Concepto de
Pensamiento Creativo

Te explicamos qué es el pensamiento creativo, sus características, ejemplos y fases del proceso creativo. Además, el pensamiento crítico.

pensamiento creativo
El pensamiento creativo puede ofrecer soluciones y perspectivas innovadoras.

¿Qué es el pensamiento creativo?

Cuando hablamos de pensamiento creativo, hacemos alusión a una forma de razonamiento típica de los seres humanos, que es capaz de procesar y reformular la información de maneras originales, flexibles, plásticas y fluidas, o bien de aplicarla a la solución de un problema con el que inicialmente no lucía compatible.

Es decir que el pensamiento creativo gira en torno a la capacidad de inventiva del ser humano y de su imaginación, las cuales permitieron desde siempre desarrollar herramientas, distintas formas de pensamiento, estrategias de supervivencia o incluso formularse complejas preguntas. Pues el pensamiento creativo no sólo tiene que ver con lo estético.

De esa manera, la creatividad no es un talento del que dispongan unos pocos, sino que todo ser humano está de un modo u otro capacitado para ello, si bien algunos ejercitan más a menudo que otros, o con mayor facilidad, el pensamiento creativo.

Así, una persona puede ser muy creativa en un área determinada de su vida y no serlo en muchas otras. Además, se puede fomentar y desarrollar mediante técnicas diversas, como el pensamiento lateral, el Brainstorming, la Técnica DaVinci, etc.

Ver también:

  1. Características del pensamiento creativo

Si bien el pensamiento creativo tiende a ser original, es decir, a generar un contenido mental novedoso, siempre parte de algo previo. Incluso las mentes más creativas requieren de una alimentación abundante en información, ya que a mayor manejo de datos, mayores posibilidades creativas.

Entre otras cosas, la creatividad es la capacidad de recomponer o rearmar novedosamente la información de la que se dispone. Este proceso no necesariamente es consciente del todo, y no necesariamente se da de manera ordenada.

La creatividad se apoya enormemente en el inconsciente y en procesos mentales que a simple vista podrían resultar misteriosos, pero que acaban manifestándose en la mente consciente. Los artistas del surrealismo, por ejemplo, creían que dormir era la mejor forma de fomentar la creatividad, y trataban de recuperar el potencial de los sueños en sus obras.

Así, a grandes rasgos, del pensamiento creativo se espera:

  • Que produzca nuevas perspectivas y formas de pensamiento, cuestionando ideas, asociando ideas, mezclando ideas, etc.
  • Que ofrezca soluciones revolucionarias a una problemática establecida.
  • Que desarrolle plenamente el contenido de las nuevas ideas y sea capaz de prever sus conclusiones y/o aplicaciones.

Es usual vincular el pensamiento creativo a las artes y las labores estéticas, pero también se lo encuentra en la innovación tecnológica, en el campo científico e incluso en las cuestiones de la vida cotidiana.

  1. Fases del proceso creativo

Todo proceso creativo transcurre en cuatro etapas bien diferenciadas, que son:

  • Preparación o investigación. Como su nombre lo indica, esta es la etapa preparatoria del proyecto, en la que se recauda la información de base respecto al asunto de interés y se adquiere el estado mental propicio para las ideas originales. Esto puede darse de manera veloz o paulatina, y equivale al sembrado de las semillas de la creatividad.
  • Incubación. Una vez recaudada la información necesaria y adquirido el estado mental necesario, la creatividad continúa su marcha de una forma menos evidente, vinculada con lo inconsciente y lo imperceptible, en la que aparentemente no se realiza ningún esfuerzo. Esta es la incubación, el proceso de germinación de las ideas.
  • Iluminación. El nombre mismo de esta etapa sugiere lo que eventualmente termina ocurriendo: se produce un destello, una visión, una manifestación en la imaginación de la idea original fruto de las etapas anteriores, y que se asocia con el nacimiento mismo de la idea.
  • Verificación. En esta etapa se produce el retorno a la labor consciente, ahora bajo los paradigmas de una nueva idea que se tiene, y que requerirá de esfuerzos conscientes para materializarse.
  1. Ejemplos de pensamiento creativo

pensamiento creativo ciencia innovacion
La innovación científica y tecnológica también requiere del pensamiento creativo.

Pueden ser ejemplos de pensamiento creativo:

  • Las obras de arte y representaciones estéticas: pinturas, relatos, poemas, canciones, danzas, piezas teatrales, etc.
  • Las recetas originales: gastronómicas, de fabricación de ingredientes, de elaboración de materiales, etc.
  • Las soluciones científicas: teoremas matemáticos, ideas revolucionarias, perspectivas innovadoras, etc.
  • Las fantasías, los sueños e incluso los juegos infantiles.
  1. Pensamiento crítico y pensamiento creativo

A menudo se piensa que el pensamiento crítico y el pensamiento creativo son antagónicos, es decir, avanzan en direcciones contrarias. Esto se debe a que el pensamiento creativo es divergente, o sea, se potencia en la dispersión y en el abordaje inconsciente de las ideas.

Por el contrario, el pensamiento crítico requiere de un foco de atención en el objeto analizado y de la aplicación de métodos analíticos y racionales. Es decir, que uno rompe las reglas y el otro las sigue al pie de la letra.

Sin embargo, ambas formas de pensamiento son complementarias, constituyendo dos aproximaciones a lo real a nuestra disposición. Cuando el razonamiento no da con la solución, a menudo es porque se está incorporando muy poco de la intuición y lo creativo, y viceversa.

Ver más en: Pensamiento crítico

Referencias:

Última edición: 8 de noviembre de 2019. Cómo citar: "Pensamiento Creativo". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/pensamiento-creativo/. Consultado: 18 de noviembre de 2019.