Exclusión

Te explicamos qué es la exclusión o segregación y qué tipos existen. Además, te contamos cuáles son las causas de la exclusión social.

Un hombre sufre exclusión económica y vive en la pobreza.
La exclusión económica lleva al desempleo y la pobreza.

¿Qué es la exclusión?

La exclusión o segregación es la expulsión, eliminación u omisión de un elemento del grupo al cual hasta entonces pertenecía, o del grupo al cual debería pertenecer. A aquello que está excluido se le niega la posibilidad de participación, o sea, de formar parte de algo, y dependiendo del contexto se puede tratar de individuos, grupos de personas, organismos administrativos o cualquier elemento de un mismo conjunto.

La palabra “exclusión” proviene del latín excludere (“rechazar”, “expulsar”), conformado por las voces ex- (“desde” o “de adentro hacia afuera”) y claudere (“cerrar” o “encerrar”). De modo que la exclusión puede entenderse como el cierre de un recinto o una categoría, que deja por fuera a alguno de sus antiguos elementos pertenecientes. O, dicho de otro modo, expulsar a alguien impidiéndole el reingreso al grupo. Lo contrario de la exclusión es la inclusión.

El sentido exacto del término exclusión puede variar dependiendo del contexto y el tema al cual se refiera, pero conserva el sentido de expulsión u omisión, ya sea arbitraria o voluntaria (en este último caso, se habla de excluirse). Se trata, sin embargo, de una palabra muy empleada en las ciencias sociales y la política, generalmente entendida como sinónimo de exclusión social.

Ver además: Discriminación

Tipos de exclusión

Puede haber muchos tipos de exclusión, pero los usos más importantes y comunes del término suelen ser los siguientes:

Exclusión social

Tiene que ver con la segregación, la persecución y la invisibilización de un individuo o grupo de individuos dentro del conjunto de la sociedad. Esto puede ocurrir de muchas maneras y en diferentes grados, y suele ir de la mano de la exclusión económica, laboral y educativa. Al grupo excluido se le puede negar el ingreso en ciertos espacios y la atención en determinadas instituciones, o se le puede someter a tratamientos diferenciados, lo que suele incluir la humillación, el desprecio, la agresión o la indiferencia.

La exclusión social puede tener fundamentos religiosos, étnicos, sexuales o de clase, y es un factor importante en la producción del resentimiento social, ya que los individuos y grupos socialmente excluidos experimentan una reducción importante en su calidad de vida al no ser integrados a la sociedad.

Exclusión económica

Tiene que ver con la expulsión de un individuo o grupo de individuos del circuito productivo y sus beneficios económicos, lo cual constituye una sentencia al desempleo y la pobreza, o a la precariedad laboral y la explotación. La exclusión económica suele ir de la mano de la exclusión social y educativa.

La principal consecuencia de este tipo de exclusión es la desigualdad extrema, es decir, que en un mismo país algunos pocos cuenten con muchos recursos y otros muchos, en cambio, tengan muy poco.

Exclusión educativa

Tiene que ver con la segregación de ciertos individuos dentro del sistema escolar tradicional, ya sea porque se les impide directa o indirectamente atender a clases y comenzar o culminar su formación, o porque estando dentro del recinto educativo son víctima de maltrato, desafecto y abandono, lo cual conduce eventualmente a la deserción escolar.

La exclusión escolar es muy común entre los sectores empobrecidos de la sociedad y entre las mujeres en las sociedades fundamentalistas. Su principal consecuencia es que imposibilita a la persona excluida a desempeñar oficios de mejor calidad, lo que a menudo se traduce en pobreza, y al mismo tiempo empobrece su capacidad para tomar decisiones, al privarla de conocimientos mínimos indispensables para la vida.

Causas de la exclusión social

La exclusión social puede darse debido a múltiples factores, como son:

  • Factores religiosos. La segregación por motivos religiosos es, probablemente, una de las más antiguas que existen. Ocurre cuando se condena, persigue o expulsa a una minoría practicante de una religión diferente a la mayoritaria, sobre todo en naciones fundamentalistas o dotadas de una religión oficial. Dado que casi todas las religiones proclaman tener la fe “verdadera”, las demás quedan relegadas a ser cultos nocivos, desviados o pervertidos, y sus practicantes, por ese mismo motivo, pasan a ser personas no gratas.
  • Factores étnicos. Otra forma muy antigua de segregación es la que distingue entre los individuos de acuerdo a su etnia, nacionalidad u origen, y discrimina a las minorías. En algunos casos, pueden incluso ser mayorías oprimidas (como en el caso del apartheid sudafricano). El racismo y la xenofobia son los principales factores étnicos que existen.
  • Factores de clase. La distinción entre las clases sociales es propia de la sociedad capitalista industrial. De este modo, se discrimina a los estratos bajos, obligándolos a consumir productos y servicios de baja calidad, o directamente a prescindir de algunos de ellos, lo cual no solo desmejora su calidad de vida, sino que los condena a reproducir la pobreza padecida y a estancarse en su clase social.
  • Factores sexuales. En diferentes grados de severidad, la diferenciación a partir de sexo, identidad de género y orientación sexual ha servido también para segregar a distintos colectivos. La persecución de la homosexualidad, por ejemplo, o el sexismo contra el cual los colectivos feministas han luchado durante siglos, son ejemplos de esto. Incluso hoy en día muchas religiones condenan la homosexualidad y sentencian a la mujer a un lugar subordinado, como ocurre en los gobiernos fundamentalistas islámicos.

Inclusión social

La inclusión social es el proceso contrario y reverso a la exclusión, que busca reintegrar a los individuos segregados a la sociedad, a través de iniciativas de impulso económico, educativo y cultural de diversa naturaleza.

Numerosas organizaciones internacionales, con ayuda de los gobiernos locales, se dedican a combatir la exclusión social en el mundo y a fomentar un panorama social diferente, que resulte más inclusivo para las minorías, las clases bajas y las mujeres. No se trata de una labor sencilla, ya que a menudo implica enfrentarse con tradiciones muy arraigadas que suelen ser defendidas por sectores conservadores de la sociedad.

Más en: Inclusión

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Exclusión". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/exclusion/. Última edición: 19 de febrero de 2023. Consultado: 13 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 19 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)