Pertinencia

Te explicamos qué es la pertinencia en lo social y lo cultural. Además, qué es la pertinencia de un proyecto y de una prueba.

pertinencia
Algo pertinente es aquello que pertenece o se corresponde con el tema tratado.

¿Qué es la pertinencia?

Decimos comúnmente que algo es pertinente cuando tiene que ver con el asunto en cuestión o cuando pertenece o se corresponde con el tema. Es decir, aquello que se considera pertinente es normalmente algo conveniente, ajustado, útil incluso o que aporta alguna información digna a tener en cuenta.

Por ejemplo, un comentario pertinente es aquél que aporta a lo que se conversa o que al menos tiene que ver con ello; mientras que un comentario impertinente es aquél que no aporta nada o ni siquiera tiene que ver con lo que se conversa.

La palabra pertinente proviene de pertinencia, y ambos del verbo latino pertinere, traducible como “pertenecer”, “corresponder” o “ser adecuado en una situación”. Dicho verbo está conformado por las voces per- (“a través” o “por completo”) y tenere (“sujetar”, “dominar” o “sostener”).

Visto así, la pertinencia es la cualidad de algo de corresponderse totalmente con su contexto: un alegato pertinente en un juicio es aquel que merece ser tomado en cuenta (por ejemplo, las objeciones de los abogados en un juicio, cuando son pertinentes, suelen recibir un “ha lugar” de parte del juez).

Lo contrario a la pertinencia es, claro está, la impertinencia. Por lo tanto, algo impertinente es algo que no se corresponde con su contexto, que no es útil ni tampoco tiene lugar en lo que se hace o se dice.

Puede servirte: Plausible

Pertinencia social

La pertinencia social es un concepto acuñado para el estudio de los sistemas educativos, especialmente de los universitarios o superiores. Se entiende como el grado de adecuación o de compromiso que tiene una universidad respecto al contexto social en el cual se desarrolla. Este concepto puede aplicarse a cualquier tipo de instituto de estudios especializados.

Es decir, una carrera universitaria cuyos proyectos de estudio no tienen absolutamente nada que ver con la realidad social de la gente a su alrededor, es una carrera con poca pertinencia social.

Se habla de pertinencia social a la hora de evaluar y/o repensar el lugar de las universidades en su entorno. De ellas se espera que ayuden a resolver los problemas de la sociedad, formando profesionales en las áreas y con las perspectivas adecuadas, esto es, profesionales comprometidos con el mejoramiento del grupo humano al que pertenecen y no desconectados de ello (o sea, alienados).

Por ejemplo, una universidad que dedica esfuerzos importantes a formar profesionales tecnológicos en un país con déficit de desarrollo industrial, puede estar creando los líderes que revolucionarán localmente el panorama tecnológico, y con ello está demostrando una gran pertinencia social.

Pertinencia cultural

pertinencia cultural
Cuanto mayor sea la pertinencia cultural, mejores resultará un proceso educativo.

En educación y otros procesos político-sociales, la pertinencia cultural es el grado de adecuación que tiene un proceso educativo, una política pública o algún proceso formativo, respecto del marco cultural de la población en la que se da. Es decir que a medida que se toma más en cuenta el contexto cultural propio, se tiene más pertinencia cultural y se puede, en teoría, obtener mejores resultados.

La pertinencia cultural tiene que ver con los valores y los presupuestos que se asumen a la hora de diseñar una estrategia educativa o una campaña pública. Por ejemplo, no tendría mucho sentido dedicar esfuerzos en la promoción del consumo de cerdo en un país de religión musulmana, ya que esta última prohíbe el consumo de dicho animal.

Esto tiene su equivalente en las labores educativas, por ejemplo, cuando se intenta formar individuos con valores prestados de otra cultura o desconectados de los valores propios. Lo ideal sería que el proceso educativo no solo se conecte social y culturalmente con la realidad de los alumnos, sino que fomente en ellos un sentimiento de identidad propia y de pertenencia a su tradición.

Pertinencia de un proyecto

Se dice que un proyecto (de cualquier tipo) es pertinente cuando aborda temas centrales o relevantes en su campo, o cuando promete desarrollar ideas y soluciones que tienen que ver con la realidad inmediata de la sociedad a la cual pertenecen los investigadores.

Los proyectos pertinentes, así, son aquellos que evidencian un alto compromiso con su lugar de enunciación, mientras que los impertinentes son aquellos que abordan temas o perspectivas desvinculadas con su contexto social, cultural o educativo.

Para que un proyecto sea pertinente, entonces, debe contar con una justificación concreta que permita entender sus aportes a la sociedad, la cultura o su campo específico del saber humano.

Pertinencia de una prueba

En derecho y las ciencias jurídicas, se considera que una prueba es pertinente cuando tiene que ver con los hechos que están siendo juzgados, es decir, cuando aporta información relevante para el asunto en cuestión, y por lo tanto puede ser asumida como válida, útil al proceso o digna a ser tomada en cuenta.

Ello no implica, sin embargo, que la prueba resulte concluyente o que en base a ella se pueda establecer una verdad: una prueba puede ser pertinente, pero no conducente.

Por ejemplo, un calcetín del acusado manchado de sangre puede ser una prueba pertinente en un juicio de homicidio, pero es poco pertinente si lo que se juzga es un caso de evasión de impuestos. Las pruebas pertinentes son, por ende, las que pertenecen al proceso judicial, y por lo tanto son dignas de consideración.

Pertinencia y relevancia

Las nociones de pertinencia y relevancia suelen a menudo confundirse. Pero mientras la primera se refiere a aquello que pertenece, que concuerda y ha lugar, la relevancia se refiere a aquello que destaca, que sobresale y que por lo tanto es merecedor de atención.

Así, mientras la pertinencia se puede entender como idoneidad, concordancia o adecuación, la relevancia en cambio se debe entender como importancia, trascendencia o significación.

De modo que algo puede ser pertinente pero no relevante, y viceversa. Por ejemplo, si estamos debatiendo la mejor estrategia económica para nuestro país, puede ser pertinente un comentario que exprese la necesidad de distribuir bien el dinero, aunque sea poco relevante pues no dice nada que no pensemos todos de un modo u otro.

En cambio, si un comentario que afirme la importancia de la fibra en un desayuno balanceado es totalmente impertinente. Por último, un tercer comentario que proponga una reforma fiscal del Estado puede resultar no solo pertinente, sino relevante: llamativo, importante, destacable.

Más en: Relevancia

Referencias

¿Cómo citar?

"Pertinencia". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/pertinencia/. Última edición: 2 de febrero de 2022. Consultado: 19 de mayo de 2022

Sobre el autor

Última edición: 2 febrero, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)