Concepto de
Deserción Escolar

Te explicamos qué es la deserción escolar, qué factores intervienen en este fenómeno, sus causas, consecuencias y cómo puede evitarse.

desercion escolar
La deserción escolar puede deberse a un contexto en que los niños se ven obligados a trabajar.
  1. ¿Qué es la deserción escolar?

Por deserción escolar, abandono escolar o abandono escolar prematuro se entiende el alejamiento del sistema educativo formal, antes de haber conseguido el título final correspondiente a la finalización de sus estudios. Este fenómeno puede darse tanto en la educación primaria, como secundaria.

Debido a sus importantes consecuencias en el desarrollo cultural y profesional de la comunidad, existen numerosas iniciativas locales, regionales e internacionales dedicadas a combatirlo.

Además, la deserción escolar se da tanto en países del mundo industrializado como en aquellos pertenecientes al llamado Tercer mundo. La diferencia es que en el primer caso suele ocurrir en los procesos de educación terciaria o post-secundaria, mientras que en el segundo a todo lo largo de la cadena escolar: primaria, secundaria y terciaria.

  1. Tipos de deserción escolar

Existen cinco formas de deserción escolar, que son:

  • Deserción precoz. Cuando el estudiante ha sido aceptado en un programa escolar y no acude nunca al centro educativo, ni completa sus clases.
  • Deserción temprana. Cuando el estudiante abandona el programa de estudios durante los cuatro primeros semestres.
  • Deserción tardía. Cuando el estudiante abandona el programa de estudios del quinto semestre en adelante.
  • Deserción total. Cuando el estudiante abandona por completo un plan educativo y no regresa a él nunca.
  • Deserción parcial. Cuando el estudiante se da una baja temporal de una duración determinada y luego retoma sus estudios.
  1. Causas de la deserción escolar

La deserción escolar no tiene una causa sencilla ni única, sino que se debe a diversos factores, tanto condicionantes (que facilitan o complican el estudio) como determinantes (que impiden o permiten de plano el estudio).

En ambos casos, se trata generalmente de un conjunto de causas sociales, culturales y económicas que confluyen para que los estudiantes abandonen la escuela y se dediquen a otra cosa. La deserción no se da simplemente porque las personas no quieren estudiar, sino que es un fenómeno complejo que delata otras razones más profundas en la sociedad.

  1. Consecuencias de la deserción escolar

desercion escolar consecuencias
Además de educación formal, la escolaridad ofrece amplias posibilidades de socialización.

La deserción escolar empobrece la cultura y el nivel educativo de la sociedad, haciéndola más vulnerable de muchas formas. Esto se debe a que el aparato educativo formal es mucho más que simplemente una forma de incorporar al alumno conocimientos prácticos o utilizables.

Por el contrario, al abandonar la educación formal, el alumno pierde también la oportunidad de aprovechar lo que el sistema ofrece como proceso de socialización temprano, de educación en los valores cívicos, morales, democráticos, que luego el individuo pondrá en práctica durante la adultez, a la hora de vincularse con los demás.

A eso debe, obviamente, sumarse la interrupción del proceso educativo profesional, lo cual trunca las posibilidades de superación del individuo, obligándolo a vivir del ejercicio de labores menos rentables, más sacrificadas o incluso ilegales, ya que carece de herramientas más complejas para ser útil a la sociedad de otros modos.

  1. Factores que intervienen en la deserción escolar

Los factores de la deserción escolar son los elementos y condicionantes que lo desencadenan. Pueden ser:

  • Factores socioeconómicos. Como los bajos ingresos familiares y la falta de apoyo escolar, la necesidad de trabajo temprano para sustentarse o la carencia total de incentivos escolares (útiles, libros, institutos públicos, etc.).
  • Factores personales. Aquellos de tipo emocional, motivacional, que responden a condiciones muy particulares del individuo.
  • Factores psicológicos. Como dificultades para el aprendizaje, autismo, etc.
  • Factores institucionales. Falta de oportunidades de estudio o desamparo institucional, tales como la ausencia de cupos, la ausencia de becas, etc.
  • Factores familiares. Es muy difícil continuar los estudios si se vive en el seno de una familia disfuncional, violenta, desarticulada, en la que tengan presencia el maltrato, la drogadicción o la muerte.
  • Factores sociales. Vulnerabilidad a situaciones delictivas, pertenencia a bandas criminales, drogadicción del alumno, etc.
  1. ¿Cómo evitar la deserción escolar?

La lucha contra la deserción escolar implica la lucha conjunta contra todos los factores que la propician, como la pobreza, la exclusión, la drogadicción o la criminalidad. De modo que no resulta tarea sencilla. Sin embargo, buenos pasos en esa dirección son los siguientes:

  • Fomentar buenos ambientes educativos, en los que el alumnado posea reales oportunidades de crecimiento y aprendizaje: recursos materiales, instalaciones dignas, profesores preparados para la enseñanza, un ambiente libre de bullying y otras socializaciones nocivas, etc.
  • Ofrecer oportunidades de reinserción. Pueden tratarse de planes de estudio tardío o nocturno, enseñanza para adultos, planes de fomento educativo, ofertas de becas o ayudas para el estudio, etc.
  • Invertir en la educación pública. Es muy complicado, especialmente en países en vías de desarrollo, que una persona estudie si no tiene qué comer. Para ello el Estado puede invertir parte de su presupuesto en educación pública de calidad, que ofrezca oportunidades gratuitas a quienes no las tienen.
  • Promover programas internacionales de ayuda. Existen instituciones y patrocinios internacionales que combaten la deserción escolar, y a los que se puede acceder si se tiene la información necesaria.
  1. Deserción escolar en México

Las cifras de la deserción escolar en México aumentan a medida que avanza la edad de los estudiantes, de acuerdo a la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Así, entre los 6 y los 11 años, 98% de los infantes asisten a la escuela, pero al aumentar la edad al rango de 12 a 17, la tasa de deserción aumenta también.

En 2015, de hecho, 2.2 millones de adolescentes desertaron la escuela (16.2%). Las razones principales para dicha deserción son el desinterés en el estudio, la falta de aptitud o recursos para el ingreso (48,3%) y la pobreza (14,2%).

Sigue con: Adolescencia

Referencias:

Última edición: 3 de agosto de 2019. Cómo citar: "Deserción Escolar". Autor: María Estela Raffino. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/desercion-escolar/. Consultado: 24 de agosto de 2019.