Concepto de
Copla

Te explicamos qué son las coplas, sus características y qué tipos existen. Además, su uso de las rimas, coplas infantiles y populares.

copla
Las coplas se suelen declamar en reuniones y pueden ir acompañadas de música.

¿Qué son las coplas?

La copla es un tipo de composición poética muy común de la tradición popular hispana, ampliamente cultivada por autores anónimos y por artistas del lenguaje como los españoles Rafael Alberti (1902-1999) o Federico García Lorca (1898-1936), por citar un par de ejemplos.

La copla consiste en un tipo de estrofa de tres o cuatro versos, comúnmente de arte menor (ocho sílabas o menos). Utiliza un lenguaje coloquial, directo, en el que suele haber dobles sentidos y efectos cómicos.

Las coplas poseen una notoria cercanía rítmica con el canto y la música. Por esa razón, se los suele declamar en ocasiones especiales o como parte de divertimentos en reuniones, o pueden simplemente formar parte del saber popular, como los refranes.

Así, la copla está fuertemente asociada a la tradición oral de las comunidades rurales, y puede o no ejecutarse con acompañamiento musical. Se estima que se originó en España en el siglo XVII, aunque en América Latina son forman parte de la tradición de casi todos los países, reflejando su idiosincrasia y su particular herencia española, de modo que suelen formar parte del folklore regional.

Ver también: Arte popular

Características de las coplas

  • Pertenecen a la cultura oral de los pueblos, por lo que suele haber más de una versión de ellos, rara vez escrita, y su autoría es generalmente anónima.
  • Por lo general consisten en cuatro versos octosílabos, dotados de rima asonante o consonante. Su disposición dentro de la estrofa tiende a ser de distintos modos, conocidos como “romance” o “tirana” (8- 8a 8- 8a), “seguidilla” (7- 5a 7- 5a) o redondilla (8a 8b 8b 8a).
  • Se ejecutan con o sin instrumentos musicales de acompañamiento y por lo general contienen relatos sencillos dotados de moralejas y anécdotas graciosas, o simplemente divertimentos.

Tipos de copla

Desde un punto de vista formal, la copla puede clasificarse en dos:

  • Coplas de arte mayor. Aquellas que consisten en versos de más de ocho sílabas cada uno, generalmente dodecasílabos. Este tipo de coplas suelen ser coplas de autor, o sea, cultivadas por escritores. La tradición popular prefiere en cambio a las de arte menor.
  • Coplas de arte menor. Aquellas que consisten en versos de ocho sílabas o menos cada uno, generalmente octasílabos. Como explicamos antes, pueden ser de tres tipos reconocidos: cuartetas de romance, seguidillas o redondillas.

Coplas y rimas

Como muchas formas de expresión poética popular, la copla depende de la rima, que es la coincidencia sonora de la última sílaba de dos o más versos. Así se genera una repetición que, en sus orígenes antiguos, consistía en una forma de regla mnemotécnica, o sea, de estrategia para memorizar las palabras del verso. Por eso los relatos de la tradición oral (antigua y moderna) tienden a una estructura rimada.

También es posible hablar de “rimas” para referirse a formas poéticas populares que no tienen o no respetan formas reconocibles, sino que obedecen a la expresión libre de los pueblos. Existen numerosísimos tipos de rimas y juegos con el lenguaje de esta naturaleza, especialmente dedicadas a los niños.

Coplas infantiles

La copla ha sido empleada en numerosas ocasiones para cultivar la literatura infantil, gracias a que su estructura la hace simple de memorizar y propensa a los juegos y contenidos divertidos. Muchas suelen conformar canciones infantiles enteras. Un par de ejemplos son las siguientes:

  • Copla para romper una piñata (fragmento):

Dale, dale, dale
no pierdas el tino
porque si lo pierdes
pierdes el camino.

Ya le diste una,
ya le diste dos,
ya le diste tres
y tu tiempo se acabó.

  • Copla del señor Don Gato (fragmento):

Estaba el señor Don Gato
sentadito en su tejado
marramiau, miau, miau
sentadito en su tejado.

Ha recibido una carta
por si quiere ser casado,
marramiau, miau, miau
por si quiere ser casado.

Con una gatita blanca
sobrina de un gato pardo
marramiau, miau, miau
sobrina de un gato pardo.

Ejemplos de coplas populares

A continuación, citaremos algunos ejemplos de coplas populares:

  • Copla de carnaval (Argentina):

Amada cajita mía,
los dos debemos cantar:
tú con tu suave armonía
yo con mi voz desigual.

Este año pa’l carnaval
mi apero no tiene cincha;
como quiera pasaré,
como vinchuca en la quincha.

De día voy al trabajo,
de noche salgo a cantar,
cantando como el coyuyo
anunciando el carnaval.

Cuando llega el carnaval
no almuerzo ni ceno nada;
me mantengo con las coplas,
me duermo con la tonada.

Nueve días pa’ gozarlos
al carnaval. ¡Achalay!
Dende el sábado de víspera
hasta el domingo i’ Pujllay.

  • Copla popular mexicana:

La mujer que quiere a dos
es discreta y entendida:
si una vela se le apaga
la otra le queda encendida.

La mujer que quiere a dos
los quiere como a hermanitos:
al uno le pone cuernos,
al otro los pitoncitos.

Sigue con: Poesía

Referencias:

Última edición: 21 de octubre de 2020. Cómo citar: "Copla". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/copla/. Consultado: 02 de diciembre de 2020.

Artículos recomendados