Concepto de
Procesos Sociales

Te explicamos qué son los procesos sociales y cómo los estudia la sociología. Además, qué tipos existen y las características de cada uno.

procesos sociales
La migración, tanto legal como ilegal, es un ejemplo de proceso social.
  1. ¿Qué son los procesos sociales?

Los procesos sociales son un concepto de la sociología, que denota la dinámica de interacción de los individuos y los distintos grupos que conforman una sociedad, a medida que entablan y reajustan sus patrones de conducta, respondiendo los unos a la influencia de los otros de manera recíproca.

Esto suena muy complicado así, pero en realidad quiere decir que llamamos procesos sociales a las dinámicas dentro de una sociedad que determinan el comportamiento de los distintos grupos que hay dentro de ella. Estos grupos pueden competir y generar conflicto (llamados entonces “negativos”) o colaborar, intercambiar y solidarizarse (llamados entonces “positivos”).

La interacción social es un proceso complejo, vasto y diverso que se da en el seno de las sociedades y que es clave para la conformación de las mismas. La interacción social es siempre mutua, ya sea en términos apacibles o conflictivos, y es la clave para la circulación de conceptos como la identidad, la pertenencia, etc. La vida humana no es posible sin interacción social.

Así, la sociología se interesa en los patrones que aparecen en dicha interacción social. Pueden ser reconocibles a gran escala, ya que ordenan de modos específicos a los grupos humanos y ponen en circulación determinados tipos de discursos.

Justamente, esos ordenamientos son los procesos sociales. Se los suele estudiar desde una perspectiva histórica y/o política, ya que tienen un impacto importante en el modo en que las sociedades se rigen a sí mismas y en el destino que les espera.

Puede servirte: Fenómenos sociales

  1. Tipos de procesos sociales

No existe una forma única y universal de clasificar los procesos sociales, dado que suelen ser muy específicos y para comprenderlos hay que atender siempre a su contexto. Pero a partir de una generalización y una abstracción, o sea, de pensarlos de manera aislada, podríamos diferenciarlos en:

  • Procesos de cooperación. Aquellos que son de naturaleza sinérgica, o sea, de suma de energías, y que se dan entre grupos humanos cuya interacción tiende al beneficio mutuo. La cooperación se da mucho más fácilmente cuando existen objetivos comunes, y suele a la larga producir nexos duraderos de solidaridad.
  • Procesos de acomodación. Son aquellos en los que se da un ajuste social, es decir, un reacomodo de fuerzas sociales, reales o imaginarias, en torno a una nueva configuración del poder o de los recursos. Es lo que ocurre, por ejemplo, ante la llegada de migrantes, y suele implicar un intercambio social, una pérdida y una ganancia, lo cual no necesariamente implica que ocurra en términos armónicos.
  • Procesos de asimilación. Típico de situaciones de colonización, dominación a largo plazo o absorción de grupos humanos dentro de otros, se trata de la fusión –no necesariamente en términos de igualdad o equivalencia- de grupos humanos diferentes. En otras disciplinas se lo conoce como transculturación o aculturación, y suele involucrar también un cierto ejercicio de la violencia.
  • Procesos de competencia. Como su nombre lo sugiere, se trata de los procesos sociales de naturaleza conflictiva, en los que dos o más grupos humanos compiten por el dominio de la sociedad o de un sector de ella, ya sea en términos económicos, políticos, sociales o incluso militares. Visto así, las guerras son procesos sociales de una enorme competencia y conflictividad. Es, si se quiere, lo contrario de la cooperación.

Sigue con: Problemas sociales

Referencias:

Última edición: 13 de enero de 2020. Cómo citar: "Procesos Sociales". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/procesos-sociales/. Consultado: 03 de agosto de 2020.

Publicidad