Criminalística

Te explicamos qué es la criminalística, sus principios y métodos de investigación. Además, diferencias con la criminología.

criminalistica
La criminalística estudia el delito a partir de una perspectiva científica.

¿Qué es la criminalística?

La criminalística es una disciplina que estudia e investiga el delito, o sea, el crimen, aplicando para ello métodos y saberes científicos que le permiten reconstruir la manera en que fue cometido, identificar culpables, y explicar con gran certidumbre qué fue lo que sucedió. Junto con la criminología y otras disciplinas similares constituye lo que se conoce como ciencias forenses.

La criminalística es comprendida a menudo como una disciplina auxiliar del Derecho penal o incluso del Derecho en general. Ha sido definida como la “ciencia del pequeño detalle”, dado que se centra en los detalles investigativos para hallar la verdad del delito cometido (es decir, recomponer fielmente sus circunstancias).

Aunque se trata de una disciplina autónoma, es común que eche mano a prácticas y saberes provenientes de las ciencias naturales y de muchas otras disciplinas técnicas. Como campo de estudio formal, la criminalística nació alrededor del siglo XVII, de la mano de la medicina forense, pues los médicos comenzaron a asistir en la investigación de los casos de homicidio o de violencia física, aportando sus saberes especializados.

Para ese momento, ya existía la medicina legal, creada en 1575 para asistir la resolución de conflictos legales mediante el saber médico, y la dactiloscopia, surgida alrededor de 1665, que es el estudio de las impresiones dejadas por las huellas digitales. De la mano de la criminalística, muchas de estas disciplinas florecieron y aportaron saberes vitales para la comprensión y resolución del delito.

Para ello, fue clave la incorporación, durante el siglo XIX, de famosos delincuentes a las filas de la policía en Europa, como fue el caso del célebre Eugene-Francois Vidocq (1775-1857). Este último fue el primero en proponer estudios de balística para resolver un homicidio, y el primero en utilizar moldes para captar las huellas en la escena del crimen.

Sin embargo, el más destacado criminalista de todos los tiempos fue el austríaco Hans Gross (1847-1915), a quien se le considera como el padre de esta disciplina, y fundador de un método científico conocido como la “escuela criminológica de Graz”, dado que fue también miembro fundador en 1912 del Real e Imperial Instituto de Criminología de la Universidad de Graz, en Austria.

Puede servirte: Elementos del delito

Principios de la criminalística

criminalistica principios
La criminalística debe estudiar el lugar de los hechos.

La criminalística estudia el delito a partir de una perspectiva científica, es decir, metódica, comprobable y concreta, libre de especulaciones y subjetividades, y comprometida con la evidencia física y tangible. Para ello, se guía por un conjunto de principios, o sea, de planteamientos fundamentales, entre los que destacan:

  • Principio de uso. Todo delito se comete empleando para ello algún agente físico, químico, biológico o informático, que puede luego ser usado como evidencia.
  • Principio de intercambio. A la hora de cometer un delito, el criminal, la víctima y el lugar de los hechos intercambian indicios o evidencias recuperables y verificables.
  • Principio de correspondencia. Toda huella, marca o cicatriz se corresponde necesariamente con el cuerpo u objeto de mayor dureza que la causó.
  • Principio de certeza. Toda evidencia de cualquier tipo que sea hallada en la escena del crimen amerita un estudio científico detallado para saber si se corresponde o no con el hecho investigado, de modo tal que se aspira siempre a los mayores niveles posibles de certeza.
  • Principio de la producción. Todo acto delictivo produce evidencias rescatables, dado que no existe crimen perfecto. Estas evidencias dependerán del tipo de crimen y de la morfología del lugar en donde se cometa.

