Valores universales

Te explicamos qué son los valores universales, cuál es su historia y una lista de ejemplos. Además, su relación con los valores relativos.

valores universales
Los valores universales pueden ser compartidos por distintas culturas.

¿Qué son los valores universales?

Los valores universales son el conjunto de normas que guían el comportamiento de las personasdentro de una sociedad, aplicables en todas partes y en todo momento. Estos valores se llaman universales porque trascienden las diferencias culturales, religiosas, étnicas y sociales, y suelen ser compartidos por todas las personas, independientemente de su origen o contexto.

Algunos ejemplos de valores universales son el respeto, la honestidad, la justicia, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, la libertad, la responsabilidad y la paz. Estos valores sirven como guía para las acciones y decisiones de las personas, para ayudarlas a vivir de manera ética, armoniosa y colaborativa en sociedad.

Los valores universales se transmiten a través de la educación escolar y familiar. Los medios de comunicación también tienen un rol fundamental en la difusión y el aval de estos valores.

Puede servirte: Valores humanos

Ejemplos de valores universales

Algunos ejemplos de valores universales son:

  1. Respeto. Es la virtud de considerar la dignidad de otras personas, instituciones o ideas.
  2. Igualdad. Es un principio fundamental que se refiere a tratar a todas las personas de manera equitativa, sin importar sus diferencias de género, raza, etnia, religión, orientación sexual, capacidades físicas o cualquier otra característica personal.
  3. Justicia. Es la búsqueda del equilibrio, la intención de dar a cada cual lo que merece y la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos.
  4. Tolerancia. Es la capacidad de aceptar y respetar las diferencias de culto, religión, idioma, ideología, sexualidad, entre otras, lo que permite vivir pacíficamente en la diversidad.
  5. Libertad. Es la capacidad de actuar con libre albedrío y según los deseos personales, sin egoísmo y sin afectar a terceros.
  6. Bondad. Es la principal virtud moral que supone la tendencia a hacer el bien.
  7. Amistad. Es el vínculo que se establece entre al menos dos personas que se estiman y aceptan mutuamente, más allá de sus diferencias y defectos.
  8. Amor. Es un sentimiento positivo y abierto que conduce a las personas a realizar el bien hacia otros.
  9. Responsabilidad. Es la virtud de hacerse cargo de las decisiones tomadas por voluntad propia y de las consecuencias que estas conllevan.
  10. Solidaridad. Es la virtud que implica colaborar con la causa de terceros y ayudar a las personas de manera desinteresada.
  11. Paz. Es el conjunto de actos de unión que permiten la convivencia en armonía con el resto de las personas, tanto a nivel individual como colectivo.
  12. Verdad. Es el acuerdo que consiste en decir, hacer o pensar conforme aquello que se siente.
  13. Honestidad. Es una virtud que se vincula con la dignidad y la sinceridad, que prioriza la verdad y la coherencia entre lo que se dice y se hace.
  14. Confianza. Es la actitud de esperanza hacia otro o hacia uno mismo.
  15. Honor. Es la cualidad de la propia dignidad, que lleva al cumplimiento de los deberes respecto de uno mismo y de otros.
  16. Honradez. Es la cualidad de actuar con rectitud, integridad y honestidad.
  17. Aprendizaje. Es la absorción de nuevos conocimientos y habilidades para mejorar como persona.
  18. Perseverancia. Es la constancia en los intentos por alcanzar una meta, más allá de los obstáculos y las dificultades que surjan en el camino.
  19. Empatía. Es la capacidad de ponerse en el lugar del otro para entender la situación que atraviesa, sus emociones, sentimientos y actitudes.
  20. Valentía. Es la capacidad de llevar adelante las acciones sin temor y con decisión.
  21. Altruismo. Es la cualidad que implica ayudar a terceros sin esperar nada a cambio e incluso en detrimento de los propios intereses.
  22. Gratitud. Es el reconocimiento de la ayuda recibida de otras personas.
  23. Autodominio. Es la virtud de controlar los impulsos y las emociones negativas.
  24. Sabiduría. Es la adquisición de conocimientos y experiencias para mejorar las actividades que las personas llevan adelante dentro de una sociedad.
  25. Compasión. Implica la comprensión del sufrimiento de otros, sin dejar de lado los motivos que lo causaron.

