Lluvia de ideas

Te explicamos qué es una lluvia de ideas o brainstorming, sus características, ventajas y desventajas. Además, te contamos para qué sirve.

lluvia de ideas
La lluvia de ideas fue creada por el publicista y teórico de la creatividad Alex F. Osborn.

¿Qué es una lluvia de ideas?

La lluvia de ideas, popularmente conocida como brainstorming (del inglés “tormenta mental” o “tormenta de ideas”), es una técnica de trabajo grupal que consiste en proponer libremente ideas y asociaciones a partir de un concepto determinado, con el propósito de obtener ideas innovadoras y perspectivas originales.

Muy popular en los entornos del marketing y la publicidad, la lluvia de ideas fue popularizada y formalizada como método a mediados del siglo XX por el publicista y teórico de la creatividad estadounidense Alex F. Osborn (1888-1966). Osborn acudió a ella para salvar su agencia publicitaria durante un período de crisis, según relata en su libro Imaginación aplicada de 1953.

En principio, la lluvia de ideas consistía en reunir a los creativos publicitarios, proponer un tema a pensar y después recopilar las ideas que surgieran libremente, teniendo en cuenta una única regla de oro: no discutir.

La efectividad de la lluvia de ideas es objeto de debate entre psicólogos y estudiosos de la mente. Existen estudios que afirman una mayor capacidad creativa de los individuos en solitario que estando en grupos, ya que existe una cohibición natural ante la presencia y las opiniones del otro, un cierto afán por cautivar y complacer. Sin embargo, el brainstorming continúa usándose en diferentes ámbitos como una herramienta para fomentar el caos creativo.

Ver además: Pensamiento creativo

Características de una lluvia de ideas

Una sesión de brainstorming o lluvia de ideas se caracteriza por:

  • Reunir a un grupo de personas en torno a un único tema de reflexión, bajo la premisa de aportar todas las ideas que tengan sobre el tema. Estos grupos pueden variar en número de participantes, pero debe ser un número manejable, que permita una atmósfera de confianza y libertad.
  • Fomentar la producción de ideas libres de juicio, o sea, la creatividad pura y sin filtros, para luego elegir las ideas más prometedoras y pasar al debate.
  • Sacar provecho a la diversidad del grupo de participantes y a la posibilidad de crear sobre lo que otro ha imaginado primero.
  • Requerir de un moderador y un código de respeto para evitar el desorden en la interacción entre los participantes. Se aspira a tener un caos creativo, donde el ego y las situaciones sociales ocupen un mínimo lugar.
  • Tener una duración de tiempo determinada (usualmente entre 60 y 90 minutos).

¿Para qué sirve una lluvia de ideas?

Una lluvia de ideas es una herramienta útil para romper los moldes tradicionales de pensamiento y fomentar una libre aproximación a un tema determinado. Esto significa que le permite a los participantes echar mano a su creatividad sin temor a las opiniones de terceros, pudiendo así sentirse mucho más libres y ser más atrevidos en sus propuestas.

De este modo, la lluvia de ideas aspira a obtener un mayor rendimiento creativo, esto es, a acumular en un corto período de tiempo una gran cantidad de ideas originales, para luego elegir entre ellas la o las mejores.

Ventajas y desventajas de una lluvia de ideas

Una sesión de lluvia de ideas tiene aspectos útiles y positivos, y asimismo debilidades. Ambas cosas pueden resumirse de la siguiente manera:

Ventajas del brainstorming Desventajas del brainstorming
Se obtienen muchas ideas en un corto período de tiempo. Puede convertirse en una experiencia caótica y frustrante si no se tienen reglas claras.
Se obtienen ideas mucho más atrevidas y libres que en un contexto más formal. La experiencia puede ser monopolizada por unos pocos participantes, mientras el resto apenas contempla.
Se trabaja en conjunto y se fomenta la horizontalidad en el equipo. Requiere de un margen de confianza entre los participantes que no siempre es fácil de crear.
Se promueve el pensamiento original y “afuera de la caja”. Existe el riesgo de dar muchas vueltas y no llegar a nada.

¿Cómo hacer una lluvia de ideas?

Para llevar a cabo una lluvia de ideas se deben seguir los siguientes pasos:

  • Elegir a los participantes. El grupo idóneo para una sesión de brainstorming está compuesto por personas distintas entre sí, con labores diferentes y valores distintos, pero con el suficiente espíritu institucional o la suficiente disciplina como para no enfrascarse en diatribas personales. Uno de ellos debe ser el moderador; idealmente alguien que tenga cierta autoridad en la materia. Una vez elegidos, siempre en un grupo limitado, deben reunirse en un espacio aparte, sin contacto con otras personas ni interrupciones.
  • Sentar las reglas de juego. Es importante que los participantes estén comprometidos con la sesión, dispuestos a colaborar y que comprendan las reglas elementales de la lluvia de ideas, que son:
    • Suspensión del juicio. Durante la lluvia de ideas no se criticará ni evaluarán los aportes, sino que se sumarán y se apuntarán todas las ideas posibles. El debate quedará para después.
    • Las ideas no son de nadie. No se trata de una competencia de creatividad o popularidad, sino de una sesión intensiva de pensamiento libre. Por ende, no hay ganadores ni perdedores, ni es necesario competir por tener más y mejores ideas, y es totalmente posible tomar las ideas de otro para complementarlas, modificarlas o hacerlas crecer.
    • Todos los participantes deben aportar. Nadie debe quedarse en silencio. Todas las ideas son igualmente válidas y deben anotarse, sin distinción ni discriminación alguna. Las ideas expuestas pueden ser de distinto tipo, graciosas, severas, atrevidas, sin restricción.
  • Llevar un registro de la sesión. Cuando la lluvia de ideas comience, lo ideal es contar con una pizarra o soporte de algún tipo para anotar las ideas que surjan de modo tal que sean visibles para todos. La sesión debe durar un tiempo establecido y ocurrir en un aire de confianza, colaboración y, de ser posible, comunión.
  • Elegir las mejores ideas registradas. Una vez transcurrido el tiempo de la lluvia de ideas, se debe dar paso a la evaluación y discusión de las ideas anotadas, teniendo en cuenta los pros y contras de cada una, hasta dar de esta manera con las mejores. Estas ideas finales deben verse como el fruto de la actividad y por lo tanto derivadas del aporte colectivo.

Sigue con: Pensamiento divergente

Referencias

¿Cómo citar?

"Lluvia de ideas". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/lluvia-de-ideas/. Última edición: 31 de octubre de 2022. Consultado: 29 de noviembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 31 octubre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)