lo más posible a la verdad de los hechos e incurrir de manera controlada en la imaginación. Es el caso de las autobiografías, crónicas, libros de viajes o ciertos textos híbridos e inclasificables. Por ejemplo: Nuestra América de José Martí, Diario Argentino de Witold Gombrowicz o Del caminar sobre hielo de Werner Herzog.

Más en: Literatura

Libros de consulta y referencia

Un diccionario está editado por la Real Academia Española.
Los libros de consulta pueden ser diccionarios, glosarios, atlas o enciclopedias.

Los libros de consulta y referencia son aquellos que se utilizan para una búsqueda o aclaratoria específica, y no tienen por lo tanto el propósito de ser leídos de principio a fin. Es el caso de los diccionarios, los glosarios, los atlas y las enciclopedias, entre otros libros similares. Se suelen editar tanto en colecciones de bolsillo como en ediciones voluminosas y de tapa dura destinadas a bibliotecas y estudiosos del área. Además, no tienen un autor determinado, sino que se atribuyen a la institución o al grupo editorial que los produjo.

Algunos ejemplos de libros de este tipo son: la Enciclopedia Britannica, El diccionario de la lengua de la Real Academia Española o el Atlas Universal de Filosofía de la editorial Océano.

Libros artísticos e ilustrados

Las páginas de un libro de historieta están llenas de ilustraciones.
Los libros artísticos suelen editarse en papel de muy buena calidad.

Los libros artísticos son aquellos entre cuyas páginas es posible hallar reproducciones de obras de arte gráficas o visuales, como fotografías, pinturas, grabados y semejantes. Por lo tanto, suelen editarse en papel de muy buena calidad, para que las imágenes puedan apreciarse de manera más fiel.

En esta categoría de libros podemos diferenciar dos tendencias:

  • Los libros de gran formato, en los que se aborda un artista, período artístico o momento histórico determinados, junto con textos de algún especialista en la materia, con el fin de que el lector aprenda al respecto. Estos libros no suelen tener un único autor, sino que se atribuyen al grupo editorial o la institución que los produjo.
  • Los cómics, libros álbum y novelas gráficas, en los que un autor o un grupo de colaboradores plasman un relato generalmente de ficción, a través de diferentes técnicas de dibujo e ilustración. En este caso sí se le atribuye la obra a su autor o sus autores, y el resultado puede estar destinado tanto a un público infantil, juvenil o adulto.

Algunos ejemplos de este tipo de libros son: El ABC del Arte de la editorial Phaidón, Persépolis de Marjane Satrapi o el catálogo de alguna exposición de un Museo de Bellas Artes.

Libros divulgativos

Los libros divulgativos o de divulgación tienen una clara intención informativa, y se leen con el propósito de conocer más a fondo un tema. En ellos se suelen abordar temáticas muy diferentes, desde la ciencia y la tecnología hasta la historia y las biografías de personalidades famosas. En general, se espera que asuman una perspectiva objetiva y documentada al respecto.

Dado que están dirigidos al público más amplio, y no a los especialistas en la materia (más bien son estos quienes los producen), los libros divulgativos suelen estar escritos en un lenguaje accesible y contar con fotografías, ilustraciones y material de apoyo.

Algunos ejemplos de libros divulgativos pueden ser: Hitler: la biografía definitiva de Ian Kershaw, Brevísima historia del tiempo de Stephen Hawking, o Sapiens: de animales a dioses de Yuval Noah Harari.

Libros de texto

Un libro de texto prepara al alumno para un examen.
Los libros de texto suelen ser redactados por un especialista en la materia o un conjunto de ellos.

Los libros de texto son las ediciones destinadas a acompañar y facilitar el proceso de educación formal. Normalmente, son redactados por un especialista en la materia o un conjunto de ellos, así como por un grupo editorial determinado. Se editan en encuadernación rústica y papel resistente, ya que a menudo cuentan con ejercicios que el alumno debe resolver directamente en sus páginas.

Este tipo de libros se actualizan con regularidad, y están destinados a una etapa específica del sistema educativo (1° año de secundaria, por ejemplo), así como a una asignatura puntual (biología, matemáticas o geografía, por ejemplo). A menudo se editan en pares, un libro teórico y otro práctico, dependiendo del tipo de contenido que ofrecen: la teoría de la asignatura o los ejercicios.

