Concepto de líder

La palabra líder proviene del inglés leader. Se define a los líderes como las personas capaces de guiar e influir a otras personas o grupos de personas, que además es reconocido como tal.

Hay quienes clasifican a los líderes según ciertas características que poseen. En primer lugar es importante distinguir a los líderes naturales de los institucionalizados. Los primeros son aquellos que surgen de los grupos de personas de manera natural y el resto decide reconocer su función de líder y respetarlo como tal. Por otro lado se encuentran los institucionalizados, ellos poseen su cargo de manera legítima.  Este puede cubrir distintos cargos, sean políticos, espirituales, como educadores, entre otros.

Otra manera de clasificar a los líderes es en positivos y negativos. Un ejemplo de los segundos son los líderes autoritarios. Los mismos se caracterizan por ser dominantes y abusar de su poder. Además imponen cuales son las cuestiones a tratar. Tampoco permiten la libre expresión del resto de sus compañeros. El caso contrario a este tipo de líderes son los que permiten que el resto del grupo opine y permite que haya mejores relaciones entre los distintos miembros del grupo.

El sociólogo Max Weber definió tres tipos ideales de líderes,  en primer lugar se encuentra al que denomina legal. Este tipo de líderes acceden a su rol de líder mediante elecciones, es decir que es elegido por otras personas. Estos suelen ser identificado con los líderes políticos. El segundo tipo es el líder que llama tradicional, este obtiene su rol gracias a la herencia o a la costumbre, un ejemplo de este tipo de líderes son por ejemplo los reyes. El último tipo de líder es el que denomina carismático, estas personas se caracterizan por poseer la virtud del carisma, el cual se expresa de diversas formas y en distintos tiempo. Un ejemplo de estos podrían ser los caudillos del siglo XIX en Argentina.

Normalmente los verdaderos y buenos líderes suelen ser asociados con los modelos a seguir. Un verdadero líder debe caracterizase por ser una persona honesta, con la capacidad de trabajar con distintas personas, con la aptitud de poder manifestar sus opiniones e ideas, e intentar estimular a los demás a que expresen sus propias posturas. Suelen ser personas que piensan de manera estratégica y a futuro.  Otra de las cualidades que permite destacarse como líder es el carisma, esta virtud les permite atraer inexplicablemente a otras personas.

Cuando se encuentran liderando equipos intentar enlazar las tareas de los otros, haciéndolos cumplir con sus responsabilidades. Para ello intentan motivar a sus compañeros, movilizarlos e interesarlos en aquello que lo compete. Un verdadero líder resulta un buen conductor a partir del ejemplo.  Esta característica le permite obtener el respeto de los demás.

Además los líderes se caracterizan por surgir en los momentos que realmente sea necesario. Por otro lado intentan superarse constantemente, lo que les permite crecer en diversos aspectos, sobre todo desde el punto de vista personal.

Otra cualidad es su capacidad de acción, no solo se dedica a guiar y articular el trabajo y actividades de los demás, también actúa por cuenta propia, conociendo sus capacidades y debilidades, pero siempre se arriesgan para obtener mejores resultados.


Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.




Artículos Relacionados: