Concepto de
Comunicación Oral

Te explicamos qué es la comunicación oral, sus características, tipos, elementos y ejemplos. Además, qué es la comunicación escrita.

comunicacion oral
Hoy la damos por sentada, pero la comunicación oral fue central para nuestra supervivencia.

¿Qué es la comunicación oral?

La comunicación oral es la transmisión de información entre dos o más individuos a través del habla y del código contemplado en un idioma. Generalmente se contrapone a la comunicación escrita, en la cual la información se halla inscripta en algún soporte material para resistir al paso del tiempo.

La comunicación oral es probablemente la forma más temprana de intercambio de información de nuestra especie, que tuvo su origen en la invención misma del lenguaje verbal.

Su elemento fundamental es el habla, que consiste en el empleo de nuestro aparato fonador (y parte del respiratorio) para producir una cadena de sonidos articulados en distintos puntos del recorrido del aire hacia afuera, a través de la participación de distintas partes de nuestra anatomía: la lengua, los labios, los dientes, etc.

Sin embargo, el habla no podría existir sin su contrapartida, la lengua o idioma, en la que están contenidos los códigos mentales necesarios para convertir una cadena articulada de sonidos en signos lingüísticos, o sea, en información reconocible. Así, juntas, lengua y habla, componen una enunciación o acto de habla, o sea, la materialización de una porción de información codificada de acuerdo a las normas del idioma.

Muchos filósofos e historiadores concuerdan en que la gran capacidad de comunicación oral de nuestra especie fue un factor determinante en su éxito biológico y en el inicio de nuestra civilización, ya que nos permite alcanzar niveles de organización más vastos, complejos y profundos que cualquier otra especie conocida. Además, permite la transferencia y conservación de la información de manera muy eficaz, de una generación a otra.

Ver también: Comunicación

Características de la comunicación oral

La comunicación oral se caracteriza por lo siguiente:

  • Emplea ondas sonoras, esto es, el sonido propagado en algún medio físico (aire, por ejemplo) para transmitir la información de un hablante a otro.
  • Es efímera e inmediata, o sea, se desvanece en el tiempo, ya que las ondas sonoras pasan y no se preservan en el aire. Lo dicho, como reza el proverbio, “se lo lleva el viento”.
  • Es presencial y directa, lo cual se deriva del punto anterior, y quiere decir que requiere de la presencia (espacial y temporal) simultánea de los interlocutores. Es imposible hablar con alguien del otro lado del mundo (al menos no sin la ayuda de algún artefacto o tecnología), o con alguien que existió en el siglo XV.
  • Es de naturaleza social, es decir, vincula a los interlocutores y les permite crear nexos sociales de distinto tipo. Toda comunidad humana posee mecanismos propios de comunicación y un código que responde a su manera de pensar y de ver el mundo.
  • Cuenta con elementos de apoyo, que no forman parte del idioma, como la gestualidad o el contexto. Esto contribuye a que no pueda pensarse fuera del momento específico en el que ocurre.
  • Suele ser improvisada, y también más coloquial, menos formal y rígida, aunque existan también ocasiones en que tienda a lo contrario, como a la hora de dar una conferencia.
  • Suele ser bidireccional, esto es, que emisor y receptor suelen intercambiar sus roles, lo cual permite que la información vaya y venga entre ambos a voluntad.
  • Permite la rectificación, ya que al estar presentes los interlocutores, siempre pueden aclararse los términos de la comunicación, explicarse malentendidos, añadir información necesaria y así garantizar que la información haya sido comprendida. Esto no ocurre, en cambio, a la hora de leer un texto, en el que estamos a solas frente a lo escrito.

Elementos de la comunicación oral

La comunicación oral consta de dos tipos de elementos, que son:

Elementos lingüísticos. Aquellos que son propios del lenguaje verbal, tales como:

  • Un canal, que son las ondas sonoras que transportan los sonidos.
  • El mensaje que contiene la información transmitida.
  • El código o idioma que los codifica y decodifica para crear un sistema de representación común entre emisor y receptor. Si alguno no habla el mismo idioma, por ejemplo, la comunicación es imposible.
  • Los interlocutores, esto es, un emisor (que codifica el mensaje) y un receptor (que lo decodifica) y que normalmente intercambian sus roles.

Elementos extralingüísticos.

  • El contexto, es decir, el momento y espacio en el que tienen lugar la conversación y que puede plantear ciertos retos comunicativos o entorpecer la comprensión del mensaje.
  • Los gestos y elementos pragmáticos, que no tienen que ver con lo dicho sino con cómo se lo dice, qué cara se pone, qué se hace con las manos, qué tan cerca se dice del otro, y todo un conjunto de información que no forma parte del idioma, pero que modifica significativamente la información transmitida.
  • Las capacidades personales de cada interlocutor, esto es, su capacidad personal y particular para comunicarse: el funcionamiento de su anatomía, su competencia lingüística, su formación lingüística, etc.

Tipos de comunicación oral

En general, la comunicación oral se puede clasificar en:

  • Comunicación oral espontánea, de tipo informal, casual, libre e improvisada, en la que los elementos extralingüísticos cobran mayor relevancia y lo dicho puede organizarse de manera más o menos caótica. Es lo que ocurre, por ejemplo, en una conversación en el bar.
  • Comunicación oral planificada, de tipo formal, organizada, preparada y que toma lugar según mandatos prediseñados, más estrictos y exigentes, por lo que requiere de mayor foco en los elementos del lenguaje. Es lo que ocurre, por ejemplo, en una clase magistral.

Ejemplos de comunicación oral

Son ejemplos de comunicación oral las siguientes situaciones:

  • Una conversación entre varios amigos en un restaurante.
  • Una conferencia de un investigador en un instituto.
  • Una clase magistral de un profesor en un aula.
  • Una cita romántica en que dos personas intentan conocerse.
  • Un debate público entre dos candidatos presidenciales.
  • Una discusión acalorada entre dos personas en la calle.
  • Una rutina de stand up comedy en vivo en un bar.
  • Una obra de teatro en la que los actores recitan sus parlamentos al público presente.

Comunicación oral y escrita

A diferencia de la comunicación oral, la comunicación escrita es una tecnología inventada por nuestra especie, para satisfacer la necesidad de guardar información en el tiempo. Consiste en algún tipo de inscripción en un soporte físico o material imperecedero, realizado según el código de representación de un idioma.

Es decir, se hacen marcas de algún tipo en una superficie, para que otra persona (o uno mismo en otra ocasión) pueda revisarlas y recuperar la información codificada en las marcas gráficas. Esto se puede llevar a cabo de distintas maneras, ya que hay diferentes tipos de escritura, pero en general todos responden a lo mismo:

  • Preservar la información para que pueda ser recuperada visualmente (leída) en otro tiempo o en otro lugar.
  • Dirigir la información a un público mucho más amplio y disperso de lo que permitiría la comunicación oral presencial, tal y como lo permitieron los mensajes públicos, los periódicos, etc.
  • Planificar y organizar el mensaje para asegurarse que el receptor capte la información deseada de la manera deseada, ya que el emisor seguramente no estará presente cuando ello ocurra.

La escritura es una de las tecnologías más revolucionarias de la existencia de la humanidad, tanto así que se considera su invención como el final de la Prehistoria, ya que a partir de ese momento se pudieron tener fuentes perdurables que narraran los hechos acontecidos.

Más en: Comunicación escrita

Referencias:

Última edición: 11 de noviembre de 2020. Cómo citar: "Comunicación Oral". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/comunicacion-oral/. Consultado: 15 de abril de 2021.