Concepto de
Necesidades humanas

Te explicamos qué son las necesidades humanas, cómo se clasifican y diversos ejemplos. Además, qué es la Pirámide de Maslow.

necesidades humanas
Las necesidades humanas son mucho más que las necesidades básicas.

¿Qué son las necesidades humanas?

En economía, se entienden las necesidades humanas como la unión entre una sensación de carencia específica y el deseo de satisfacerla, es decir, como una deficiencia que activamente deseamos subsanar.

De acuerdo al abordaje típico de la economía, estas necesidades son infinitas e ilimitadas, es decir, no cesan nunca de reproducirse, mientras que los recursos necesarios para su satisfacción son limitados y finitos, o sea, que se cuenta con un número concreto de ellos. Así, la economía es la ciencia que estudia esta relación imposible y los métodos para tratar de resolverla.

Las necesidades humanas se encuentran allí en donde haya un ser humano, independientemente de si se encuentra solo o en grupo, aunque en este último caso, obviamente, las proporciones se incrementan. Su estudio y organización, además, han sido objeto de estudios por parte de la economía, la psicología y otras muchas disciplinas, a partir de las cuales se puede intentar una clasificación:

De acuerdo a su importancia, se pueden distinguir dos tipos de necesidades humanas:

  • Primarias o biológicas, las cuales determinan la subsistencia fisiológica del individuo y su salud inmediata, como alimentarse, dormir, beber agua, abrigarse de los elementos climáticos, etc.
  • Fundamentales o sociales, aquellas que son también elementales para el correcto o completo desarrollo de un individuo saludable, pero que no están determinadas por la biología humana, sino por su forma de socialización, tales como el afecto, la seguridad, la identidad, una vivienda digna, etc.
  • Secundarias o suplementarias, cuando no se trata de necesidades vitales o básicas, sino de las añadidas una vez que las primeras dos están satisfechas, y que por lo tanto varían de una época a otra y de un grupo humano a otro, como son la riqueza, la participación política, la representación legal, la recreación, etc.

Según su carácter social, o sea, de dónde provengan, se pueden clasificar en:

  • Necesidades individuales, cuando toman en consideración únicamente al individuo, o sea, de uno en específico, incluso si ello contradice las necesidades del grupo al que pertenece.
  • Necesidades colectivas, cuando toman en consideración a la totalidad de una colectividad, comunidad o sociedad humanas, incluso si ello contradice las necesidades individuales de alguno de sus miembros.

Según su importancia económica se pueden clasificar en:

  • Necesidades económicas, cuya satisfacción requiere de un esfuerzo productivo de parte de la sociedad entera o al menos de parte del individuo, es decir, de actividades económicas. Por ejemplo, para satisfacer nuestro deseo de alimentarnos, es preciso poder adquirir comida que ha sido previamente preparada, para lo cual fue necesario contar con insumos que fueron previamente recolectados, producidos u obtenidos.
  • Necesidades no económicas, cuya satisfacción no implica ningún mecanismo productivo, sino que pueden satisfacerse de otras maneras. Por ejemplo, para respirar sólo necesitamos aire, y para obtener afecto, sólo necesitamos a un ser querido. En ninguno de ambos casos aparece la cadena productiva humana.

Ver además: Necesidades básicas

La Pirámide de Maslow

Uno de los grandes estudiosos de las necesidades humanas fue Abraham Maslow (1908-1970). Este psicólogo estadounidense expuso su enfoque sobre las motivaciones humanas en su libro de 1943 “Una teoría sobre la motivación humana”, conocemos hoy en día como la “Pirámide de Maslow”.

A través de su pirámide, buscó una manera de representar las necesidades humanas a partir de un principio jerárquico. Es decir, ubicaba las más básicas (y fundamentales) al pie de la pirámide, y las más elaboradas (y por lo tanto optativas) en la cima.

Lógicamente, esto quiere decir que para acceder a las de arriba, deben cumplirse primero todas las de abajo, y que mientras más arriba se encuentra una necesidad en la pirámide, más alejada se encuentra de las necesidades primarias del ser humano.

La pirámide de Maslow se compone, así, de cinco niveles diferentes, que enumeramos desde el más básico e inferior, hasta el más complejo y elevado:

  • Necesidades fisiológicas o primarias. Aquellas que dicta la supervivencia misma y que el individuo debe satisfacer, simplemente, para seguir existiendo. Nada las antecede, por lo tanto, y son ejemplo de ellas la necesidad de respirar, de alimento, de sueño, de protección del entorno (del frío o del calor), etc.
  • Necesidades de seguridad y protección. Una vez satisfechas las necesidades primarias, el segundo escalón de la pirámide consiste en necesidades vinculadas con la defensa y la seguridad del individuo, es decir, con su protección del daño y del desamparo. Son ejemplo de ellas: la seguridad física y sanitaria (protección de enfermedades), la tenencia de una vivienda, etc.
  • Necesidades sociales o de afiliación. El tercer peldaño de la pirámide apunta ya a la inclusión del individuo en una comunidad humana, y provienen de nuestra naturaleza gregaria, tribal. Son ejemplo de ellas la necesidad de relaciones (amistosas, amorosas, afectivas) o la necesidad de aceptación social.
  • Necesidades de estima o reconocimiento. Una vez que el individuo forma parte de un grupo en el que posee relaciones sociales y goza de una identidad propia y grupal, aparecen sus necesidades de estima, que Maslow subclasificó en dos categorías:
    • La estima alta, vinculada con el amor propio y con los sentimientos de confianza, independencia, autoestima y libertad.
    • La estima baja, vinculada con el respeto hacia los demás, la necesidad de atención, de reconocimiento ajeno y todo lo vinculado con el estatus social.
  • Necesidades de autorrealización o del yo. La cima de la pirámide de Maslow está reservada para las necesidades psicológicas más abstractas y complejas del ser humano, que tienen que ver con la autoevaluación de la propia vida en función de un propósito, una noción de felicidad o de éxito, ya sea consigo mismo o con la humanidad entera.

Más en: Pirámide de Maslow

Referencias:

¿Cómo citar?

"Necesidades humanas". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/necesidades-humanas/. Última edición: 16 de julio de 2021. Consultado: 02 de agosto de 2021.