Algunos ejemplos de libros de texto son: Biología I (bachillerato) de Abigail González Peña, Geografía 5to año de la editorial Santillana o Castellano y Literatura de 2do año de la editorial Conexos.

Libros técnicos y especializados

Los libros técnicos o libros especializados son los que emplean para el estudio y su actualización profesional los académicos o especialistas de un área del saber. Se trata de libros escritos en una jerga especializada, difícil de comprender para quienes carecen de una formación previa, y abordan un tema muy específico y acotado. Suelen ser libros voluminosos y, dado lo reducido de su público objetivo, sus ediciones son costosas.

Algunos ejemplos de libros técnicos y especializados son: Anatomía básica de Henry Gray, Cálculo de Edwin J. Purcell y Gramática esencial de la lengua española de Manuel Seco.

Libros prácticos o manuales

Los manuales y libros prácticos son libros con una utilidad claramente establecida desde el principio, a los que se acude para resolver un problema, adquirir una destreza, manejar un aparato o preparar una receta culinaria, por ejemplo. Se trata de libros didácticos, orientativos, destinados a un público no especializado, que pueden o no tener un autor identificable.

Algunos ejemplos de este tipo de libros son: Manual de servicio y atención al cliente de Rodrigo Ríos Noveau, Manual de gramática en español de Ángela di Tullio o Mi cocina de Armando Scannone.

Libros de autoayuda y superación personal

Los libros de autoayuda son un género especial de libros prácticos o manuales, cuyo propósito es guiar al lector hacia el mejoramiento personal. Esto puede significar muchas cosas distintas: superar algún hábito dañino o adicción, adquirir un hábito positivo en su vida, sanar una relación personal, entre otras.

Normalmente editados en colecciones de bolsillo, este tipo de libros están fuertemente asociados a su autor, quien suele ser un maestro, gurú, coach o asesor de algún tipo, cuyos conocimientos especializados se ofrecen al lector de manera simple y programática.

Algunos ejemplos de este tipo de libros son: Hábitos atómicos de James Clear, Sé amable contigo mismo de Kristin Neff y Gente Tóxica de Bernardo Stamateas.

Libros religiosos y sagrados

El Éxodo pertenece al Antiguo Testamento, libro sagrado de la tradición judeocristiana.
Los libros religiosos son ediciones recientes de textos anónimos de origen muy antiguo.

Los libros religiosos o sagrados son aquellos libros de una religión en los que están contenidas sus principales creencias, valores morales, su perspectiva específica del mundo y del origen y el destino de la humanidad. Generalmente, se trata de ediciones recientes de textos anónimos de origen muy antiguo, que contienen oraciones, rezos, relatos, cantos, aforismos, parábolas y enseñanzas para la vida y el espíritu.

Estos libros pueden editarse en formatos de bolsillo, a menudo con ilustraciones y explicaciones, destinados a un consumo masivo y a la evangelización; o bien en ediciones acotadas de tapa rígida y papel de calidad, para el estudio académico o la consulta de los fieles en el templo.

Algunos ejemplos de este tipo de textos son: La Biblia, El corán o El catecismo de la Iglesia Católica.

Libros infantiles

Los libros infantiles son aquellos que contienen cierto tipo de lecturas y experiencias destinadas específicamente a los niños. Suele tratarse de libros ilustrados que contienen relatos, poemas, chistes o juegos, o incluso de abordajes más simples, con formas, colores, sonidos y texturas insertados en el libro para estimular los sentidos del niño.

Este tipo de libros suele tener pocas páginas y en su edición suelen emplearse materiales resistentes de muy diverso formato, ya que no se trata de un libro de lectura convencional, sino de un objeto lúdico.

Algunos ejemplos de libros infantiles son: El pollo pepe de Nick Denchfield y Ant Parker, El monstruo de colores de Anna Llenas y Todos bostezan de Anita Bijsterbosch.

Sigue con: Lenguaje escrito

Referencias

  • “Types of Books” en Milner Library de la Illinois State University (EEUU).
  • “Book (publication)” en The Encyclopaedia Britannica.
  • Pérez Priego, M. Á. (2018). Historia del libro y ediciones de textos. UNED – Universidad Nacional de Educación a Distancia.

¿Cómo citar?

"Tipos de libros". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/tipos-de-libros/. Última edición: 6 de marzo de 2023. Consultado: 26 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 6 marzo, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)