Complemento indirecto

Te explicamos qué es el complemento indirecto en una oración, ejemplos y cómo identificarlo. Además, qué es el complemento directo.

complemento indirecto
El complemento indirecto suele ser una persona o animal.

¿Qué es el complemento indirecto?

En gramática y sintaxis, se denomina objeto indirecto (OI) o complemento indirecto (CI) a una función específica que pueden desempeñar dentro de la oración los constituyentes sintácticos, o sea, sintagmas, sustantivos, pronombres y oraciones subordinadas sustantivas. Dicha función es la de ser la entidad beneficiaria, perjudicada o afectada por la acción del verbo, o bien ser su meta o receptor.

En español, el complemento indirecto suele ir precedido de una preposición (generalmente “a” o “para”), y normalmente se trata de una persona o un animal, aunque también puede tratarse de entidades abstractas o cosas.

Además, dentro de la oración suele presentar una duplicación obligatoria con el pronombre átono dativo, es decir, suele ir acompañado, pero no sustituido, del pronombre «le» o «les», como se puede observar en la oración “Maritza le compró un ramo de flores a su madre”, en la que identificamos:

  • Un sujeto oracional, “Maritza”, que lleva a cabo la acción del verbo.
  • Un verbo principal de la oración (“compró”), núcleo del predicado.
  • Un complemento directo (“un ramo de flores”), sobre el cual recae la acción del verbo.
  • Un complemento indirecto (“a su madre”), beneficiario de la acción del verbo, acompañado de un pronombre dativo (“le”) que también forma parte del complemento indirecto por duplicación.

El complemento indirecto puede aparecer en verbos de tipo transitivo, es decir, en verbos que requieren un complemento directo, pero a diferencia de este último, el objeto indirecto se acomoda a diferentes estructuras y no es exclusivo de ningún tipo de oraciones. De hecho, en algunas oraciones constituye una información opcional, omisible, cuya ausencia no altera en nada el núcleo de sentido de lo dicho.

Dependiendo de ello, los objetos indirectos pueden clasificarse en dos grandes grupos:

  • Objetos indirectos argumentales. Son aquellos que pertenecen al argumento de la oración, es decir, que no son omisibles y que aportan una información necesaria para comprender la acción del verbo. Por ejemplo: “
  • Objetos indirectos no argumentales. Son aquellos que no pertenecen al argumento de la oración, esto es, que son justamente omisibles y aportan información complementaria, optativa, a la oración.

Puede servirte: Oraciones bimembres

¿Cómo identificar el complemento indirecto?

Para identificar el objeto indirecto en una oración, podemos acudir a estrategias como las siguientes:

  • Ubicar las preposiciones “a” o “para”. Lo normal es que el complemento indirecto sea introducido por estas preposiciones, sobre todo si en la oración ya hay un complemento directo identificado. De modo que la sola presencia de estas proposiciones podría sugerirnos que se trata de un objeto indirecto. Por ejemplo, en la oración: “Maritza compró un ramo de flores para su madre”, a sabiendas de que “ un ramo de flores” es el complemento directo, la aparición del “para” en “para su madre” basta para indicarnos que esto último es el objeto indirecto.
  • Preguntarle al verbo “¿a quién?”, “¿a qué?” o “¿para quién?”. Este es el método tradicional, que se enseña en las escuelas, y aunque no suele ser demasiado preciso, puede ser muy útil a la hora de dar con el complemento indirecto. Basta con que respondamos dichas preguntas en el marco de la oración, por ejemplo, en las oraciones “Maritza compró un ramo de flores para su madre” o “Maritza le compró un ramo de flores a su madre”, podemos preguntar “¿Para quién compró Maritza un ramo de flores?” o “¿A quién le compró Maritza un ramo de flores?” (respuesta: “para su madre” o “a su madre”).
  • Sustitución con pronombres dativos átonos. Ya dijimos antes que el objeto indirecto suele ir acompañado de pronombres dativos (“le”, “les”, “te”, “me”, “se”) que duplican su sentido dentro de la oración, lo cual a su vez puede ser una pista para identificar el complemento indirecto. Sin embargo, en algunos casos podemos sustituirlo (no acompañarlo) por dichos pronombres, para saber si se trata del objeto indirecto o no. Por ejemplo, en la oración que estamos usando de ejemplo, “Maritza compró un ramo de flores para su madre”, podríamos introducir el pronombre de la siguiente manera: “Maritza le compró un ramo de flores”, donde “le” sustituye a “para su madre”, o sea, al complemento indirecto.

Ejemplos de complemento indirecto

A continuación, presentamos algunas oraciones de ejemplo en las que se ha resaltado el complemento indirecto:

  • Juan le lleva muchos regalos a su hija.
  • Proust le escribió muchas cartas a su madre.
  • ¿Me estás diciendo la verdad?
  • Perdonaré la vida a todos mis rivales.
  • Voy a pedirle ayuda a mi sobrino.
  • Te conseguí las entradas del concierto.
  • Los griegos le compusieron poemas a Zeus.
  • Le voy a comprar un vestido nuevo a mi esposa.
  • Esa noticia les cayó como un balde de agua fría.
  • A nadie le importa lo que vas a decir.
  • ¿Se compró una nueva computadora?
  • Ese reloj le pertenece al coordinador.
  • Los consejos de mi abuelo me fueron muy útiles.
  • Al doctor se le está cayendo el cabello.
  • ¿Llevamos suficiente desayuno para todos tus hermanos?
  • Esto va dirigido a quien le pueda interesar.

Complemento directo

A diferencia del complemento indirecto, el objeto directo o complemento indirecto es exclusivo de los verbos transitivos y en la oración ocupa el lugar de la entidad que recibe directamente la acción del verbo o que es afectada por ella. Por consiguiente, puede identificarse mediante la sustitución por los pronombres acusativos “lo”, “los”, “la”, “las” o incluso por “eso”.

De esa manera, en nuestro ejemplo acostumbrado, “Maritza compró un ramo de flores para su madre”, el objeto directo sería “un ramo de flores” (“Maritza compró eso para su madre”).

Más en: Complemento directo

Complemento circunstancial

El complemento circunstancial, a diferencia de los casos previos, es una función sintáctica desempeñada usualmente por un sintagma adverbial, nominal o preposicional. Como su nombre lo indica, su función es la de expresar las circunstancias en las que ocurre la acción del verbo: tiempo, lugar, modo, cantidad, causa, etcétera. De ese modo, existe una amplia variedad de complementos circunstanciales.

Así, en la oración “Ayer por la tarde vino mi madre”, tenemos un sujeto oracional (“mi madre”) y un verbo principal (“vino”), y el resto del predicado es un sintagma que caracteriza la acción de este último, o sea, un complemento circunstancial de tiempo: “Ayer por la tarde”.

Más en: Complemento circunstancial

Referencias

¿Cómo citar?

"Complemento indirecto". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/complemento-indirecto/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)