Valores éticos

Te explicamos qué son los valores éticos y te damos una lista de ejemplos. Además, qué los diferencia de los valores morales.

La generosidad lleva a las personas a ayudar sin esperar algo a cambio.

¿Qué son los valores éticos?

Los valores éticos son principios que determinan cómo se deben comportar las personas para actuar de la forma más correcta posible en cada situación. Por ejemplo, los individuos que se guían por valores éticos como la justicia, el respeto y la responsabilidad suelen obrar acertadamente en los distintos ámbitos de su vida.

Los valores éticos establecen cómo las personas se vinculan con otras, puesto que permiten que un individuo reflexione sobre cómo debe tratar a los demás. Por eso, se adquieren en los distintos grupos sociales a los que pertenece una persona, como la familia, la escuela, los ámbitos deportivos y el trabajo.

Además, estos valores están relacionados con la sociedad en la que existen. Cada sociedad tiene una escala de valores éticos, es decir, ciertos valores son más importantes que otros. Por eso, los valores éticos dependen del tipo de sociedad que se quiere construir. Para llegar a ser una sociedad igualitaria, en la que todos tengan los mismos derechos y oportunidades, los valores éticos que deberán orientar a las personas serán la equidad, la justicia, la tolerancia y la generosidad.

Los valores éticos también se emplean para regular el comportamiento en ámbitos específicos. Por ejemplo, en los sectores profesionales se elaboran códigos éticos, es decir, conjuntos de principios y normas que determinan qué se puede hacer y qué no en un trabajo. Tal es el caso de los funcionarios públicos,  que adquieren el compromiso ético de emplear su poder para lograr el bien común y no para producir un beneficio personal.

Ver además:

Ejemplos de valores éticos

Existen muchos valores éticos y la gran parte se encuentra presente en la mayoría de las sociedades. Esta lista de valores éticos habla de los más importantes:

1. Respeto

El respeto es el valor que consiste en comprender y aceptar las opiniones, los sentimientos, los gustos y las creencias de otras personas. Además, incluye la apreciación de sitios, objetos y personas relevantes de una cultura, y el cumplimiento de una serie de normas.

Por ejemplo, honrar a los héroes nacionales es una manifestación de respeto hacia la historia y la cultura de un país.

2. Honestidad

La honestidad es el valor ético que consiste en no engañar o no mentir a otras personas, o sea, en decir siempre la verdad. Además, supone que las acciones de los individuos son para producir el bienestar de todos y no para conveniencia propia.

Por ejemplo, una persona actúa con honestidad cuando no hace trampa y sigue las reglas en un juego de mesa.

3. Responsabilidad

La responsabilidad es el valor ético que se manifiesta cuando una persona cumple con los compromisos y las obligaciones que asumió. Además, consiste en hacerse cargo de las consecuencias de las acciones y las decisiones.

Por ejemplo, un estudiante muestra responsabilidad cuando llega a horario a la escuela.

4. Lealtad

La lealtad es aquel valor que consiste en ser fiel a otra persona o a algo, como una compañía o un país. La lealtad se manifiesta cuando un individuo respalda a otro o a algo en lo que cree sin importar cuáles sean las circunstancias.

Por ejemplo, una persona es leal cuando puede guardar un secreto que le contó un amigo.

5. Justicia

La justicia es aquel valor ético que consiste en procurar que todos sean tratados de la misma manera, es decir, sin hacer diferencias. De esta forma, todas las personas cuentan con los mismos derechos y oportunidades.

Por ejemplo, un profesor actúa con justicia, porque corrige todos los exámenes con el mismo criterio, sin privilegiar a ningún estudiante.

6. Libertad

La libertad como valor ético consiste en la capacidad de decidir cómo actuar. Las personas libres pueden decidir qué hacer y qué no según su voluntad y, por lo tanto, tienen la facultad de tomar decisiones importantes. Sin embargo, la libertad supone que uno puede hacer aquello que quiera siempre y cuando no perjudique a los demás.

Por ejemplo, cuando una persona termina la preparatoria, tiene la libertad de escoger qué carrera estudiará.

7. Integridad

La integridad guía las acciones para que tengas las mejores consecuencias para los demás.

La integridad es aquel valor ético que consiste en actuar de forma correcta, es decir, haciendo lo mejor posible por los demás. Esto supone que antes de hacer algo, una persona reflexionará sobre si su acción tendrá consecuencias negativas para otros.

Por ejemplo, una persona que devuelve una cartera que encontró en el parque demuestra integridad, porque tiene en cuenta que el dueño va a necesitarla.

8. Equidad

La equidad es un valor que consiste en actuar de manera justa para que todos tengan las mismas oportunidades. Las personas que ocupan cargos relevantes en los gobiernos o en las compañías deben actuar con equidad si quieren formar sociedades o empresas más justas, en las que todos los individuos sientan que parten de las mismas condiciones.

Por ejemplo, en un torneo de fútbol hay equidad, porque todos los equipos tienen las mismas oportunidades de consagrarse campeones.

9. Imparcialidad

La imparcialidad es aquel valor ético que consiste en actuar sin beneficiar a una persona o sin tener prejuicios. Dicho de otra forma, consiste en tratar a todos por igual, sin importar si a uno le cae mejor una persona que otra.

Por ejemplo, un juez debe actuar con imparcialidad, puesto que debe juzgar a todos los ciudadanos por igual y con las mismas leyes.

10. Eficiencia

La eficiencia es un valor ético relacionado con el trabajo que consiste en la capacidad de alcanzar uno o varios objetivos en el menor tiempo posible. Este valor está relacionado con la eficacia, que es la facultad de poder lograr algo.

Por ejemplo, un alumno es eficiente si puede estudiar todos los temas del examen antes del día de la evaluación.

11. Transparencia

La transparencia es aquel valor ético que consiste en que una persona se muestra tal cual es, porque dice lo que piensa y lo que siente con sinceridad. Una forma de actuar con transparencia es decir siempre la verdad, sin engañar ni mentir.

Por ejemplo, un chico que les cuenta a sus padres que ha desaprobado un examen está actuando de manera transparente.

12. Confidencialidad

La confidencialidad es aquel valor ético que se manifiesta cuando una persona no cuenta secretos o información importante de otros. Está muy relacionado con la ética laboral, porque en muchas compañías se espera que los empleados no divulguen información sobre nuevos productos o proyectos.

Por ejemplo, una empresa especializada en bebidas está trabajando en la fórmula de una nueva gaseosa. Por eso, se les solicita a los empleados que actúen con confidencialidad, es decir, que no revelen cuáles son los ingredientes del producto hasta que esté terminado.

13. Generosidad

La generosidad es aquel valor ético que se manifiesta cuando una persona es solidaria con los demás. Supone que los individuos pueden compartir y ayudar sin esperar algo a cambio.

Por ejemplo, un hombre ayudó a su vecino a colocar las bolsas del supermercado en el ascensor.

14. Tolerancia

La tolerancia es aquel valor ético que consiste en aceptar las creencias, las actitudes, las actividades, los intereses y la forma de pensar y de ser de otras personas.

Por ejemplo, una persona a la que no le gusta el baloncesto es tolerante porque puede entender que su mejor amigo sea fanático de este deporte.

15. Vocación o espíritu de servicio

El espíritu de servicio hace a las personas más responsables en su trabajo.

La vocación o el espíritu de servicio es un valor que supone que una persona está comprometida con una actividad, puesto que la realiza de la mejor manera posible. Es un valor muy importante en distintos tipos de trabajos, puesto que los empleados que actúan con vocación son más responsables y eficaces.

Por ejemplo, el capitán de un equipo de baloncesto actúa con vocación, porque se compromete con los entrenamientos y da lo mejor en los partidos para que todos los integrantes jueguen lo mejor posible como individuos y como grupo.

Ver también: Valores humanos

Diferencia entre valores éticos y morales

La diferencia entre valores éticos y morales es inexistente o muy sutil, puesto que un mismo valor, por ejemplo, la honestidad, puede ser ético y moral. Sin embargo, los valores éticos están más relacionados con principios que guían la forma en la que un individuo se debe comportar en distintas situaciones (por ejemplo, la ética profesional), y los valores morales son normas sociales que están orientadas a hacer el bien (por ejemplo, la lealtad o el compromiso en la familia).

De esta forma, la honestidad es un valor ético en un ámbito concreto, por ejemplo, cuando guía el comportamiento en un campo específico, como el trabajo, pero también es un valor moral, porque regula las acciones de los individuos de una sociedad, con el objetivo de alcanzar el bien y evitar el mal.

Sigue con:

Referencias

  • Lizeretti, N. P. y Gimeno-Bayón, A. (2014). Inteligencia emocional y valores éticos. Revista de psicoterapia, 25(97), 79-104.
  • López Sánchez, P. y Pérez, R. O. (Agosto de 2020). Valores. Escuela Nacional Colegio de Ciencias y Humanidades (UNAM). https://www.cch.unam.mx/
  • Moreno de Alba, J. G., Garrido, F. y Mandujano Servín, R. (2012). Diccionario escolar. Academia Mexicana de la Lengua,  Secretaría de Educación Pública y Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos.
  • Real Academia Española. (2024). Diccionario de la lengua española. https://dle.rae.es

¿Cómo citar?

"Valores éticos". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/valores-eticos/. Última edición: 7 de marzo de 2024. Consultado: 18 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 7 marzo, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)