Concepto de
Relaciones Sociales

Te explicamos qué son las relaciones sociales, sus tipos, características y ejemplos. Además, las relaciones sociales de producción.

relaciones sociales
Los humanos somos seres gregarios y tendemos a agruparnos en comunidades.

¿Qué son las relaciones sociales?

Comúnmente, se entiende por relaciones sociales al conjunto de las interacciones que ocurren entre dos o más personas, o dos o más grupos de personas, de acuerdo a una serie de protocolos o lineamientos mutuamente aceptados, o sea, de acuerdo a normas específicas.

Estas relaciones son estudiadas por la sociología y constituyen para ella el grado máximo de complejidad del comportamiento social. Son la base de otros conceptos como a organización social, la estructura social o los movimientos sociales.

Los seres humanos somos criaturas gregarias, o sea, tendemos a vivir entre sus pares. Así, formamos comunidades que requieren de un conjunto de interacciones normadas para convivir en relativa paz. Por ende, las relaciones sociales forman parte de quienes somos y su estudio revelará mucho de cómo nos pensamos a nosotros mismos y a los demás.

En ese sentido, resultan de interés tanto los tipos de vínculo (la amistad, el amor, la rivalidad, etc.), y el tipo de normas con las que distinguimos las relaciones legítimas o apreciadas, de las prohibidas, inaceptables o incorrectas. La socialización es el modo en que dichos elementos van modificando y fraguando la conducta de los seres humanos.

Ver también: Relaciones interpersonales

Características de las relaciones sociales

Las relaciones sociales pueden ser:

  • Materiales. Involucran algún tipo de intercambio de objetos. Estas son relaciones concretas que incluyen aquellas que poseen vínculo con lo económico, lo material.
  • Ideológicas. Involucran la adhesión o la transmisión de algún tipo de patrones de pensamiento. Son relaciones abstractas que se vinculan a lo moral, espiritual, político, etc.

Por otro lado, las relaciones sociales suelen sustentarse en protocolos y normas. Dichas normas están determinadas histórica y culturalmente, pero también en base a las necesidades del colectivo.

De hecho, la cortesía y las formas del trato cotidiano son una evidencia de que incluso los contactos breves y superficiales con quienes habitan a nuestro alrededor, requieren de una cierta manera de hacer las cosas que debemos aprender, para no desentonar en la sociedad.

Tipos de relaciones sociales

relaciones sociales laborales
Las relaciones laborales suelen regirse por normas jerárquicas, y diferentes a las afectivas.

Las relaciones sociales pueden clasificarse de distinta manera, dependiendo de si nuestro enfoque al respecto es psicológico, sociológico o de otra naturaleza. Por ejemplo, podemos distinguir entre relaciones sociales según el tipo de vínculo establecido, de la siguiente manera:

  • Relaciones afectivas. Aquellas que tenemos con las personas escogidas para conformar nuestro entorno íntimo: amigos, parejas y compañeros, gente con la que desarrollamos conexiones emocionales profundas.
  • Relaciones laborales. Aquellas que debemos emprender en nuestro entorno de trabajo, sea el que sea, y que suelen regirse por normas jerárquicas, formales y diferentes a las íntimas. En general son nexos menos profundos emocionalmente, pero muy importantes en la cotidianidad.
  • Relaciones familiares. Otro tipo de relaciones íntimas y de mucha intensidad, pero que no podemos realmente elegir, ya que vienen dadas de antemano, son las de nuestra familia, al menos el núcleo cercano de padre-madre-hermanos. De hecho, estas relaciones son psicológicamente vitales para los individuos, tanto en un sentido positivo como negativo.
  • Relaciones circunstanciales. Aquellas relaciones superficiales, efímeras y locales que tendremos con desconocidos a lo largo del día, muchas de las cuales podrían pasar a ser de otro tipo, o no. Suelen tener poco vínculo emocional y ser olvidadas rápidamente.

Importancia de las relaciones sociales

Tal y como decíamos al principio, las relaciones sociales son la base de la sociedad humana como un todo. Están determinadas por la interacción social de los seres humanos, sobre todo a medida que se transmite a generaciones venideras.

Nuestras relaciones sociales son los modos legítimos de vincularnos entre nosotros, lo cual es importantísimo si consideramos que la humanidad, a estas alturas, se ve obligada cada día más a aceptar a quienes piensan distinto, a quienes viven distinto y presentan, justamente, otro tipo de relaciones sociales.

¿Hasta qué punto es legítimo tolerar las formas de vincularse del otro? ¿Hasta qué punto debemos sacrificar las propias y aprender las de los demás? Este es un debate que se encuentra en el corazón de la civilización humana a inicios de un siglo XXI globalizado.

Ejemplos de relaciones sociales

Los ejemplos de relaciones sociales están a la orden del día. Las establecemos con nuestros amigos, familiares, las personas con las que trabajamos o estudiamos, los rivales de nuestro equipo de fútbol, los compradores que atendemos en nuestra tienda, el jefe que nos supervisa o las personas con las que tenemos una cita romántica.

En su conjunto, la totalidad de nuestras relaciones sociales son un aspecto fundamental de nuestra existencia.

Relaciones sociales de producción

El término “relaciones sociales de producción” debe comprenderse en un ámbito distinto al de lo que hemos conversado hasta acá. Es un término proveniente de la escuela marxista de pensamiento, fundada en el siglo XX por los teóricos europeos Carlos Marx y Federico Engels.

Su planteamiento involucraba una lectura histórica de la sociedad, fijándose en qué clases sociales habían detentado el poder en cada etapa. Además, estudiaba cómo habían logrado su poderío a través del control de los mecanismos de la producción de bienes de consumo.

Por ende, en este contexto las relaciones sociales de producción son el tipo de vínculos establecidos entre los seres humanos a partir de su rol dentro del proceso de producción económica. Dichas relaciones están determinadas por el control de los medios de producción.

Estas relaciones son legalmente válidas y validadas. Determinan el manejo de los activos producidos socialmente (como los inmuebles, los vehículos o las máquinas empleadas para producir), y permite la repartición de los beneficios de acuerdo a quienes ocupan la posición dominante.

Sigue con: Relaciones humanas

Referencias:

Última edición: 31 de agosto de 2020. Cómo citar: "Relaciones Sociales". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/relaciones-sociales/. Consultado: 29 de septiembre de 2020.

Publicidad