Cuál es la
Clasificación de los Animales

Te explicamos cómo se clasifican los animales, las características específicas de vertebrados e invertebrados y diversos ejemplos.

clasificacion de los animales
Los animales se clasifican según la presencia o ausencia de una columna vertebral.

¿Cómo se clasifican los animales?

Los animales, también llamados metazoos o miembros del reino animal (animalia), son seres vivientes pluricelulares, dotados de movilidad propia y de un metabolismo basado en la descomposición bioquímica de la materia orgánica proveniente de otros seres vivos. En ello se distinguen, como sabemos, de las plantas, inmóviles y capaces de sintetizar su propio alimento a partir de la materia inorgánica y la luz solar.

Sin embargo, el mundo de los animales es vasto y complicado, y el ser humano ha estado intentando comprenderlo desde la antigüedad. Para ello, ha diseñado numerosos sistemas de clasificación, que a lo largo de la historia se han ido perfeccionando, y que hoy en día comprendemos más o menos de la siguiente manera:

Animales invertebrados. En sentido estricto, son aquellos que no poseen columna vertebral o cráneo, aunque ello se extiende a un esqueleto interno articulado. Sí pueden tener exoesqueletos u otras formas de sostén y defensa corporal, en cambio. En general, los invertebrados son seres más simples evolutivamente, de estructuras blandas y pequeño tamaño, entre los cuales está el 95% de las especies animales conocidas. Entre ellos figuran:

  • Las esponjas o poríferos. Se trata de los animales más simples que existen, los cuales llevan una vida lenta y acuática en distintas superficies del fondo marino, filtrando el agua que pasa por sus conductos y creciendo en colonias de seres más o menos idénticos.
  • Los moluscos. Criaturas mayormente marinas, aunque también haya especies terrestres (como las babosas y los caracoles), poseen un cuerpo blando que puede o no estar cubierto por una concha calcárea, y que puede o no tener extremidades, como pies o tentáculos. Son ejemplos de moluscos las ostras, los pulpos, los calamares.
  • Los gusanos. En este grupo podemos reunir tanto a los anélidos (gusanos segmentados, como las lombrices) como los vermes (gusanos planos, como los platelmintos y los nemátodos), es decir, a los animales alargados y sin extremidades, que hacen vida en el medio ambiente o bien parasitando a otros seres vivos, animales y/o vegetales.
  • Los equinodermos. Animales marinos dotados de un esqueleto interno calcáreo, cuyos cuerpos presentan simetría pentarradial y a menudo tentáculos (como las estrellas de mar), o espinas afiladas (como los erizos).
  • Los artrópodos. Este es el grupo de animales más numeroso sobre la faz de la Tierra y que ha conquistado absolutamente todos los hábitats. Son seres dotados de exoesqueleto de quitina, algunos alados, todos dotados con extremidades articuladas. Nos referimos a la inmensa totalidad de los insectos, a los milípedos o centípedos (milpiés y ciempiés), a los crustáceos (cangrejos, langostas, langostinos) y también a los arácnidos: ácaros, escorpiones y arañas en general.

Animales vertebrados. Son aquellos que poseen una columna vertebral y un cráneo, en los que se protege un sistema nervioso muy desarrollado, y que se complementa con un endoesqueleto más o menos articulado. A pesar de que comparativamente son una minoría de especies, se trata de las más complejas evolutivamente y de mayor tamaño, adaptadas a la vida en tierra, agua y aire. Los vertebrados también suelen llamarse “craneados” (craniata) y entre ellos figuran:

  • Las lampreas. Son animales similares en apariencia a las anguilas, pero desprovistas de mandíbula y de escamas. Se consideran el punto de partida de los vertebrados actuales, dado que no poseen propiamente vértebras, sino estructuras parecidas.
  • Los peces. Tanto los óseos como los cartilaginosos (como rayas y tiburones), y tanto los de aleta radiada como los de aleta lobulada, son los vertebrados más abundantes del mar. Se conocen miles de especies de ellos, y forman el grueso de la vida marina de la que el ser humano se alimenta.
  • Los anfibios. De vida terrestre pero hábitos acuáticos (como la reproducción), estos seres vivos fueron los primeros en dar el salto de la vida marina a la terrestre, y hoy en día se ubican en un lugar intermedio. Ranas, sapos, salamandras y otros anfibios similares depositan sus huevos en pozos, lagos y ríos, y de ellos nacen crías con branquias y apéndices para nadar, que tras una metamorfosis ganarán pulmones y miembros terrestres.
  • Los reptiles. Animales terrestres en su mayoría, de reproducción ovípara y cuerpo escamado, de sangre fría, alguna vez estos animales gobernaron el mundo. Hoy en día son un grupo diverso, en el que figuran las tortugas, los cocodrilos, las iguanas, las serpientes y otras formas de vida animal similares.
  • Las aves. Descendientes evolutivos de los reptiles de antaño, las aves son las criaturas voladoras más grandes del mundo, cuyos cuerpos de huesos livianos y ahuecados están cubiertos de plumas de diversos colores. Su cabeza cuenta con un pico óseo para alimentarse y con dos patas con garras de distinta envergadura. Pueden ser de hábitos carnívoros, vegetarianos o carroñeros, y muchas de ellas habitan las superficies de los mares, ríos y lagos.
  • Los mamíferos. Caracterizados por una reproducción vivípara y por alimentar a sus crías con leche materna, los mamíferos son un grupo de animales de sangre caliente y sumamente diverso, en el que tienen cabida desde una jirafa hasta un león o una foca, desde un simio, un alce, un perro o un oso, hasta el propio ser humano.

Sigue con: Clasificación del reino animal

Referencias:

Última edición: 17 de febrero de 2021. Cómo citar: "Clasificación de los Animales". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/clasificacion-de-los-animales/. Consultado: 26 de febrero de 2021.