Ideales

Te explicamos qué son los ideales según la ética, cuál es su función y diversos ejemplos. Además, qué es el «tipo ideal» según Max Weber.

Una multitud conmemora pacíficamente en Hong Kong la protesta del 4 de junio.
Los ideales inspiran a las personas incluso cuando se encuentran en situaciones retadoras y difíciles.

¿Qué son los ideales?

En la ética, los ideales son las nociones de valor o perfección que se plantean como un modelo a seguir para las personas. No porque se puedan conseguir en la realidad, puesto que son inalcanzables, pero sí porque operan como una guía o un indicador del camino moral que se debe seguir.

El término “ideal” remite a lo vinculado con las ideas, o sea, a lo que existe en el pensamiento, y precisamente por eso a las categorías puras, exactas, perfectas, que no se pueden llevar a la práctica en la realidad. Por ejemplo, cuando se habla del “ideal romántico”, se hace referencia a un amor que cumple con todas las expectativas posibles.

Asimismo, el término se emplea para indicar que algo es tan bueno, que pareciera ser perfecto, por ejemplo: “el clima es ideal” o “Juan es el amigo ideal”. Por otro lado, se habla de idealismo para referirse a la tendencia a pensar en ideales.

Volviendo al punto de vista ético, los ideales son un conjunto de nociones trascendentes a las que aspiran las personas, incluso cuando se encuentran en situaciones retadoras y difíciles. Esto significa que los ideales (que pueden ser éticos, morales, políticos, intelectuales, entre otros) sirven al individuo en la toma de decisiones, ya que le trazan el camino a seguir hacia el bien.

Por ejemplo, de un político entre cuyos ideales se encuentra el respeto por la ley, se espera que la defienda y la ponga en práctica incluso cuando actuar de otra manera pudiera operar en su favor. De este modo, si el político viola le ley, es posible decir que ha traicionado sus ideales.

Ver además: Utopía

Ejemplos de ideales

Algunos ejemplos de ideales son:

  • Los ideales políticos: la honestidad, la transparencia, el respeto por la ley, la entereza, el compromiso con las masas, entre otros.
  • Los ideales religiosos: la virtud inquebrantable, la fe a prueba de dudas, el amor infinito a Dios y el compromiso pleno con la moral de la Iglesia, entre otros.
  • Los ideales morales: la responsabilidad, la sinceridad, la verdad absoluta, el sacrificio por los demás, la gratitud infinita, entre otros.
  • Los ideales deportivos: el fair play, la competitividad, el trabajo en equipo, la precisión de las jugadas, entre otros.

El “tipo ideal” según Max Weber

Max Weber fue un sociólogo alemán.
Max Weber explica que exagerar ciertos aspectos de la realidad permite hacerlos más comprensibles.

De acuerdo a los escritos del sociólogo alemán Max Weber (1864-1920), los tipos ideales (idealtypus, en alemán) son herramientas conceptuales que permiten ordenar, en una realidad infinita, los elementos característicos de ciertos fenómenos sociales.

Dicho de un modo más simple, los investigadores (como sociólogos, historiadores o economistas) a menudo exageran ciertos aspectos de la realidad, para obtener así una construcción mental (gedankenbild) de tipo utópica, irrealizable, pero útil para entender y describir las tensiones propias de una época o una colectividad. En ese sentido, son ejemplos de tipos ideales: “mercado perfecto”, “cultura capitalista”, “burocracia” o “economía de estado medieval”, entre otros.

Sigue con: Valores éticos

Referencias

¿Cómo citar?

"Ideales". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/ideales/. Última edición: 6 de febrero de 2023. Consultado: 25 de marzo de 2023

Sobre el autor

Última edición: 6 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)