Por otro lado, el proceso criminalístico, o sea, el método de investigación científica de los delitos, responde a sus propios principios fundamentales, como son:

  • La protección del lugar de los hechos, para impedir que la evidencia sea sustraída, modificada o que se incorpore nueva evidencia capaz de distorsionar el proceso.
  • La observación del lugar de los hechos, pues en él se hallarán las evidencias necesarias para dar inicio a la investigación.
  • La fijación del lugar de los hechos, esto es, que una vez observadas las evidencias, deberán registrarse adecuadamente a través de descripción escrita, fotografía, planimetría, etcétera. El tiempo juega en contra de la verdad.
  • El levantamiento de los indicios, que debe hacerse de manera adecuada para no destruir o alterar la evidencia.
  • El estudio de los indicios en laboratorio, de modo de poder aplicar prácticas científicas experimentales y obtener de ellos más evidencia especializada.
  • La cadena de custodia, encargada de verificar que la recolección, transporte, manejo y preservación de la evidencia sea la adecuada para no viciar las conclusiones extraídas de ella.
  • La confección de un informe pericial, es decir, la entrega de las conclusiones científicas obtenidas a las autoridades pertinentes.

Métodos de investigación

La criminalística emplea una multitud de métodos y técnicas científicos de investigación, con el fin de recabar la mayor cantidad posible de datos, informaciones y pruebas de la escena del crimen. Entre dichos métodos se encuentran:

  • La medicina forense, que consiste en el estudio anatómico y fisiológico del cadáver o del cuerpo de la víctima, para extraer de él las evidencias médicas o biológicas pertinentes.
  • La meteorología forense, que consiste en el estudio de las condiciones meteorológicas del momento del crimen, para rastrear su evidencia en los objetos involucrados.
  • La genética forense, que consiste en la recopilación y cotejo de material genético entre el lugar del delito y los eventuales sospechosos. Es de particular uso en casos de delito sexual, dado que hay muestras útiles de ADN en secreciones como saliva, semen, sangre, etc.
  • La balística forense, que consiste en el estudio de cartuchos, balas y armas, así como de la escena del crimen, para comprobar si un arma estuvo involucrada en un delito o no, y seguir la trayectoria de las balas disparadas.
  • La antropología forense, que consiste en la recomposición de los rasgos, el sexo, la talla, el grupo étnico y otros factores corporales a partir de restos humanos encontrados.
  • La dactiloscopia, que consiste en la recopilación y cotejo de huellas digitales en la escena del crimen, para determinar si una persona empuñó un arma, estuvo en un lugar o tocó el cuerpo de la víctima.
  • La entomología forense, que consiste en el estudio de los insectos y artrópodos que se alojan en un cadáver tanto en ambientes urbanos como rurales, para así determinar cuánto tiempo estuvo expuesto a la intemperie y otros factores circunstanciales del delito.
  • La toxicología forense, que consiste en la búsqueda de sustancias extrañas o estimulantes (alcohol, drogas, químicos, etc.) en el cuerpo de los sujetos involucrados, vivos o muertos.
  • La piloscopia, que consiste en el estudio científico del pelo o el vello encontrado en la escena del crimen, para determinar si es de origen animal o humano, y si pertenece o no a una persona específica.

Carrera de criminalística

La carrera de criminalística tiene presencia mundial en numerosas universidades e institutos de ciencias forenses. Suele impartirse como una licenciatura, aunque existen también aproximaciones técnicas de menor envergadura.

Quienes se gradúan en esta carrera son conocidos como criminalistas y suelen hallar empleo en instituciones judiciales del Estado, en centros de investigación privada, en ONGs y otras organizaciones de justicia internacional, o incluso en instituciones educativas del área.

Criminalística y criminología

No debemos confundir estas dos disciplinas, que si bien abordan el mismo objeto de estudio: el crimen, lo hacen desde puntos de vista y con objetivos muy diferentes.

La criminalística se centra en develar cómo ocurrió el crimen, o sea, en recomponer a través de la investigación lo sucedido. Por otro lado, la criminología estudia el crimen desde un punto de vista filosófico, intentando hallar el porqué de los delitos que suceden. Podemos pensar esta diferencia como que la primera es una disciplina práctica, aplicada, mientras que la segunda es una disciplina teórica, reflexiva.

Más en: Criminología

Referencias

¿Cómo citar?

"Criminalística". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/criminalistica/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 16 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)