Estadística

Te explicamos qué es la estadística, sus niveles de medición, historia, ramas y su importancia. Además, diferencias con la probabilidad.

estadistica
La estadística es la ciencia del manejo de los datos.

¿Qué es la estadística?

La estadística es una disciplina científica formal y deductiva, a menudo considerada rama de las matemáticas, que estudia la variabilidad y las leyes de la probabilidad, a través de herramientas diversas, tanto conceptuales como de muestreo.

El campo de la estadística comprende los métodos y procedimientos necesarios para recolectar información de la realidad y organizarla, contextualizarla y clasificarla para poder obtener conclusiones viables, expresadas matemáticamente. Puede decirse que es la ciencia del manejo de los datos.

De esta manera, la estadística contempla cuatro niveles de medición de datos, conocidos como escalas de medición estadística, que son:

  • Nominal, que describe variables cuya diferencia entre sí radica más en la cualidad que en la cantidad.
  • Ordinal, que describe variables sobre un continuo en el que sus valores pueden ordenarse, o sea, asignar una jerarquía o un orden a los datos.
  • Intervalar, que describe variables cuyos valores establecen intervalos reconocibles.
  • Racional, que describe variables con intervalos iguales y que permiten situar un cero absoluto, de modo tal que represente la ausencia de características.

Si bien la estadística constituye un campo de estudio en sí misma, se caracteriza por su naturaleza transversal, o sea, por servir de herramienta a muchas otras disciplinas y ciencias, independientemente de sus campos específicos del saber: la biología, la economía, la demografía, etcétera.

Puede servirte: Polígono de frecuencias

Historia de la estadística

Los antecedentes de la estadística abundan en la Antigüedad, especialmente cuando surgieron los primeros grandes imperios de numerosa población, como Babilonia, Egipto o China, en los que se impuso la necesidad de contabilizar la población y obtener información relevante para el Estado, respecto al cobro de impuestos y otras materias similares.

Sin embargo, los primeros métodos de cálculo de la probabilidad registrados figuran en la correspondencia entre Pascal y Pierre de Fermat en 1654. Por otro lado, los primeros tratamientos científicos de la materia son de Christian Huygens en 1657, así como de las obras Ars conjectandi de Jackob Bernoulli en 1713 y Doctrina de posibilidades de Abraham de Moivre en 1718.

Formalmente, la estadística surgió en el siglo XIX, cuando se la reconoció como la disciplina que estudia las formas de recabar datos e información. Ya el término había sido acuñado por el economista prusiano Gottfried Achenwall (1719-1772), quien la había propuesto como la “ciencia de los asuntos del Estado”, o sea, Statistik, traducido al inglés como “aritmética política”.

Aunque Achenwall es reconocido como el padre de esta disciplina, su implementación en otras áreas de la vida humana se debe al agrónomo escocés John Sinclair (1754-1835).

A partir de entonces, el estudio de la estadística y la probabilidad ha sido incesante. Uno de sus momentos fundamentales contemporáneos tuvo lugar a inicios del siglo XX, cuando Francis Galton y Karl Peterson transformaron su campo de estudio, aportando rigurosidad matemática y aplicándola no sólo a la ciencia, sino a la política y a la manufactura.

Importancia de la estadística

La estadística posee una inmensa relevancia en el mundo moderno, que trasciende las necesidades puntuales de organización de la población que tienen los Estados. Estas últimas, no obstante, vinculadas con el control y la toma de decisiones, así como la implementación de políticas públicas, son materia fundamental para aproximarse al pensamiento y al modo de vida de las poblaciones.

Pero la estadística también sirve como herramienta de procesamiento de la información a numerosas disciplinas, tanto de las ciencias naturales como de las ciencias sociales, dado que permite recopilar información respecto a objetos de cualquier naturaleza.

Ramas de la estadística

La estadística, a grandes rasgos, contempla dos ramas bien diferenciadas:

  • Estadística descriptiva, dedicada a la visualización, clasificación y presentación numérica o gráfica de los datos surgidos durante el estudio. Su objetivo es facilitar el manejo de grandes volúmenes de datos, tal y como ocurre en pirámides poblacionales, histogramas o gráficos circulares.
  • Estadística inferencial, dedicada a generar modelos y predicciones a partir de los fenómenos estudiados, tomando en cuenta su dinámica de aleatoriedad. A través de dichos modelos matemáticos aspira a dar con conclusiones útiles o pronósticos que trascienden el ámbito de lo meramente descriptivo.

Estadística y probabilidad

Tanto la estadística como la probabilidad se dedican al estudio científico y formal del azar, pero lo hacen desde dos miradas distintas:

  • La probabilidad, por su parte, se dedica al cotejo de la frecuencia con que un evento ocurre, siempre y cuando ello dependa del azar, en busca de patrones reconocibles que permitan hacer predicciones concretas.
  • La estadística, en cambio, intenta obtener conclusiones a partir de hechos aleatorios, observándolos hasta dar con las leyes que los definen y que, por lo tanto, permitan interpretarlos.

Más en: Probabilidad

Referencias

¿Cómo citar?

"Estadística". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/estadistica/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 26 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)