Inicio >Ciencias Sociales> Pensamiento crítico

Concepto de Pensamiento crítico


El pensamiento crítico es un proceso que ayuda a organizar u ordenar conceptos, ideas y conocimientos. Este tipo de pensamiento se utiliza para llegar de la forma más objetiva a la postura correcta que debería uno tener sobre un tema.

La palabra pensare, proveniente del latín, significa pensar, y la palabra krienin del griego se puede traducir como separar. Estos dos términos serán los que nos ayudarán con nuestra definición de “pensamiento crítico”, el cual es un proceso cognitivo racional y reflexivo, y que implica analizar la realidad separada de nuestros sentimientos y prejuicios, como por ejemplo pasa con todos aquellos enunciados que la sociedad (o que incluso nosotros mismos) etiqueta como verdades absolutas, o aquellos temas que siempre están en debate, como el matrimonio igualitario o el aborto.

Tener un pensamiento crítico implica que seamos objetivos al momento de analizar. La evaluación de la realidad por medio del pensamiento crítico se puede realizar por diversos métodos como observación, experiencia, método científico, etcétera.

Como ya dijimos, el objetivo es generar enunciados objetivos que, al mismo tiempo, sean éticamente correctos y verdaderos. Entonces, para eso hay que juntar evidencias, información precisa y ser equitativos, dejando de lado impresiones personales, ya que éstas, las mentiras y el escepticismo anularían el pensamiento crítico.

Los expertos recomiendan que para llegar a esta meta habría que adoptar una postura de pensador:

  1. Identificar los argumentos a favor y en contra del tema
  2. Reconocer cuáles de ellos son prejuicios,
  3. Evaluar y verificar las fuentes de información y, por último,
  4. Comenzar con el análisis.

Ventajas del pensamiento crítico

Pensamiento crítico

(Bases del pensamiento crítico.)

A este tipo de pensamiento hay que estimularlo, sumergiéndonos en ámbitos culturales ricos, leyendo variedad de libros, viendo películas de cine de autor, informándonos, formando un pensamiento propio en vez de simplemente aceptar lo que dice la sociedad. El pensamiento crítico nos permitirá abrir la mente, cambiar como personas y hacer que nuestro cerebro crezca.

Al mismo tiempo le permitirá al sujeto tomar las decisiones correctas y resolver problemas en situaciones que se consideren extremas. Siguiendo este camino, el pensamiento crítico ayuda a decidir cómo actuar en un momento determinado, en donde nuestra moral y ética nos atormentan con miles de preguntas.

Cuestionamiento de lo establecido

Una de las características de alguien que tiene inclinaciones naturales hacia el pensamiento crítico es el hecho de cuestionar todo lo que está establecido y la curiosidad. Es por esto que una persona se comienza a cuestionar todo y a reflexionar sobre los resultados que obtiene en su búsqueda de conocimiento. Para que una persona sea curiosa, debe haber existido una estimulación desde niño, en donde se le enseñe que no está mal preguntar ni tener un carácter inquisitivo, y se lo empuje a leer e informarse constantemente.

En cuanto al cuestionamiento de todo lo que está establecido, podemos dar como ejemplo a alguien que busca otras soluciones a lo que ya está resuelto, como puede suceder con alguna política del Estado: Esto se hace ¿Pero por qué no podría hacerse de otra forma? ¿No hay una solución más completa o más sencilla?

Esta segunda característica nombrada es la que hace que la sociedad progrese al igual que el pensamiento humano, ya que nos ayuda a reflexionar sobre lo ya hecho y a ver si, socialmente, es un beneficio o no. Y por qué no, podríamos afirmar que hasta para la tecnología es benéfico el pensamiento crítico al resultar ser un análisis de la realidad de cada cosa. Podríamos traer el caso de un inventor que crea un software y año a año reflexiona sobre su invento y va realizando modificaciones.

Requisitos para que el pensamiento sea crítico

No se podría afirmar jamás que el pensamiento casual es crítico, ya que éste implica un tiempo de maduración, de reflexión y no es algo que surge de la nada. Por otro lado, no se considerará un pensamiento como crítico si éste no cumple con las características ya nombradas: verdadero, éticamente justo y correcto.

Vale la pena aclarar que para que haya un pensamiento crítico debe existir la claridad de pensamiento, con esto nos referimos a que una persona que ha consumido drogas o alcohol en grandes cantidades y alega estar en otro nivel de conciencia podrá argumentar todo lo que quiera, pero no obtendrá como resultado este tipo de pensamiento, porque no existe la claridad mental, ya que estos productos pueden alterar los sentidos.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.