Aprender

Te explicamos qué es aprender y las características de cada tipo de aprendizaje. Además, qué significa aprender a aprender.

aprender
Aprender permite adaptar la conducta a las más diversas situaciones.

¿Qué es aprender?

Por el verbo aprender se entiende, dicho simplemente, adquirir o incorporar nuevos conocimientos, habilidades, destrezas, valores o conductas, ya sea fruto de la experiencia vivida, o también del estudio y la instrucción. Es una de las capacidades mentales más importantes del ser humano, que le permite adaptar su conducta a las más diversas situaciones que se le presenten, resolviendo de manera exitosa los inconvenientes que pudieran surgirle.

El aprendizaje, o sea, la capacidad de aprender, se considera un rasgo clave de toda la vida inteligente y sobre todo del raciocinio humano. Por eso, es motivo de estudio por parte de numerosas disciplinas profesionales, como la educación, la psicología y la antropología, muchas de las cuales han postulado diferentes teorías en torno a la educación y el aprendizaje.

A diferencia de los animales, los seres humanos hemos desarrollado métodos cada vez más complejos de enseñanza y transmisión de saberes, sacando provecho a nuestra capacidad de aprender para que las generaciones venideras cuenten cada vez con más conocimiento a su disposición.

Tal y como otros aspectos de la vida, el aprendizaje tiene un costado social, cultural y conductual, del que somos más o menos conscientes, y un costado neurológico, fisiológico y corporal, que tiene lugar en el cerebro a través de la composición y recomposición de conexiones sinápticas entre las neuronas.

Así, ciertos saberes se mantienen “activos” o presentes en nuestra mente, cuando sus conexiones neuronales se fortalecen, y en cambio se olvidan o abandonan cuando esas mismas conexiones se debilitan.

Los seres humanos estamos continuamente aprendiendo, aunque nuestras capacidades para absorber conocimientos nuevos merman conforme envejecemos. Ese aprendizaje no se refiere solamente a la memorización de información o la repetición de conductas, sino también a la reflexión sobre el contenido aprendido, sobre el hecho mismo de aprender, y sobre la experiencia de existir en sus diversas y complicadas facetas.

Ver además: Habilidades cognitivas

Aprender y aprehender

Estas dos palabras significan cosas totalmente distintas, a pesar de que comparten su origen etimológico. Ambas provienen del verbo latino apprehendere, compuesto por las voces ad (“hacia”), prae (“antes”) y hendere (“atrapar” o “agarrar”).

Originalmente se empleaba con ambos significados: el del policía que logra dar con el ladrón, o el del estudiante que logra dar con el conocimiento. Pero debido a procesos de vulgarización de la lengua romana (conforme nacían las lenguas romances), el verbo acabó siendo prendere, de donde proviene “aprender”, y ambos sentidos acabaron separándose.

Así, hoy en día, distinguimos:

  • Aprehender: capturar, perseguir, echarle el guante a algo o alguien.
  • Aprender: adquirir nuevos conocimientos o destrezas.

Aprender a aprender

aprender a aprender
Se suele aprender más rápido aquello que nos emociona.

La fórmula “aprender a aprender” (abreviada como AaA) se utiliza a menudo para referirse a una actividad metacognitiva, que implica el diseño de las estrategias más convenientes para permitir o facilitar el aprendizaje.

Dicho más fácilmente, aprender a aprender significa conocer cuál es el modo ideal en que podemos aprender algo y diseñar una estrategia que nos sirva para hacerlo, algo que se halla en el corazón de la experiencia autodidacta de aprendizaje: quienes aprenden algo sin necesidad de maestros o enseñanza formal.

En ello intervienen no sólo elementos cognitivos o mentales, sino también sociales, emocionales y afectivos, ya que el acto de aprender, según se ha comprobado, está conectado con distintas áreas de la personalidad y la mente, no sólo con lo estrictamente lógico. Así, por ejemplo, se suele aprender más rápido aquello que nos emociona, que aquello que nos resulta indiferente.

Por otro lado, un mismo sistema de aprendizaje no siempre es igual para todo el mundo, y aprender a aprender puede revelar las pistas necesarias para dar con el modelo idóneo para uno mismo.

Tipos de aprendizaje

Como dijimos recién, existen muchas formas distintas de aprender, dependiendo de cada persona, y dependiendo de las estrategias que se ponen en marcha durante la adquisición del nuevo conocimiento. Así, la clasificación más común del aprendizaje es la que distingue entre:

  • Aprendizaje receptivo, en el que el sujeto capta el contenido, siendo capaz de reproducirlo posteriormente, simplemente con comprenderlo de entrada. Pero al hacerlo, no descubre nada nuevo.
  • Aprendizaje por descubrimiento, todo lo contrario al caso anterior, consiste en que el sujeto obtenga de un modo activo los conocimientos, reordenándolos para que encajen con sus patrones mentales.
  • Aprendizaje repetitivo, es aquel que consiste en la reiteración del contenido hasta que se fija en la memoria, incluso si no se llega a entenderlo del todo. Es el modelo más antiguo e ineficiente de aprendizaje que existe.
  • Aprendizaje significativo, es en cambio aquel que se da cuando el sujeto integra los nuevos conocimientos con aquellos que ya maneja, otorgándoles sentido dentro de su esquema de mundo individual.
  • Aprendizaje observacional, es el que se lleva a cabo únicamente observando el comportamiento de otra persona, o sea, fijándose en el modelo.
  • Aprendizaje por ensayo y error, es decir, el aprendizaje práctico, que se lleva a cabo sobre la marcha, intentando continuamente algo hasta que salga bien.
  • Aprendizaje dialógico, en el que la conversación y el diálogo son el fundamento principal, empleando argumentos para convencer el lugar de dinámicas de autoridad.
  • Aprendizaje creativo, que consiste en la exploración más o menos libre de un tema hasta que el propio aprendiz da por cuenta propia con las estructuras necesarias para aprender, tomando una posición activa frente al problema, para proponer soluciones, alternativas, etc.

Sigue con: Modelo educativo

Referencias

¿Cómo citar?

"Aprender". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/aprender/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 16 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)