Concepto de
Oraciones Subordinadas

Te explicamos qué son las oraciones subordinadas, sus tipos y ejemplos. Además, los nexos gramaticales y las oraciones coordinadas.

oraciones subordinadas adverbiales
Las oraciones subordinadas pueden funcionar como adverbio de la oración principal.

¿Qué son las oraciones subordinadas?

En lingüística, las oraciones subordinadas son un tipo de oraciones compuestas, es decir, oraciones dotadas de más de un verbo y más de un predicado, en las cuales se produce un efecto de subordinación, esto es, que una oración se mantiene como principal y la otra depende de ella para expresar completamente su significado.

Las oraciones subordinadas son quizá el caso más complejo de oraciones compuestas, en el que aparece una relación de jerarquía entre los términos que la componen. Para ello, habitualmente se emplea un nexo subordinante, que permite insertar la oración subordinada dentro de la principal, anclada a ella. En esto último las subordinadas se distinguen del resto de las oraciones compuestas.

Por ejemplo: en la oración compuesta “Hoy vimos a mi primo, del que te hablaba ayer”, el nexo del que nos permite subordinar “del que te hablaba ayer” a “Hoy vimos a mi primo”. Nótese cómo la subordinada no puede existir sin la principal, ya que perdería totalmente su referente.

Las oraciones subordinadas forman cláusulas dentro de la oración principal y desempeñan diversas funciones sintácticas, dependiendo de su contenido: pueden servir como sintagma nominal, adjetival o adverbial. A partir de esa función pueden clasificarse, como veremos a continuación.

Ver también: Oraciones bimembres

Tipos de oraciones subordinadas

Las oraciones subordinadas se clasifican de acuerdo a la función sintáctica que desempeñan dentro de la oración principal. Así, tenemos:

  • Oraciones subordinadas sustantivas (OSS). Aquellas que desempeñan el papel de un sintagma nominal: sujeto, atributo, complemento directo, complemento indirecto o complemento de régimen. Suelen estar precedidas de las conjunciones que, de que, si, a, para, según sea el caso. Por ejemplo: “Me gustaría que me beses”, “Estamos listos para recibirte”, “María no está dispuesta a perdonarte”.
  • Oraciones subordinadas adjetivas o de relativo (OR). Aquellas que sirven para calificar o complementar a un sintagma nominal, haciendo siempre de adyacente o complemento, y siendo introducidas por un pronombre relativo como que, al que, del que, de quien, cuyo, donde, como, etc. Por ejemplo: “María, que está muy molesta, te espera en el salón”, “Mi primo, del que te hablé el otro día, llegó anoche”, “En las vacaciones, cuando fuimos a Italia, nos contagiamos del virus”.
  • Oraciones subordinadas adverbiales (OSA). Aquellas que desempeñan siempre función de complementos circunstanciales del verbo de la oración principal, y emplean nexos de acuerdo a la función complementaria que desempeñen, tales como: más que, tan que, apenas, tan pronto como, siempre que, donde, como, etc. Por ejemplo: “Acudiré tan pronto como mis labores lo permitan”, “Cuando estemos adentro, cerramos todas las ventanas”, “Te daré lo que pides, siempre que tú hagas lo mismo”.

Ejemplos de oraciones subordinadas

  • Ayer leí un libro que escribió un superviviente del holocausto.
  • Me gusta cuando me tocas la espalda.
  • Esos son los mismos que vinieron ayer por la noche.
  • Allá está la muchacha de la cual te hablé en casa.
  • ¿Tu madre sabe a qué te dedicas?
  • Él vendrá con nosotras siempre que se lo pidamos.
  • Cancelaron la obra cuyo director fue públicamente acusado.
  • El gobierno se alista para contener la pandemia.
  • En las elecciones se demostró que el partido gobernante es minoría.
  • Gracias a tu padre nos enteramos de que mañana te vas de viaje.
  • Cerraré la puerta tan pronto lleguen los vendedores.
  • Ayer fuimos a la clínica donde te operaron de las amígdalas.

Nexos subordinantes

Para establecer una relación de subordinación entre oraciones simples, se hace indispensable contar con un nexo gramatical, esto es, una partícula que sirve de puente entre la oración principal y su subordinada. Estos nexos pueden ser de distinto tipo, dependiendo del tipo de subordinada que introducen, y del contexto en que deben aparecer.

Así, puede tratarse de:

  • Conjunciones (que, si, etc.), por ejemplo: “Le rebajarán la condena si acepta todos los cargos”.
  • Adverbios (cuando, donde, etc.), por ejemplo: “Mario despertó cuando el sol comenzaba a asomarse”.
  • Pronombres (quien, que, cuyo, etc.), por ejemplo: “Compré un libro cuyo autor estaba presente en la librería”.
  • Locuciones conjuntivas (al + infinitivo, por + infinitivo, de + infinitivo, etc.), por ejemplo: “La mujer lloró al saber aquella espantosa noticia” o “Consulte a su médico en caso de presentar reacciones adversas”.

Oraciones coordinadas

A diferencia de las oraciones subordinadas, las coordinadas consisten en la unión de dos oraciones simples de distinto contenido semántico a través del uso de distintos tipos de nexos, pero en este caso lo hacen conservando un mismo valor funcional.

Dicho de otro modo, ambas oraciones están juntas, pero son independientes sintácticamente, pueden pronunciarse por separado, y sólo juntas adquieren un significado global.

Más en: Oraciones coordinadas

Referencias:

Última edición: 21 de octubre de 2020. Cómo citar: "Oraciones Subordinadas". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/oraciones-subordinadas/. Consultado: 15 de enero de 2021.