Concepto de
Fortaleza

Te explicamos qué es la fortaleza, qué sentidos tiene y por qué se considera un valor. Además, su relación con las debilidades.

fortaleza
Una fortaleza puede ser un aspecto positivo o bien la capacidad de superar dificultades.

¿Qué es la fortaleza?

Cuando hablamos de fortalezas, nos referimos a aquellos aspectos de la vida y de la personalidad de un individuo o de una organización que son considerados positivos, en la medida en que permiten superar obstáculos, evitar problemas o sobreponerse a situaciones adversas.

La palabra fortaleza proviene de la lengua provenzal fortalessa y ésta a su vez del latín fortis, que traduce “fuerte”, “valiente”. De allí que se asocie a las personalidades resistentes, o incluso a las edificaciones destinadas a la defensa militar llamados fortines, fuertes o, justamente, fortalezas.

Así, es común hablar de fortaleza de espíritu, fortaleza de carácter, fortaleza emocional y otros términos similares para describir a las personas resilientes, que se sobreponen a las dificultades o que demuestran mucho aguante.

Ver también: Capacidad

Fortaleza como valor

La idea de la fortaleza como valor personal y espiritual proviene del cristianismo. En la teología cristiana la fortaleza era considerada una de las virtudes cardinales, es decir, las cuatro virtudes que esta religión heredó del pensamiento clásico (Platón) y que sirven de base para toda la moralidad humana: justicia, templanza, prudencia y fortaleza. Esta última era la capacidad para “vencer al temor y huir de la temeridad”.

Esto quiere decir que para el cristianismo, la fortaleza tenía que ver con la posibilidad de sobreponerse a los propios apetitos y conservar la razón en momentos de susceptibilidad ante las tentaciones.

Un cristiano dotado de fortaleza buscará siempre el bien de manera constante, ejerciendo una firmeza de carácter a pesar de las dificultades. Gracias a esta virtud, el cristiano puede enfrentar el miedo y la muerte, de modo que la voluntad se guíe por la razón cristiana.

En el Occidente moderno, esta tradición no se ha perdido en el imaginario común. Por eso, aún pensamos que la fortaleza, o sea, la resiliencia y la capacidad de soportar las tormentas externas e internas, son una de las máximas virtudes de la personalidad.

Fortalezas y debilidades

Así como somos capaces de identificar las fortalezas de una persona, una organización o un sistema, es decir, sus puntos positivos o en los que mejor se desempeña, también podemos hacerlo con lo exactamente opuesto: las debilidades.

Las debilidades son los aspectos en los que una persona, organización o sistema se desempeña peor, corre más riesgos, arroja peores resultados o flaquea con mayor facilidad. Las propias debilidades forman parte de nuestra personalidad tanto como las fortalezas, y sólo el conocimiento de ellas nos permite atajarlas a tiempo o prevenir las situaciones en las que expondremos nuestro costado más vulnerable.

Sigue con: Resistencia

Referencias:

Última edición: 29 de marzo de 2021. Cómo citar: "Fortaleza". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/fortaleza/. Consultado: 18 de abril de 2021.

Artículos recomendados