Migración, inmigración y emigración

Te explicamos qué son la emigración, inmigración y emigración, las diferencias entres ellas, sus similitudes y ejemplos.

Migración emigración inmigración
Se estima que existen 272 millones de migrantes por razones laborales, políticas o bélicas.

¿Qué son la migración, la emigración y la inmigración?

La migración es el cambio de residencia habitual de un ser viviente, ya sea de manera permanente o estacional, es decir, al cambio de hábitat y ubicación por largos períodos de tiempo. A quienes emprenden estos desplazamientos se les conoce como migrantes o especies migratorias.

Es posible distinguir entre migraciones animales y migraciones humanas, ya que suelen darse por motivos distintos y de acuerdo a mecánicas diferentes: Los animales migran de un hábitat a otro, escapando de condiciones climáticas adversas, o persiguiendo un sitio seguro para el cortejo y la reproducción.

Por ejemplo, las golondrinas suelen huir del invierno hacia latitudes más cálidas, volando en masa hasta dar con un sitio propicio en el que volver a construir sus nidos. Una vez que los fríos terminan, emprenden masivamente el regreso a casa. En cambio, los seres humanos lo hacen en pos de mejoras socioeconómicas o como consecuencia de desplazamientos forzosos por guerras, crisis políticas o desastres naturales.

Según sea uno u otro el caso, estaremos en el campo de estudio de la zoología y la ecología, o bien de la geografía y la demografía.

Ver también: Migración externa

Diferencia entre emigrar e inmigrar

En el caso de las migraciones humanas, se diferencian según el punto de vista desde el que son consideradas. Si se considera desde el lugar que las personas abandonan, se trata de emigración. En cambio si se considera desde el lugar a donde llegan, se denomina inmigración. Un fenómeno no puede darse sin el otro, y la distinción entre ser un emigrante y un inmigrante depende del punto de vista.

Así, para quienes permanecen en su país de origen, aquellos que lo abandonan en pos de nuevos lugares donde residir, son emigrantes, pues han salido, se han ido (el término proviene del latín exmigrare, literalmente “moverse para afuera”).

Por otro lado, esos mismos individuos, percibidos desde el punto de vista de quienes son originarios del lugar hacia el cual marchan, se convierten en inmigrantes, pues provienen del afuera y se instalan dentro de un nuevo país (el término proviene del latín immigrare, literalmente “moverse hacia adentro”).

Los procesos de emigración e inmigración son muy comunes a lo largo de la historia humana, y son causantes directos del enriquecimiento y el intercambio genéticos y culturales entre los pueblos que integran la humanidad. Desde tiempos inmemoriales los seres humanos han migrado, llevando consigo saberes, costumbres, idiomas y religiones, que constituyen un aporte a su nuevo lugar de residencia.

Sin embargo, no todo el mundo percibe de la misma forma estos complejos procesos de desplazamiento humano, sobre todo cuando se producen de manera masiva. El aumento en la población de destino que trae consigo la inmigración incide directamente sobre su economía.

Así, se suman nuevos trabajadores y nuevos elementos a la cultura del trabajo, pero al mismo tiempo aumenta la competencia por los recursos existentes, lo cual suele generar malestar en la población local originaria. Por eso, en contextos de inmigración masiva pueden surgir actitudes xenófobas.

Por su parte, la emigración es un fenómeno debilitante para el pueblo de origen de los migrantes, que no sólo disminuye su población total, sino que pierde trabajadores, saberes y talentos, cuya formación tomó tiempo y recursos locales, pero cuyos frutos serán recogidos por el país de destino.

Hoy en día se estima que existen en el globo unos 272 millones de migrantes internacionales, dos tercios de los cuales son migrantes laborales (o sea, personas que buscan empleo fuera de su país). Muchos otros son desplazados y refugiados por motivos políticos y bélicos (79,5 millones), o solicitantes de asilo en el exterior por sufrir acoso y persecución en sus países (4,2 millones). La migración es un fenómeno típico de la especie humana.

Ejemplos de migración, inmigración y emigración

Migración emigración inmigración ejemplos
El ser humano es migrante desde los comienzos mismos de su existencia.

A lo largo de la historia han sido innumerables los casos de migraciones humanas. Las capitales de los grandes imperios antiguos, de hecho, eran sitios de acogida de grandes oleadas migratorias, y en general fueron lugares inmensamente cosmopolitas. Pero una historia de las migraciones humanas no estaría completa sin mencionar los casos siguientes:

  • La expansión de la especie humana hacia los distintos rincones del planeta es el primer caso de migración masiva de la historia de nuestra especie. Como bien sabemos, la humanidad surgió en el seno de África, y desde allí colonizó Eurasia y los demás continentes hace unos 60.000 a 65.000 años.
  • El éxodo judío de Egipto, episodio relatado en la Biblia y que consistió en el abandono del pueblo hebreo de las tierras imperiales, en las cuales eran tratados como esclavos, en pos de la tierra prometida donde fundarían su propio reino.
  • El período de las grandes migraciones, comprendido según los historiadores del tiempo antiguo entre los siglos III y VII d. C., del cual formaron parte las llamadas “invasiones bárbaras” que desestabilizaron al Imperio Romano de Occidente, así como a otras importantes unidades políticas de la región de Eurasia: el Imperio sasánida, el Imperio Gupta o el Imperio Han.
  • La colonización de América que se produjo tras la guerra de conquista y sometimiento de los pueblos aborígenes americanos, implicó el desplazamiento de grandes masas de pobladores europeos hacia el llamado “Nuevo Continente” entre el siglo XV y el XIX.
  • La crisis migratoria del mediterráneo, que ha tenido lugar en las primeras décadas del siglo XXI, en las cuales un gran flujo de refugiados, solicitantes de asilo, migrantes económicos y otros individuos en situación de vulnerabilidad extrema, han intentado cruzar el mar Mediterráneo para huir de África y de Oriente Medio hacia Europa, en pos del tan anhelado Estado de bienestar, o huyendo de la guerra y la persecución. Por desgracia, esto ha despertado el sentimiento nacionalista y posturas xenofóbicas entre algunos sectores de la población europea, que perciben la llegada masiva de migrantes como una amenaza para sus tradiciones y su modo de vida.

Sigue con: Tipos de migración

Referencias

¿Cómo citar?

"Migración, inmigración y emigración". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/migracion-inmigracion-y-emigracion/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)