Compasión

Te explicamos qué es la compasión y cuáles son las características de una persona compasiva. Además, te damos ejemplos de actos compasivos.

Los voluntarios ayudan a refugiados y sienten compasión por su situación.
La compasión es un sentimiento de comunión a partir del sufrimiento compartido.

¿Qué es la compasión?

La compasión es la capacidad de sentir y conmoverse con el sufrimiento ajeno, alcanzando un alto grado de compenetración, que va más allá de la empatía. La compasión se produce al presenciar el dolor o el sufrimiento ajeno, y empuja a quien la siente a proteger a la persona afligida o remediar su dolor. Las personas propensas a la compasión se denominan compasivas.

La palabra “compasión” proviene del latín compassio, palabra compuesta por las voces con- (“junto a”) y patior (“padecimiento”, “sufrimiento”), por lo que su sentido podría entenderse como “sufrir junto al otro” o “sufrir por el otro”. El término compassio, sin embargo, fue un calco romano de la palabra griega sympátheia, de donde proviene “simpatía”, de modo que el sentido de la compasión y la simpatía son históricamente cercanos.

De acuerdo al filósofo griego Aristóteles (384-322 a. C.), los seres humanos sienten compasión por aquellos que “sufren sin merecerlo”, es decir, los enfermos, los pobres, los niños, o sea, los que no son responsables de su propio sufrimiento. De modo que, en principio, la compasión se halla próxima a un cierto sentido de la justicia. Asimismo, se distingue la compasión de la lástima, dado que esta última se asocia con un sentimiento de superioridad por parte de quien la siente.

La compasión ha sido considerada un valor por diferentes religiones y códigos morales, así como por tendencias psicológicas o de autoayuda, que han visto en ella un sentimiento de comunión con la sociedad a partir del sufrimiento compartido: ciertas versiones del veganismo, por ejemplo, defienden el sufrimiento compartido del ser humano con los animales que cría con fines alimenticios. En este contexto se cita a menudo la frase del Dalai Lama: “La bondad y la compasión son necesidades, no lujos, y la humanidad no puede sobrevivir sin ellas”.

Ver también: Amabilidad

Características de una persona compasiva

Las personas compasivas son aquellas propensas a la compasión, y se caracterizan, en términos muy generales, por lo siguiente:

  • Tienen una alta capacidad de empatía, que las hace conmoverse con facilidad ante el sufrimiento ajeno, real e incluso ficcional. Una persona compasiva puede llorar fácilmente ante el sufrimiento representado en una película, por ejemplo, o incluso llegar al extremo de no soportar verla.
  • Tienden a ser buenas escuchando al otro, ya que sintonizan con las emociones ajenas con mayor facilidad y rapidez. Asimismo, tienden a ser más agradecidas con los sacrificios de los demás.
  • Tienden a ser desprendidas y generosas en situaciones en las que pueden remediar el sufrimiento ajeno.
  • Normalmente les cuesta ignorar al que sufre o situaciones de dolor ajeno.

Significado bíblico de compasión

En un sentido religioso, la compasión ha sido considerada como una virtud o un sentimiento noble, que responde al mandamiento divino de “amar al prójimo como a sí mismo”, tal y como lo plantea Jesús de Nazaret. De hecho, las tres grandes religiones abrahámicas monoteístas (judaísmo, cristianismo e islam) comparten una valoración casi divina de la compasión, y forma parte de sus rezos usuales el pedirle a Dios compasión o misericordia para con sus fieles.

El apóstol cristiano Pablo de Tarso definió la compasión como “reír con los que ríen y llorar con los que lloran”, de un modo muy similar a la simpatía de los griegos, exaltando así la idea de la solidaridad como un valor cristiano fundamental. Por lo tanto, la solidaridad, o sea, la capacidad de actuar en beneficio del necesitado sin esperar nada a cambio, es imposible de entender sin que medie en ello la compasión.

Ejemplos de actos compasivos

Algunos ejemplos de actos compasivos, esto es, de acciones que expresan o manifiestan la compasión, pueden ser los siguientes:

  • Compartir la propia comida con el hambriento, incluso a riesgo de no comer bien.
  • Dar limosnas y ayudar a los pobres, ya sea materialmente o a través del voluntariado.
  • Conmoverse simplemente viendo a otro sufrir, al punto tal de ser incapaz de ser indiferente.
  • Devolverle la cartera a una persona que la extravió.
  • Ayudar a un niño perdido a buscar a su madre.
  • Consolar físicamente al afligido.
  • Interceder para defender a un animal que está siendo maltratado.

Sigue con: Valores morales

Referencias

¿Cómo citar?

"Compasión". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/compasion/. Última edición: 18 de enero de 2023. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 18 enero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)