Aprendizaje cooperativo

Te explicamos qué es el aprendizaje cooperativo, sus principios y sus ventajas. Además, te contamos cómo puede aplicarse en el aula.

Gracias al aprendizaje cooperativo, cuatro estudiantes debaten sus ideas.
El aprendizaje cooperativo plantea la necesidad del intercambio de información entre estudiantes.

¿Qué es el aprendizaje cooperativo?

El aprendizaje es el proceso mediante el cual las personas adquieren nuevos conocimientos, creencias y valores, como resultado de dinámicas de observación, práctica y razonamiento. El aprendizaje es un proceso complejo, que puede abordarse desde perspectivas diferentes, y eso permite el diseño de diferentes teorías del aprendizaje, esto es, de diferentes explicaciones y descripciones sobre el tema.

Las teorías del aprendizaje, al mismo tiempo, permiten la creación de distintos métodos de aprendizaje y enseñanza, que difieren entre sí en cómo entienden el hecho de aprender. Uno de estos métodos es el aprendizaje cooperativo.

El aprendizaje cooperativo es un tipo de aprendizaje constructivista que considera la experiencia académica como un hecho social dentro del aula, y por ende plantea la necesidad del trabajo en equipo y el intercambio de información entre los estudiantes. De este modo, los alumnos no solo ocupan un rol activo en el propio aprendizaje, sino que acrecientan el de los demás.

Uno de los grandes promotores y precursores del aprendizaje cooperativo fue el psicopedagogo estadounidense John Dewey (1859-1952), líder en la pedagogía progresista de su país durante el siglo XX. Sus ideas proponían una enseñanza “centrada en el niño”, que convirtiera el aula en un entorno social de interacción y ayuda mutua.

Ver además: Enfoque pedagógico

Principios del aprendizaje cooperativo

Los principios del aprendizaje cooperativo pueden formularse de la siguiente manera:

  • El aprendizaje es un hecho social, que ocurre en las aulas y que requiere tanto del esfuerzo individual como del contexto grupal adecuado. La cooperación y la colaboración son sus preceptos fundamentales, y su dinámica ideal es el trabajo en equipo.
  • El aprendizaje es constructivista, es decir, requiere de la participación activa del alumno para producirse, y no debe ser relegado al rol pasivo y monótono que le imponen los modelos de enseñanza basados en la repetición y la memorización.
  • El docente debe actuar como un guía y acompañante en el proceso de aprendizaje, brindando la orientación necesaria para que este se produzca. Su tarea es propiciar un aprendizaje integral, centrado en la resolución de problemas.
  • El aprendizaje grupal debe cimentarse en la sinergia, la interdependencia positiva, la participación equitativa y la responsabilidad individual, así como en la interacción simultánea y cara a cara en la resolución de problemas.
  • De acuerdo al psicólogo y educador estadounidense Spencer Kagan, puede entenderse el aprendizaje colectivo bajo la consigna de que “la interacción de las partes supera la suma de las partes aisladas”.

Ventajas del aprendizaje cooperativo

El aprendizaje cooperativo cuenta con las siguientes virtudes, por encima de los modelos educativos tradicionales:

  • Promueve el trabajo en equipo, la negociación y el reconocimiento del otro. Dicho de otro modo, fomenta el espíritu democrático.
  • Favorece la solidaridad y la cooperación como valores fundamentales de la existencia.
  • Fomenta el respeto, la tolerancia y la igualdad, sin ir en desmedro del sentido crítico, la capacidad de reflexión y el esfuerzo individual.
  • Prepara al alumno para situaciones sociales complejas en su vida futura.

¿Cómo aplicar el aprendizaje cooperativo?

El aprendizaje cooperativo requiere, como su nombre sugiere, de la interacción entre los estudiantes, por lo que su método predilecto de trabajo es en grupos pequeños, de alrededor de cuatro integrantes, que deben ser lo más heterogéneos posible. Cada individuo debe contar con un objetivo específico, que responde a un sistema de interacciones cuidadosamente diseñado, de modo que no pueda conseguirse sin la colaboración y el esfuerzo de los demás.

Desde luego, no basta con simplemente trabajar en grupos para lograr un aprendizaje cooperativo. La idea es asignar roles determinados dentro de cada grupo, para fomentar la organización interna y el manejo negociado de tiempo y recursos. Es vital que todos los integrantes del grupo cumplan algún rol y que todos los roles sean igual de importantes.

Estos grupos de estudio pueden ser de tres tipos:

  • Grupos formales, que operan durante un lapso variable entre una hora y varias semanas de clase. Los objetivos del grupo deben ser comunes y los estudiantes deben asegurarse de que cada integrante del grupo logre las metas propuestas. La aprobación del grupo dependerá de la aprobación de cada uno de los alumnos.
  • Grupos informales, que operan durante un lapso variable entre unos pocos minutos y una hora de clase. Pueden usarse para actividades de enseñanza directa (como demostraciones o ejercicios), en las que se requiere de una rápida pero sincera interacción, comunicación y colaboración.
  • Grupos de base, que operan a largo plazo, durante el año escolar. Sus miembros son permanentes y deben ser lo más heterogéneos posible, bajo la consigna central de cooperar académica y socialmente con el progreso educativo de cada compañero. La idea es que los integrantes entablen relaciones duraderas y responsables, que les enseñen a negociar y a respetarse, a partir de la interdependencia.

A grandes rasgos, el esquema de trabajo de estos grupos debe responder a consignas de trabajo, en las cuales se les asignen roles activos, protagónicos e interdependientes, que serán desarrolladas durante un tiempo específico. Al término de dicho lapso, el grupo deberá autoevaluarse y evaluar el desempeño de cada integrante, bajo los principios de la crítica constructiva y el fomento del crecimiento individual.

Sigue con: Aprendizaje basado en problemas

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Aprendizaje cooperativo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/aprendizaje-cooperativo/. Última edición: 10 de diciembre de 2022. Consultado: 19 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 10 diciembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)