Más en: Tipos de valores

Importancia de los valores universales

Los valores universales son importantes por diversas razones:

  • Armonía social. Promueven la comprensión mutua, el respeto y la tolerancia entre individuos y grupos diversos, lo que contribuye a la coexistencia pacífica.
  • Desarrollo personal. Conducen el comportamiento de las personas y las ayudan a tomar decisiones correctas que promueven una identidad sólida y un sentido de integridad.
  • Fortalecimiento de la comunidad. Fomentan la solidaridad, la colaboración y el apoyo mutuo entre los miembros de una sociedad, por lo que crean un sentido de pertenencia.
  • Equidad. Promueven sociedades más justas y equitativas, donde todos tienen acceso a oportunidades y derechos básicos, independientemente de sus diferencias.
  • Estabilidad general. Contribuyen a la construcción de comunidades más pacíficas y estables a nivel local, nacional e internacional.
  • Crecimiento global. Facilitan la cooperación de diferentes culturas en un mundo cada vez más interconectado, lo que ayuda a promover el desarrollo global sostenible y el bienestar para todos.

Historia de los valores universales

La historia de los valores universales se remonta a los albores de la humanidad. Desde la prehistoria, las primeras tribus dependían de la colaboración y el apoyo mutuo para sobrevivir. Así, existían normas y prácticas que promovían la solidaridad, el respeto por los ancianos y la igualdad dentro de la comunidad.

En las grandes civilizaciones de la Antigüedad, como la egipcia, la mesopotámica, la griega y la romana, surgieron sistemas éticos y filosóficos que fomentaban valores como la justicia, la virtud, la sabiduría y la compasión. Asimismo, filósofos como Confucio, Sócrates y Platón exploraron ideas sobre la moralidad y la conducta humana.

Por su parte, las religiones monoteístas, como el judaísmo, el cristianismo y el islam, y también ciertas filosofías orientales, como el budismo y el hinduismo, promovieron valores universales como el amor, la compasión, la caridad y la paz. Estos valores se transmitieron a través de textos sagrados, enseñanzas éticas y prácticas espirituales.

Ya con la llegada de la Ilustración, se desarrollaron y difundieron ideas sobre los derechos humanos, la libertad y la igualdad. La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) en Francia y la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (1776) fueron importantes hitos en la promoción de los valores universales a nivel político y social.

Por último, en el siglo XX, tras las devastadoras guerras mundiales y los abusos contra los derechos humanos, se fortaleció el reconocimiento de la necesidad de valores universales para promover la paz, la justicia y la dignidad humana. Organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han trabajado para promover los derechos humanos, la igualdad de género, el desarrollo sostenible y la paz mundial, sobre la base de estos valores.

Diferencia entre los valores universales y relativos

Los valores universales y los valores relativos representan dos enfoques diferentes: los primeros son principios considerados aplicables en todas partes y en todo momento, mientras que los segundos dependen del contexto cultural o individual y pueden variar según las circunstancias específicas.

Valores universalesValores relativos
Aplican a todas las comunidades, independientemente de las diferencias culturales, religiosas, étnicas o sociales.Varían según el contexto cultural, social o individual.
Se basan en la idea de que hay ciertos valores intrínsecos que son compartidos por todas las personas.Dependen de cada cultura o individuo y están influenciados varios factores (historia, religión, tradiciones).
Proporcionan una base ética sólida y objetiva para la convivencia humana.No son comunes para toda la convivencia humana, sino para ciertos sectores o sociedades.
Ejemplos: la igualdad, el respeto, la honestidad, la justicia, la solidaridad, la libertad.Ejemplos: la puntualidad, las normas de cortesía, la modestia, que pueden variar mucho entre diferentes culturas o grupos sociales.

Referencias

  • Cortina, A., Escámez, J. y Pérez Delgado, E. (1996). Un mundo de valores. Generalitat Valenciana.
  • Frondizi, R. (1958). ¿Qué son los valores?. Fondo de Cultura Económica.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Valores universales". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/valores-universales/. Última edición: 16 de abril de 2024. Consultado: 22 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 16 abril, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)