Impertinencia

Te explicamos qué es una impertinencia, el origen del término y diversos ejemplos. Además, te contamos cómo es una persona impertinente.

Dos jóvenes fuman y se ríen.
Una impertinencia puede ser un comentario, una pregunta o una actitud que no vienen al caso.

¿Qué es una impertinencia?

Una impertinencia es algo dicho sin propósito ni relevancia, y que por eso resulta molesto e irritante. Puede tratarse de un comentario, una pregunta o una actitud que no vienen al caso, que no aportan nada a la situación y que distraen, interrumpen o dilatan asuntos más importantes. Asimismo, a las personas que actúan con impertinencia se las suele llamar impertinentes.

La palabra “impertinencia” proviene del latín impertinentis, conformado por las voces im- (prefijo negativo) y pertinere (“pertenecer”), de modo que algo impertinente es aquello que no pertenece a la situación, que no encaja en el contexto o que resulta inadecuado, inadmisible o improcedente. Por ende, lo contrario de impertinente vendría a ser pertinente, adecuado, admisible, procedente o relevante.

Así, por ejemplo, se puede decir que una pregunta es impertinente cuando se aleja del tema central y, como se dice coloquialmente, “se va por las ramas” o intenta distraer la atención de otros asuntos más urgentes e importantes. O se puede acusar de ser impertinente a una persona que, en una conversación, interrumpe únicamente para llamar la atención sobre sí misma, conducir el tema hacia otros derroteros, o hacer observaciones que no vienen el caso.

Antiguamente, este término se usaba también para llamar a un tipo de anteojos muy populares en el siglo XIX, dotados de una manija para sujetarlos y de uso comúnmente femenino. A dicho artefacto se le conocía como los impertinentes, y era común su uso en la ópera y en otros contextos en que hacía falta observar de lejos algún espectáculo.

Ver además: Irrespeto

¿Cómo es una persona impertinente?

Una persona impertinente es, en general, una persona que en un contexto dado se esfuerza por desentonar. En un contexto formal esto puede significar que hace comentarios groseros, atrevidos o irrespetuosos, propios de otro tipo de situaciones más informales o familiares, o también puede significar que sabotea la comunicación y entorpece la resolución de un conflicto, haciendo a los demás perder el tiempo. En ambos casos, es posible acusarla de “decir puras impertinencias”.

Algunos ejemplos de conductas impertinentes pueden ser los siguientes:

  • En un debate, alguien continuamente pide la palabra para divagar, cambiar el tema o gozar de cierto protagonismo sin aportar nada al debate en cuestión.
  • En una reunión de trabajo, alguien hace continuamente preguntas de muy poca importancia o sobre temas distintos a los que se está abordando, dilatando así los temas importantes y el fin mismo de la reunión.
  • En una discusión de pareja, uno de los cónyuges se defiende de las acusaciones del otro aludiendo a situaciones no relacionadas y que resultan poco relevantes en la discusión.
  • En una entrevista en la radio, un periodista le hace al entrevistado preguntas de índole personal (romántico, sexual, familiar) en lugar de abordar los temas políticos de interés para la entrevista.
  • En un aula de clases, un alumno interviene para hacer chistes, burlas y distraer la atención del resto, impidiendo así que la clase avance a su ritmo debido y entorpeciendo el aprendizaje del grupo.

Sigue con: Altanería

Referencias

¿Cómo citar?

"Impertinencia". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/impertinencia/. Última edición: 6 de febrero de 2023. Consultado: 28 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 6 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)