Concepto de
Tiburón Blanco

Te explicamos qué es el tiburón blanco, su hábitat, reproducción y otras características. Además, qué tan frecuentemente ataca al ser humano.

tiburon blanco
El tiburón blanco puede llegar a pesar 2 toneladas.
  1. ¿Qué es un tiburón blanco?

El tiburón blanco o gran tiburón blanco es la especie de peces más grande y feroz de todos depredadores marinos. Su nombre científico es Carcharodon carcharias.

Este animal surgió hace alrededor de 16 millones de años, en el período Neógeno, y proviene de uno de los linajes de peces más antiguos que se conocen, pariente del extinto tiburón prehistórico conocido como megalodón o megalodonte.

Aunque el tiburón blanco se halla muy presente en nuestro imaginario, como protagonista de relatos y películas ambientadas en el mar, no es demasiado lo que sabemos sobre su vida y su conducta. En parte porque se trata de animales solitarios, que no conforman cardúmenes.

Por otro lado, su cuerpo cartilaginoso se descompone en su totalidad cuando mueren, excepto por sus temibles fauces óseas, dotadas de dientes puntiagudos y aserrados.

Ver además: Tiburones

  1. Características del tiburón blanco

tiburon blanco caracteristicas dientes mordida
El tiburón blanco puede introducirse en la boca hasta 14 kg de carne.

Las principales características de los tiburones blancos son:

  • Poseen un cuerpo aerodinámico, con forma de torpedo, que les permite nadar a velocidades de hasta 25 kilómetros por hora, gracias también a su potente cola y cuerpo robusto. Suelen medir entre 5 y 7 metros de longitud, aunque se han visto casos de adultos particularmente grandes (alrededor de los 11 metros), y pesan entre 1,75 y 2 toneladas.
  • Poseen una aleta dorsal muy característica, que puede sobresalir del agua cuando el pez nada cerca de la superficie, y otras dos a los costados de tamaño semejante. Su cuerpo color gris pizarra es áspero al tacto, e ideal para camuflarse en el fondo marino rocoso de ciertas costas, excepto por su vientre blanco, del cual proviene su nombre.
  • Poseen una boca grande, en forma de arco. Allí cuentan con unos 300 dientes triangulares y aserrados, muy anchos, dispuestos en varias hileras sucesivas. Su mordida se estima entre 12 y 24 toneladas de fuerza (300 veces la mordida humana), y pueden introducirse en la boca hasta 14 kg de carne de un solo mordisco, dado que al atacar la mandíbula se abre tanto, que puede deformar la cabeza del animal, proyectándose hacia adelante.
  • Sus sentidos son particularmente agudos y recogen las vibraciones en el agua circundante. Además, poseen un olfato extraordinario, capaz de pescar una gota de sangre en el agua a kilómetros de distancia.
  • Los tiburones blancos no poseen vejiga natatoria, de modo que debe estar en constante movimiento para no hundirse, y para que el agua se introduzca por su boca siempre entreabierta y salga por las branquias, oxigenando su inmenso cuerpo.
  1. Hábitat del tiburón blanco

El tiburón blanco vive casi exclusivamente en las zonas próximas a las costas, en donde abunda la luz y la vida, permitiéndole así un acceso constante a sus presas.

Su metabolismo le permite mantenerse ligeramente más caliente que el agua, pero no lo suficiente como para poblar las aguas gélidas del Ártico o de la Antártica, por lo que no suelen hallarse en dichas regiones. Sin embargo, sí puede descender hacia aguas más frías de hasta 1 kilómetro de profundidad, pudiendo colonizar nichos alimenticios de menor competencia.

Es común hallar tiburones blancos en los mares próximos a las Antillas Menores, en la región atlántica al oriente del Caribe, así como en regiones de las Antillas Mayores, como el Golfo de México, Florida, Cuba y la costa Este de los Estados Unidos. También son frecuentes en la franja costera sudamericana, desde Rio Grande do Sul a la Patagonia argentina, así como en las costas del océano Pacífico de la región occidental de los Estados Unidos, o de Sudamérica (de Panamá hasta Chile).

