Concepto de
Política Económica

Te explicamos qué es una política económica, cómo se clasifica según sus objetivos, sus instrumentos y otras características.

politica economica
Cada política económica responde a un enfoque político-económico determinado.

¿Qué es una política económica?

Una política económica es el conjunto de medidas y decisiones a través de las cuales un gobierno intenta influir en el rumbo de la economía de su país. Responde a cierto enfoque político-económico que el gobierno desea poner en práctica, y suele verse reflejado en el presupuesto nacional: el modo específico en que un gobierno invierte su dinero.

Las políticas económicas, así, pueden estar encaminadas a ocasionar distintos efectos en el circuito productivo y comercial de una nación. Una primera clasificación diferenciaría entre los siguientes tipos de política económica:

  • Políticas económicas a corto o largo plazo. Dependiendo de cuándo se espere obtener los efectos buscados: de inmediato o en un futuro previsible, respectivamente.
  • Políticas económicas coyunturales o estructurales. Dependiendo de si se trata respectivamente de medidas extraordinarias destinadas a atajar un problema o una situación temporal, o si en cambio son medidas permanentes que forman parte constante de la economía del país.
  • Políticas económicas de estabilización o de desarrollo. Dependiendo de si su objetivo es alcanzar un nivel de estabilidad económica, o sea, superar una crisis o perpetuar la paz financiera y comercial, o si más bien persiguen el crecimiento de la economía y por lo tanto son políticas ambiciosas.

Del modo que sea, las políticas económicas son tomadas por los poderes ejecutivo y/o legislativo de un gobierno soberano, dependiendo de los partidos e intereses que se encuentren gobernando.

Por último, no debe confundirse una política económica con la economía política.

Puede servirte: Ciencias económicas

Objetivos de una política económica

Las políticas económicas pueden ser muy disímiles entre sí y tener objetivos distintos a corto, mediano o largo plazo. En ese sentido, podemos hablar de, por ejemplo:

  • Políticas proteccionistas. Aquellas que buscan proteger o favorecer algún sector de la economía nacional, escudándolo de la libre competencia frente a los productos de otro país u otra región.
  • Políticas liberales. Tienen como objetivo liberalizar la economía, o sea, disminuir o restringir los factores que intervienen en ella, permitiendo que el mercado se “autorregule”, o sea, imponga por sí mismo las condiciones.
  • Políticas asistenciales. Aquellas que persiguen el mejoramiento de la situación socioeconómica de las poblaciones más vulnerables del país, mediante planes y asignaciones que les permitan paliar su debilidad socioeconómica.

En general todas las políticas económicas tienen el cometido de beneficiar la economía local, mediante la solución de problemas, o sea, del estímulo de ciertas conductas económicas y la inhibición de otras. Desde luego, no existe consenso respecto a cómo lograr esos objetivos, pero allí ya nos adentramos en los campos de la economía política o la filosofía económica.

Características de una política económica

Las políticas económicas se caracterizan por:

  • Son implementadas por el gobierno de un país o por el conjunto de gobiernos de una región (cuando obedece a acuerdos internacionales).
  • Consisten en distintos tipos de medidas (denominadas instrumentos) que permiten al Estado incidir sobre el funcionamiento de la economía, estimulando algunos sectores e inhibiendo otros, según le convenga.
  • Tiene como propósito adecuar el circuito económico y productivo a las necesidades de la nación, contribuyendo así a corto, mediano o largo plazo con el mejoramiento de la calidad de vida en la misma.
  • Obedecen generalmente a las consideraciones ideológicas, económicas y políticas del partido que controle el poder ejecutivo y/o legislativo.

Instrumentos de una política económica

politica economica medidas emision de dinero
Un Estado puede incrementar o disminuir la cantidad de dinero circulando.

Las políticas económicas pueden implementarse a través de diversos mecanismos, que poseen un efecto concreto en el funcionamiento económico y financiero del país.

Dichos instrumentos pueden a grandes rasgos ser de tipo fiscal (manejo de impuestos), monetario (manejo de la emisión de dinero), social (manejo del gasto público), comercial (manejo de incentivos o préstamos) o cambiario (manejo del valor internacional de la moneda).

Por ejemplo:

  • Impuestos y aranceles. El Estado puede imponer un recargo en el precio de los productos provenientes de otros países o de sectores poderosos de la industria nacional, para encarecer su costo y desestimular su compra, favoreciendo así artificialmente a los sectores competidores, por ejemplo, a los nacionales. Asimismo, el Estado puede arancelar los productos que considera nocivos, desestimulando su compra masiva, o bien puede exonerar de impuestos a las industrias que desea estimular, haciéndolas más rentables y fomentando la compra de sus productos.
  • Emisión o restricción monetaria. El Estado puede incrementar o disminuir la cantidad de dinero en efectivo que circula en el país, para estimular o desestimular el consumo, lo cual tiene a su vez impacto en la inflación y en otros aspectos de la microeconomía.
  • Subsidios. El Estado puede invertir parte de su presupuesto en ayudar a diversos sectores económicos, inyectándoles capitales para asumir parte de sus gastos, aliviando así a todos los actores económicos involucrados, especialmente a los consumidores, que gozan de un mejor precio.
  • Controles cambiarios. Se trata de medidas radicales en los que un Estado “congela” la tasa de cambio a lo interno de su divisa respecto a las de otros países, sosteniendo artificialmente su precio, al asumir la diferencia del costo. Esta medida puede servir como mecanismo de emergencia para frenar fugas de divisas o fomentar el turismo y la importación, pero suelen tener un alto costo de sostenerse a largo plazo.
  • Ayudas sociales. Se trata de dineros invertidos en sostener el nivel de vida de los menos favorecidos económicamente, ya sea a través de becas de estudio, planes de alimentación, asignaciones sociales, etc., todo lo cual se paga del presupuesto del Estado.

Importancia de las políticas económicas

La política económica de los países es uno de los principales factores que intervienen en su desempeño económico y comercial. Una política económica asertiva brinda a los sectores productivos el incentivo y la ayuda necesaria para generar riqueza y crecer, recuperando así su independencia y fabricando más riqueza, más trabajo y más bienestar.

Por el contrario, una política económica desastrosa puede ocasionar todo lo contrario, entorpeciendo la dinámica económica hasta hacerla inviable, lo cual tendría un enorme costo en la calidad de vida de los habitantes de dicho país.

Política económica y economía política

No debemos confundir estos dos términos, cuya semejanza puede ser engañosa. La política económica es la filosofía económica detrás de las medidas que un gobierno toma para controlar o conducir la economía, incluso si ello implica intentar no influenciarla o conducirla lo mínimo posible.

En cambio, la economía política es una disciplina académica dedicada al estudio del circuito productivo y su relación con las instituciones políticas, desde una perspectiva múltiple o transdisciplinaria, echando mano a la antropología, sociología, historia, derecho y ciencias políticas.

Así, los profesionales de la economía política estudian y comprende las políticas económicas de los países.

Sigue con: Recesión económica

Referencias:

Última edición: 8 de septiembre de 2020. Cómo citar: "Política Económica". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/politica-economica/. Consultado: 25 de octubre de 2020.