Ergonomía

Te explicamos qué es la ergonomía y cuál es su relación con la antropometría. Además, te ofrecemos consejos básicos de ergonomía.

ergonomia
La ergonomía es una ciencia aplicada, cercana al diseño y a la ingeniería.

¿Qué es la ergonomía?

La ergonomía es la disciplina que estudia la relación entre el cuerpo humano y los entornos de trabajo, con el propósito de obtener herramientas y entornos adaptados de la mejor manera posible al cuerpo humano. Esto se hace con el propósito de construir entornos de trabajo más saludables y productivos, que respondan naturalmente a las proporciones anatómicas, psicológicas y fisiológicas de los trabajadores.

Se trata de una ciencia aplicada, cercana al diseño y a la ingeniería, que se ocupa de aquellos entornos de trabajo en los que el cuerpo humano interactúa con una máquina durante períodos prolongados, lo cual tiene un impacto importante en la postura corporal, la estabilidad mental y la salud en general. Su nombre proviene de las voces griegas ergon (“trabajo”) y nomos (“norma” o “ley”).

Los orígenes de la ergonomía se remontan a la Antigüedad clásica. Pensadores y filósofos de la Antigua Grecia, como Hipócrates (c. 460-370 a. C.), ya advertían sobre la necesidad de adaptar los utensilios de trabajo al cuerpo humano, y muchas de las herramientas de trabajo del Antiguo Egipto evidencian la intención de ser más cómodas para la mano del obrero.

Sin embargo, el término “ergonomía” no existió hasta mediados del siglo XIX, y su aplicación masiva como disciplina laboral comenzó a inicios del XX, como herencia del pensamiento taylorista, es decir, de los métodos propuestos por el estadounidense Frederick Winslow Taylor (1856-1915), uno de los grandes promotores de la organización científica del trabajo.

A partir de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la ergonomía cobró cada vez un mayor realce como una herramienta para mejorar el trabajo. Sobre todo, cuando se demostró que la adaptación de los espacios de trabajo al cuerpo humano, así como a la mente humana y a sus respuestas instintivas, generaba mayores índices de efectividad y menores índices de accidentes y de pérdidas. Una tendencia que era comprobable, por ejemplo, tanto en labores cotidianas, como en el diseño de la cabina de los aviones.

A los ambientes, las herramientas y los diseños que responden a los principios de la ergonomía se les conoce como ergonómicos.

Ver además: Salud ocupacional

Objetivos e importancia de la ergonomía

El objetivo fundamental de la ergonomía es diseñar entornos más amigables para con la anatomía y la mentalidad de los seres humanos. Es decir, espacios y herramientas que respondan de un modo más natural y menos fatigoso a nuestra manera de ser, y que por lo tanto no requieran de un esfuerzo adicional al que supone el trabajo en sí mismo. De modo que la ergonomía no es solo de importancia para los trabajadores, sino también para los empleadores.

Así, por ejemplo, un trabajador en una fábrica que cuenta con las herramientas adecuadas y con el entorno propicio de trabajo, no solo deberá esforzarse menos para realizar su trabajo, lo cual se traduce en menor desgaste y menores consecuencias para la salud, sino que también resultará más productivo, más proactivo y tendrá un mayor margen de compromiso con su labor.

En contraste, un obrero que trabaje en situación de incomodidad, atormentado, con herramientas que le causan daño corporal, posiblemente rinda al mínimo y se encuentre en continua búsqueda de mejores ofertas laborales.

Consejos básicos de ergonomía

ergonomia consejos
Las personas que trabajan en un escritorio deben tomar una postura saludable y hacer interrupciones.

Algunos principios básicos de ergonomía en el entorno laboral son los siguientes:

  • Se ha comprobado que las personas que pasan entre 8 y 11 horas diarias sentados en sus puestos de trabajos, con pocas o ningunas interrupciones, presentan una mayor presión arterial, mayor propensión de enfermedades cardiovasculares y metabólicas, y en general aumentan su mortalidad en un 15 % cada 3 años. Para ello, la ergonomía recomienda interrupciones frecuentes de 3 minutos cada 30-45 minutos continuos de trabajo, durante los cuales se realizarán tandas de 20 segundos de ejercicios de resistencia ligera, como medias sentadillas, elevaciones de la rodilla y contracciones glúteas.
  • Las personas que trabajan frente a una computadora deben tener pantallas no reflectantes, con un brillo adecuado para su entorno (que no retroiluminen) y el monitor debe estar al nivel de la mirada, no continuamente inclinado, situado a unos 50 a 60 cm de distancia.
  • Similarmente, las personas que trabajan con teclados a diario deben situar sus muñecas en línea recta y sus codos en un grado de apertura de entre 80° y 100° de ángulo.
  • Las personas que durante su jornada de trabajo se encuentren sentadas durante largas horas, deben tener los pies firmemente apoyados en el piso, o sobre un soporte, de ser necesario, con las caderas y las rodillas flexionadas en ángulo de 90° y un soporte firme en la región lumbar de la columna (por ejemplo, un cojín) de modo que la espalda descanse enteramente sobre la silla.
  • Las personas que trabajan de pie durante largos períodos de tiempo, deben contar con un banco de altura para sentarse y reposar las piernas, y deben estar en movimiento frecuente, no estáticas. De ser posible, deben contar con medias compresivas para proteger la circulación de las piernas.
  • Las personas que trabajan levantando pesos con las manos, deben contar con un arnés o una faja en torno al torso que les mantenga recta la espalda. Deben alzar los pesos flexionando las rodillas y no encorvando la espalda.
  • Los trabajadores que operan en ambientes de mucho ruido deben contar con audífonos aislantes y pausas escalonadas para evitar la sobreexposición al ruido.

Ergonomía cognitiva

La ergonomía cognitiva o cognoscitiva es la rama de la ergonomía que se especializa en los procesos mentales vinculados al trabajo, o sea, a la manera en que el ambiente y las herramientas laborales operan junto a la memoria, percepción y razonamiento del ser humano, con el fin de optimizar el bienestar de las personas y el rendimiento de los sistemas productivos.

Para conseguir este propósito, la ergonomía cognitiva no solo analiza la interacción humano-máquina y humano-computador, sino que también diseña programas de capacitación, cuestiona la carga de trabajo mental y analiza las variables ambientales que inciden sobre el bienestar emocional y psicológico de los trabajadores.

En un mundo de creciente automatización y mecanización, en el que el rol de los trabajadores tiende cada vez más a las labores mentales, la ergonomía cognitiva surge como una rama fundamental del análisis del entorno de trabajo.

Ergonomía y antropometría

ergonomia antropometria
La ergonomía necesita de la antropometría para saber cómo adaptarse al cuerpo humano.

La antropometría es la disciplina que se ocupa de medir el cuerpo humano, es decir, de registrar sus proporciones y establecer ciertos criterios de normalidad que puedan ser útiles a la hora de diseñar herramientas y espacios.

Por lo tanto, sus técnicas y aproximaciones son fundamentales para la ergonomía, ya que resulta imposible dar con un entorno de trabajo ideal para el ser humano si no se conoce primero el modo en que el cuerpo humano está proporcionado y los efectos que una postura sostenida durante horas diarias puede tener en su constitución. A las técnicas y herramientas que se ocupan de medir el cuerpo humano, o que responden por diseño a estas proporciones, se las conoce como antropométricas.

Más en: Antropometría

Referencias

¿Cómo citar?

"Ergonomía". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/ergonomia/. Última edición: 13 de julio de 2022. Consultado: 11 de agosto de 2022

Sobre el autor

Última edición: 13 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)