Llanura abisal

Te explicamos qué es una llanura abisal en un océano, qué seres vivos la habitan y otras características. Además, ejemplos de todo el mundo.

llanura abisal
En las llanuras abisales la falta de luz solar hace más difícil el desarrollo de organismos.

¿Qué es una llanura abisal?

En geología y oceanografía, se conoce como llanura abisal a ciertas extensiones planas de tierra que se encuentran en el fondo de los mares y océanos, en la región submarina conocida como zona abisal (del latín abyssus, “abismo”). Esta es la región más profunda y oscura de los mares conocidos, en donde penetra la menor cantidad de luz solar y por ende la vida es escasa, ardua y diferente de las regiones superficiales.

Sin embargo, las llanuras abisales son diferentes de las depresiones oceánicas profundas (como las fosas), ya que son extensiones de tierra llana y sumergida, próxima a las extensiones continentales. Suelen hallarse a profundidades de varios kilómetros bajo la superficie y extenderse a lo largo de vastas dimensiones.

El estudio geológico de estas planicies revela que tienen un origen sedimentario, es decir, son fruto de la acumulación de sedimentos y sustratos provenientes de los continentes cercanos, los cuales se acumulan a lo largo de miles o millones de años hasta suavizar y uniformar el terreno submarino. Algunas llanuras abisales están compuestas de hasta un kilómetro de sedimentos acumulados y densificados de esta manera.

Ver también: Ecosistema acuático

Características de las llanuras abisales

Las llanuras abisales se caracterizan por lo siguiente:

  • Son extensiones planas de terreno submarino, situadas entre 3.000 y 6.000 metros bajo la superficie marina, y en las adyacencias de la plataforma continental.
  • Pueden ser sumamente extensas, estirándose a lo largo de cientos de kilómetros de anchura y miles de kilómetros de longitud.
  • Suelen tener forma irregular, pero alargada conforme a los márgenes de la plataforma continental.
  • Consisten en una abundante capa sedimentaria instalada sobre la corteza oceánica, generalmente compuesta por silicatos magnésicos (basalto), fruto de erupciones volcánicas submarinas, o bien de la acumulación de materiales provenientes de la plataforma continental y de la superficie.
  • Son regiones de poca o nula luminosidad, dada la ausencia de luz solar, y por lo tanto carentes de organismos fotosintéticos. La vida allí abajo es muy distinta que en la superficie.
  • Son mucho más comunes en el océano Atlántico, menos comunes en el Índico y bastante raras en el Pacífico. En total, representan el 70% del suelo oceánico.

Vida en la llanura abisal

llanura abisal peces
Los peces abisales utilizan la luz para atraer a sus presas.

La vida en la llanura abisal se encuentra adaptada a las enormes presiones fruto de la masa de agua que la separa de la superficie, así como a la carencia de luz solar que imposibilita la fotosíntesis. Además, las temperaturas son particularmente bajas, de modo que los metabolismos vitales tienden a ser lentos y pacientes.

Mucha de la vida en esta región es microscópica, conformada por bacterias autótrofas que sobreviven mediante la quimiosíntesis, aprovechando los recursos que la actividad sísmica libera en el lecho marino. Asimismo existen pequeños crustáceos, gusanos y organismos de vida simple, muchos de los cuales sobreviven gracias a la lluvia de materia orgánica (desechos) que proviene de las regiones superficiales.

No obstante, la llanura abisal suele verse interrumpida por colinas y elevaciones ocasionales (como las dorsales oceánicas), y en esos lugares la vida florece más que en sus alrededores, aunque lo hace en ecosistemas oscuros, profundos y escasamente productivos, al menos comparados con los de la superficie.

En cuanto a los peces abisales se caracterizan por un modo de vida solitario, adaptado a las extremas condiciones. Tienen un cuerpo largo, esbelto, de grandes fauces que facilitan la captura de la presa ocasional.

Se trata de una fauna poco abundante y de facciones aterradoras. Muchos de ellos están dotados de bioluminiscencia (o sea, capacidad de generar luz), pero no para iluminar su camino, ya que en su mayoría no dependen demasiado de la vista, sino como una forma de atraer a sus presas.

Ejemplos de llanuras abisales

Entre las principales llanuras abisales conocidas destacan las siguientes:

  • La llanura abisal argentina, ubicada en la región más profunda de la cuenca argentina, a unos 6212 metros bajo el nivel del mar y apenas 800 km de las islas Malvinas.
  • La llanura abisal de Vizcaya, situada en lo profundo del golfo de Vizcaya, frente a las costas españolas de Cantabria, Asturias, Galicia y del País Vasco. Esta llanura se encuentra a unos 2789 metros de profundidad, separando las dos plataformas continentales del golfo.
  • La llanura abisal de Somalia, parte de la llamada cuenca somalí en el océano Índico, al este de África. Su relieve está interrumpido por varias montañas submarinas, que alcanzan la superficie formando las islas del grupo Aldabra en las Seychelles.
  • Las llanuras abisales aleutianas, situadas en la cuenca aleutiana en el mar de Bering del océano Pacífico, a unos 3.900 metros bajo la superficie. La región se caracteriza por profundas depresiones (fosas) y enorme actividad sísmica.
  • La llanura abisal de Bellingshausen, ubicada en el océano Antártico, al sur de las costas finales de Chile y próxima a la Antártida, es una llanura que corre a lo largo de la plataforma continental de esta última, y cuyo nombre rinde honores al almirante ruso Fabián Gottlieb von Bellingshausen, quie exploró la zona en el siglo XIX.

Sigue con: Fosas océanicas

Referencias

¿Cómo citar?

"Llanura abisal". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/llanura-abisal/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)