Concepto de
Molino

Te explicamos qué es un molino, su origen, historia y cómo funciona. Además, las características de cada tipo de molino.

molino
Un molino puede realizar tareas mecánicas o generar electricidad.

¿Qué es un molino?

Un molino es un tipo de maquinaria que sirve para aprovechar la energía cinética. Esa energía puede provenir del viento (molino eólico o de viento), del agua (molino hidráulico o de agua), o de la tracción animal (molino de sangre), para llevar a cabo tareas mecánicas como moler materiales o generar electricidad.

En su versión agrícola, destinada a moler granos comestibles, es una de las invenciones más antiguas de la humanidad, que posee distintos nombres dependiendo de la región y del uso específico que se le da. Así, por ejemplo, se habla de almazarra para el molino usado en las plantaciones de aceituna, y de trapiche o ingenio para el molino usado para triturar la caña de azúcar.

Los molinos tradicionales forman parte tradicional del paisaje en distintas geografías de Europa, y han sido retratados en obras artísticas como símbolos de la cultura local, como es el caso de los molinos de viento en el Don Quijote de Cervantes, o en la serie de Van Gogh Le Moulin de la Galette (1886).

Puede servirte: Energía mecánica

Origen e invención del molino

molino origen
En un principio, la molienda de cereales se hacía a mano.

Los primeros molinos surgieron en la antigüedad remota, en el marco de la Revolución Neolítica en la que la agricultura se instaló como actividad principal de la humanidad. Estaban destinados a triturar cereales y gramíneas para producir harinas, aunque también algunos tipos de tubérculos, semillas y frutos recolectados.

Inicialmente esta labor se llevaba a cabo manualmente, con pilones y morteros de diferentes materiales, que servían para machacar los materiales entre dos piedras planas.

Sin embargo, al ser una tarea ardua y repetitiva, hicieron falta métodos más expeditos y continuos, que probablemente surgieron con el uso de animales de carga, mediante rudimentarios molinos de sangre. Ante la ausencia de animales, es probable que se usaran también esclavos para dicha labor, como evidencian ciertos relatos bíblicos y clásicos.

La invención del molino, en todo caso, es incierta. La primera descripción histórica de uno de estos artefactos proviene de la Neumática del ingeniero e inventor griego Filón de Bizancio (280-220 a. C.), y consistía en un molino de agua probablemente inventado en algún momento del siglo III a. C.

Estos molinos hidráulicos fueron conocidos también por los romanos y empleados a partir del siglo I a. C., a juzgar por las descripciones hechas por Vitruvio (81-15 a. C.), el célebre el arquitecto y militar romano.

¿Cómo funciona un molino?

molino mecanismo
Los molinos transforman la energía cinética en otra energía aprovechable.

Si alguna vez hemos usado un molinillo de pimienta o de café, estaremos familiarizados con el sistema que compone a los molinos por igual. Se trata, en principio, de un instrumento para convertir un tipo de energía (cinética, del viento o el agua, o bioquímica, de los seres vivos que empujan) en otra (mecánica, de los engranajes, o eléctrica, si hay turbinas) aprovechable para labores determinadas.

En principio, un molino posee un conjunto de aspas fijas a un eje rotativo. Cuando el viento o el agua empujan las aspas especialmente diseñadas, hacen rotar el eje, que a su vez transmite, mediante un engranaje colosal, su movimiento a otro eje horizontal, al término del cual hay una piedra móvil, de forma circular, llamada muela.

Esta última, al girar sobre su eje, tritura todo aquello que se vierte debajo: granos, cereales, aceitunas, caña de azúcar, etc., permitiendo así obtener harinas, jugos o aceites, según sea el caso.

Este principio opera independientemente de si el molino depende del viento, el agua de un río o la marea de la costa. Se aplica de forma semejante en el caso de los molinos eólicos destinados a producir electricidad, con la salvedad de que, en lugar de la muela, estos artefactos poseen una turbina y un generador eléctricos, para así transformar el movimiento en electricidad.

Tipos de molino

Los molinos se pueden clasificar de acuerdo al tipo de energía que aprovechan:

  • Molinos de sangre, cuando es la fuerza de un animal (o de personas) la que moviliza el eje rotatorio del molino.
  • Molinos de viento, cuando es la fuerza del viento que sopla la que moviliza las aspas del ingenio.
  • Molinos de agua, cuando es la fuerza de un río la que moviliza las aspas.
  • Molinos de combustión, cuando la fuerza que mueve el eje proviene de la combustión de sustancias químicas (combustibles).
  • Molinos eléctricos, cuando consumen electricidad para movilizar el eje rotativo.

También pueden clasificarse de acuerdo a la tarea desempeñada, en:

  • Molinos de molienda, cuando poseen una muela para triturar y transformar alimentos.
  • Molinos generadores, cuando tienen el cometido de activar turbinas de generación de electricidad.

Sigue con: Generación eléctrica

Referencias:

Última edición: 12 de septiembre de 2020. Cómo citar: "Molino". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/molino/. Consultado: 29 de septiembre de 2020.

Publicidad