Hegemonía

Te explicamos qué es la hegemonía, su sentido en la historia colombiana, la cultura y la política internacional. Además, el cuerpo hegemónico.

hegemonia
Las relaciones hegemónicas o de dominación son vínculos desiguales.

¿Qué es la hegemonía?

La hegemonía es una relación de dominio o supremacía que una entidad ejerce sobre sus semejantes. Así, una nación, un grupo económico o una entidad política puede dictarle a otras el camino a seguir y el modo de obrar, pensar o comportarse. Es un vocablo muy empleado en el ámbito de la política, la sociología y la crítica cultural.

Las relaciones hegemónicas o de dominación son vínculos desiguales, verticales, en los que se ejerce un poder o una autoridad sobre los semejantes. A quienes ocupan este lugar central y jerárquico se les conoce como hegemón, un término proveniente de la jerga militar de la Grecia Antigua, y que designaba a quien guía el ejército. A su vez proviene del verbo griego hegemoneúein, traducible como “conducir”, “guiar” o “comandar”.

Sin embargo, el uso de este término en asuntos de política internacional no necesariamente remite al poderío militar, sino también al dominio económico y cultural, o sea, a las distintas formas en que una nación puede imperar sobre otra e influir de manera clara y decisiva en su destino, con la intención de ampliar y sostener dicho dominio internacional.

Las relaciones hegemónicas benefician al hegemón, ya que someten la autonomía y la toma de decisiones locales a sus intereses y conveniencia.

Ver también: Potencia mundial

Hegemonía mundial

La hegemonía mundial vendría a ser, lógicamente, la relación de primacía y dominio mayoritario sobre las naciones del mundo entero, es decir, la supremacía que una nación puede ejercer ya no sobre sus países vecinos o sus socios estratégicos, sino sobre casi la totalidad del globo.

Esta es una situación de poderío internacional únicamente alcanzada, a lo largo de la historia, por seis naciones que han sido capaces de guiar o gobernar el sistema mundial de las relaciones internacionales: Países Bajos, Gran Bretaña, España, Francia, Portugal y los Estados Unidos.

Durante cada una de las etapas de hegemonía de dichas naciones, sus culturas respectivas se han cotizado inmensamente en el mundo entero, sus economías han sido internacionalmente influyentes y su diplomacia y/o poderío militar han impuesto su voluntad por las buenas o por las malas.

Hegemonía cultural

hegemonia cultural gramsci
Según Gramsci, la hegemonía cultural incide sobre lo que consideramos el sentido común.

Otro uso muy común del vocablo “hegemonía” es el que tiene que ver con la hegemonía cultural, un concepto propuesto por el filósofo marxista italiano Antonio Gramsci (1891-1937).

Se puede comprender como el dominio que ejerce sobre el funcionamiento de la sociedad una clase social dominante (Gramsci hablaba de la “hegemonía cultural burguesa”), a través de un conjunto de normas sociales y prácticas culturales destinadas a que el proletariado renuncie a su identidad y a su cultura grupal.

Según Gramsci, este tipo de hegemonía le confiere a la clase dominante un control cultural de la sociedad, o sea, de la manera en que se piensa y de los valores que se profesan. Dicho control no es explícito, sino sutil, una forma de manipulación, que incide sobre aquello que solemos llamar “sentido común”.

Así, la clase dominante garantizaría su dominio sobre los medios e instrumentos de producción, ya que su enemigo ideológico estaría distraído o convencido de que ambos pertenecen al mismo bando.

Hegemonía conservadora

En la historia colombiana, se conoce como hegemonía conservadora a un período de 44 años en que el Partido Conservador controló de manera continua el Estado colombiano. Comenzó en 1886, con el ascenso a la presidencia de José María Campo Serrano (1832-1915), en nombre del movimiento político llamado la Regeneración; y culminó en 1930 con la derrota de los conservadores ante el liberal Enrique Olaya Herrera (1880-1937).

Este lapso de dominación conservadora fue consecuencia de la derrota de los liberales en la llamada Guerra de los Mil Días (1899-1902), en que ambos bandos se enfrentaron a muerte por el control político de la nación.

Se caracterizó por la feroz represión de los movimientos de trabajadores, como es el caso de la Masacre de las bananeras de 1928, cuando al ejército se le ordenó disparar contra los trabajadores de la United Fruit Company, cuando estos últimos protestaban por mejores pagos y mejores condiciones laborales de salud.

Cuerpo hegemónico

cuerpo hegemonico
Muchos cuerpos reales no responden al modelo de cuerpo hegemónico.

Se habla de “cuerpo hegemónico” para referirse a la idea médica, estética y cultural de cuerpo y corporalidad que se impone desde los sectores más tradicionales de la cultura, y que se le impone a las masas como un modelo corporal “bueno”, “aceptable” o “deseable” a través de diversas prácticas culturales cotidianas, como la publicidad, los medios de comunicación, etc.

Este concepto, muy emparentado con el de hegemonía cultural, es propio de las teorías post-marxistas contemporáneas (finales de siglo XX y comienzos del XXI) que de la mano del feminismo y de otras formas de activismo social, intentan romper con los moldes canónicos de belleza establecidos.

Los cuerpos que no se adecúan a estos estándares suelen ser rechazados, marginados y no tomados en cuenta. Por ejemplo, a las personas obesas les es muy difícil conseguir ropa de su talla, dado que la moda está pensada para personas de tallas convencionales.

Sigue con: Interculturalidad

Referencias

¿Cómo citar?

"Hegemonía". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/hegemonia/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)