Anatomía

Te explicamos qué es la anatomía y qué estudia esta ciencia. Tipos de anatomía y ejemplos de los sistemas y aparatos de la anatomía.

Anatomía
Se llama anatomía a la estructura de los seres vivos.

¿Qué es Anatomía?

La anatomía es una ciencia que estudia la estructura de los seres vivos, esto es, la ubicación y disposición de sus órganos (como los huesos, los músculos y las vísceras) y la relación que existe entre ellos. También se llama anatomía a la propia estructura de los seres vivos. Este término es muy utilizado en ciencias como la medicina y la biología.

La palabra anatomía proviene del griego y está compuesta del adverbio ana (que significa arriba) y el verbo tomé (que significa corte o incisión). La combinación de estas palabras formó el término anatémnein, que significa “cortar de arriba abajo” y también “diseccionar”. El origen de la palabra anatomía no es al azar, dado que la base de esta ciencia consiste en diseccionar cadáveres para su estudio. Quienes estudian alguna rama de la biología, deben estudiar sí o sí la anatomía de sus objetos de estudio, ya sea humana o animal, inclusive vegetal.

Gracias a las contribuciones de los estudios anatómicos se pudieron y pueden hacer grandes descubrimientos en las ciencias. Estos hallazgos, en conjunto con el avance de la tecnología, permiten que los científicos continúen descubriendo más y más sucesos, e incluso desarrollen herramientas con distintas aplicaciones (como vacunas y prótesis entre otros ejemplos).

Dentro de la anatomía, existen muchas subdivisiones, como por ejemplo:

  • Anatomía sistemática o descriptiva. Separa el cuerpo en sistemas.
  • Anatomía clínica o aplicada. Relaciona diagnóstico y tratamiento.
  • Anatomía comparada. Compara la anatomía humana con la de otros animales.
  • Anatomía patológica. Se dedica al estudio del deterioro de los tejidos, órganos y sistemas.
  • Anatomía funcional o fisiológica. Estudia las funciones de los órganos.
  • Anatomía vegetal. Rama de la botánica dedicada al estudio de la estructura interna de las plantas.
  • Anatomía animal o veterinaria. Se dedica al estudio de y descripción de los cuerpos de los animales.
  • Anatomía humana. Se dedica al estudio y la descripción del cuerpo humano.

Ver además: Fisiología

Aparatos y sistemas de la anatomía humana

Anatomía - Glóbulo blanco
Los glóbulos blancos son células que forman parte del Sistema inmunológico.

Aunque muy frecuentemente los términos “sistema” y “aparato” se usan como sinónimos, en la práctica no lo son. En el contexto del cuerpo humano, un sistema hace referencia a un conjunto de órganos semejantes por su origen y estructura, cuyo objetivo es trabajar conjuntamente para desempeñar una función fisiológica específica en el cuerpo.

Los sistemas del cuerpo humano agrupan órganos que están formados por tejidos similares. Por otra parte, un aparato es un conjunto de sistemas que contribuyen a cumplir una misma función, y su organización suele ser más compleja que la de un sistema. Además, a diferencia de los sistemas, los aparatos están compuestos por órganos cuyos tejidos son diversos o heterogéneos.

En el cuerpo humano se identifican distintos sistemas y aparatos, entre los cuales se encuentran:

  • Sistema endocrino. Es el encargado de la producción de hormonas que regulan el metabolismo, la función sexual y el crecimiento del organismo. Está formado por las glándulas endocrinas (productoras de hormonas), ubicadas en distintas partes del cuerpo.
  • Sistema nervioso. Es el encargado del procesamiento de los estímulos y la generación de las respuestas adecuadas (procesos sinápticos y de comunicación del cerebro). Está formado por el sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal) y el sistema nervioso periférico (nervios que recorren todo el cuerpo).
  • Sistema esquelético u óseo. Es el encargado de darle estructura, sostén y movilidad al cuerpo. Está formado por 206 huesos.
  • Sistema inmunológico. Es el encargado de defender al cuerpo de cualquier agente infeccioso (como virus o bacterias) que atente contra su normal funcionamiento. Está compuesto por un conjunto de células especializadas (distintos tipos de glóbulos blancos o leucocitos) y los ganglios linfáticos.
  • Sistema muscular. Es el encargado de permitir los distintos movimientos del cuerpo. Está formado por 650 músculos de distintos tipos.
  • Aparato cardiovascular. Es el encargado de la distribución de la sangre por el cuerpo. Este aparato permite que las células reciban los nutrientes y otras sustancias que viajan por la sangre, y también recoge los desechos y los transporta a los órganos que los eliminan o los metabolizan para su eliminación. Está formado por el corazón, los distintos tipos de vasos sanguíneos (venas, arterias y capilares) y la sangre.
  • Aparato digestivo. Es el encargado del procesamiento y la transformación de los alimentos en nutrientes aprovechables, y su posterior asimilación. Está formado por el tubo digestivo (compuesto por la boca, el esófago, el estómago, el intestino y el ano) y las glándulas anexas (como el hígado, el páncreas y las glándulas salivales).
  • Aparato respiratorio. Es el encargado de permitir el intercambio de gases (ingreso y aprovechamiento del oxígeno y eliminación del dióxido de carbono) fundamental para el funcionamiento del cuerpo. Está formado por las fosas nasales, faringe, laringe, tráquea, pulmones y el diafragma.
  • Aparato reproductor. Es el encargado de llevar a cabo la producción de gametas y otras funciones relacionadas con la reproducción sexual. Es distinto en los distintos sexos: en los hombres está formado por los órganos sexuales masculinos (como los testículos y el pene) y en las mujeres por los órganos sexuales femeninos (como el útero y los ovarios).
  • Aparato locomotor. Es el encargado de permitir la locomoción, es decir, el movimiento del cuerpo. Está integrado por los sistemas articular, muscular y esquelético, coordinados por el sistema nervioso.
  • Aparato excretor. Es el encargado de la eliminación de los desechos producidos y sustancias tóxicas del organismo. Está formado por los riñones (en los cuales se produce la orina) y otras vías excretoras.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Anatomía". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/anatomia/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 22 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)