Además, son muy abundantes en la Gran Barrera de Coral en Oceanía, así como en archipiélagos del Pacífico en Hawaii, Fiyi y Nueva Caledonia, Australia, Tasmania, Nueva Zelanda, en todo el litoral asiático y africano (especialmente en Sudáfrica y en las desembocaduras de los ríos Congo y Volta).

  1. Reproducción del tiburón blanco

El tiburón blanco se reproduce preferiblemente en aguas templadas, durante la primavera o el verano. Su reproducción es ovovivípara, es decir, a través de la fecundación interna de los huevos dentro de la hembra, en donde maduran hasta eclosionar y entonces la cría es expulsada fuera del cuerpo materno.

La gestación de esta especie toma alrededor de un año, y alrededor de tres o cuatro crías suelen nacer por vez, alejándose rápidamente de la madre para no servirle de presa. El canibalismo es común en esta especie, y puede ocurrir incluso dentro del útero materno, en donde las crías más fuertes se devoran a las débiles o a los huevos que han demorado demasiado en abrir.

  1. Alimentación del tiburón blanco

tiburon blanco alimentacion
El tiburón blanco se alimenta de mamíferos marinos y otros animales.

Tal y como usualmente los imaginamos, los tiburones blancos son cazadores feroces y solitarios. Suelen engullir a su víctima más o menos entera, o arrancarle grandes trozos que tragar, dado que es incapaz de masticar.

Su dieta es 100% carnívora, y está compuesta por grandes mamíferos marinos, como focas y leones marinos, aunque también pueden comer cetáceos, tortugas, delfines, marsopas, pingüinos, diferentes tipos de atún, otros tiburones, o peces y rayas durante su juventud.

Eventualmente pueden alimentarse de carroña. Además, por error pueden tragar objetos muy diversos, desde potes plásticos hasta placas de automóviles.

  1. Enemigos naturales del tiburón blanco

No se conoce demasiado de los patrones sociales del tiburón blanco. Sin embargo, el hallazgo de marcas de sus mordidas otras especies sugiere que podría haber cierta competencia territorial con ballenas y otros cetáceos de gran tamaño.

En principio se trata de animales solitarios, de conducta feroz incluso entre pares. Su principal enemigo es el ser humano por su cacería indiscriminada, la pesca accidental o la contaminación de las aguas.

  1. Ataques del tiburón blanco a seres humanos

tiburon blanco ataques
El tiburón blanco es poco abundante por lo que el encuentro con ellos es infrecuente.

Al contrario de lo que las películas sugieren, los ataques de tiburones blancos a seres humanos son raros y accidentales. Usualmente se deben a que el animal confunde a algún surfista con una foca, o desconfía de la presencia de algún buzo y procede a hacerle un mordisco de “advertencia”.

Además, son animales muy poco abundantes, por lo que el encuentro con ellos es infrecuente, a diferencia de lo que ocurre con otras especies de tiburones, como el tiburón tigre o el tiburón toro.

  1. Peligro de extinción del tiburón blanco

Dada la baja densidad de sus poblaciones y su mala fama, el tiburón blanco ha sido víctima del ser humano durante décadas. Debido a la pesca ocasional, a la contaminación de las aguas (es común hallar restos de basura dentro de sus cadáveres), a la pesca masiva con redes o a la extinción de sus presas naturales, el número de tiburones blancos va en descenso.

Se los incluyó en la lista roja de especies en peligro de extinción de la UICN por primera vez en 1990, y desde 1996 se lo tiene por “vulnerable”, o sea, actualmente está en peligro de extinción por la mano del ser humano.

Sigue con: Animales del mar

Referencias:

Última edición: 12 de mayo de 2020. Cómo citar: "Tiburón Blanco". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/tiburon-blanco/. Consultado: 28 de mayo de 2020.

Publicidad