Prudencia

Te explicamos qué es la prudencia, por qué es considerada una virtud y diversos ejemplos. Además, te contamos cómo aparece en la Biblia.

prudencia
La prudencia permite evaluar correctamente los riesgos y elegir la mejor de las opciones.

¿Qué es la prudencia?

En términos generales, la prudencia es una actitud de sensatez, cautela y buen juicio que antecede a una acción o a una decisión, a fin de evaluar correctamente los riesgos y elegir la mejor de las opciones disponibles. A las personas que exhiben este tipo de conducta se las llama prudentes, y a quienes demuestran todo lo contrario, o sea, quienes actúan sin pensar en las consecuencias, se les denomina imprudentes.

La palabra “prudencia” proviene del latín prudentia, término compuesto por las voces pro– (“antes”) y videntia (“visión”, “contemplación”). De manera que la prudencia consiste en la capacidad de contemplar de manera anticipada las posibles consecuencias de las propias acciones. Se trata de un término muy emparentado con la palabra “providencia”, de uso mayormente religioso.

Las personas prudentes son aquellas que evalúan los peligros y las consecuencias antes de actuar, y que por lo tanto pueden evadir los riesgos innecesarios. Con este sentido se usa el término en el ámbito de la economía: el “principio de prudencia” es el criterio de contabilización de beneficios de una empresa o iniciativa con fines de lucro, que presupone la necesidad de crear una reserva (un ahorro) de recursos con los cuales enfrentar futuras situaciones difíciles y así evitar resultados catastróficos.

Sin embargo, un exceso de prudencia puede resultar dañino, pues bordea el temor, el miedo y la timidez, y puede conducir a la parálisis y la inacción durante momentos en los que se requiere de decisión y determinación.

Son sinónimos de “prudencia”: cautela, cuidado, sensatez, racionalidad, consideración, reflexión o detenimiento. Por el contrario, son antónimos: temeridad, imprudencia, irresponsabilidad e indolencia.

Ver también: Fortalezas y debilidades de una persona

Prudencia en la Biblia

En el imaginario religioso y sobre todo en el católico, la prudencia es considerada la primera de las virtudes cardinales (junto a la templanza, la fortaleza y la justicia), es decir, las conductas ideales y recomendables para todo cristiano. Así, la prudencia se comprende como la capacidad de discernir el propio bien ante cada circunstancia, para así elegir los medios adecuados para actuar, algo fundamental para conducir la vida de manera virtuosa.

En la Biblia, la prudencia se le atribuye antes que a nadie al propio Dios: “Yo, la Sabiduría, habito con la prudencia, yo he inventado la ciencia de la reflexión. Míos son el consejo y la habilidad, mía la inteligencia, mía la fuerza” (Proverbios 8, 12-14), y en consecuencia, es Dios quien le brinda al ser humano la prudencia para guiar sus decisiones: “«Yahvéh es el que da la sabiduría, de su boca nacen la ciencia y la prudencia» (Proverbios 2, 6).

De acuerdo a la doctrina cristiana, la prudencia se compone de tres actos:

  • El consejo (consilium)
  • El juicio práctico (iudicium practicum)
  • El precepto (praeceptum).

Importancia de la prudencia

La prudencia es una virtud muy valorada en la medida en que permite evitar errores y futuros arrepentimientos. Las personas prudentes tienden a ser más confiables, mejores modelos a imitar, ya que corren menos riesgos innecesarios y por lo tanto sufren menos y causan menos daños a terceros. Las decisiones de una persona prudente suelen ser menos intempestivas, menos caprichosas y por lo tanto más convenientes, ya que parten de la evaluación del contexto y de la reflexión sobre el futuro.

Ejemplos de prudencia

Algunos ejemplos de actuaciones prudentes son:

  • Un médico que realiza a su paciente los exámenes necesarios antes de recetar algún tratamiento, para evitar así causar reacciones alérgicas.
  • Una pareja que se dispone a tener relaciones sexuales y toma de antemano las precauciones anticonceptivas necesarias, a fin de evitar un embarazo indeseado.
  • Una persona que antes de meter la mano en un agujero, echa un vistazo a ver qué animal puede haber escondido adentro.
  • Un niño que rechaza el ofrecimiento de desconocidos puesto que ignora sus verdaderas intenciones.

Sigue con: Curiosidad

Referencias

¿Cómo citar?

"Prudencia". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/prudencia/. Última edición: 12 de agosto de 2022. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 12 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)