Concepto de clima

Con la palabra clima (derivada del latín, que a su vez deriva del griego) se hace referencia a las condiciones atmosféricas que son características de una región en particular. Se basa en valores estadísticos que marcan una tendencia, no a datos concretos que describen un momento determinado. La idea de clima incluye las diferentes variables que componen esas condiciones atmosféricas: la temperatura, la presión atmosférica, las precipitaciones, la humedad y los vientos. La forma de obtener, entonces, los datos sobre el clima de un determinado lugar es a partir de las estadísticas, que deben comprender un período de tiempo suficientemente largo como para descartar todas las posibilidades que no se correspondan con las tendencias generales. La cantidad de tiempo será bastante mayor en los casos que se quieran analizar zonas que habitualmente son de gran amplitud térmica, en particular, en zonas templadas.

Los datos del clima le proporcionan al hombre información más que necesaria para mucha de sus actividades (en primer lugar, para tener la posibilidad de asentarse en un lugar). Es por eso que existe la climatología. A diferencia de la meteorología, que trabaja con datos instantáneos, la climatología trabaja con datos medios, con conceptos periodizados que le dan un carácter de regular y hasta retrospectivo. La importancia de estos estudios radica en que han permitido elucidar en gran medida este complejo sistema que es el clima, y aun cuando es bastante impredecible, se lograron establecer algunas causas generales de sus condiciones atmosféricas: el impacto de la latitud geográfica (que debido al eje de rotación de la tierra, demuestra que la radiación del sol llega de otro modo a los diferentes lugares, y también que debido a esa misma causa se han conformado ciclones y anticiclones que favorecen o atraen a las precipitaciones), de la altitud geográfica (con el aumento de la altura sobre el nivel del mar descenderá la temperatura), de las corrientes marinas (se sabe que las inmensas masas de agua también trasladan calor), del relieve y de la proximidad al mar.

A partir de estos estudios se han determinado tipos particulares de clima en el mundo:

  • Cálidos: Mayores de20 °C, muy fértiles para el desarrollo de vegetación. Comprende los ecuatoriales (cerca del Ecuador), los tropicales (próximos a los trópicos) y los subtropicales secos en America del Norte o África (que se distinguen de los otros por no corresponderse con áreas fértiles).
  • Templados: Oscilante entre los 10° y 20° C. Son del tipo mediterráneo (en la zona del mar que lleva ese nombre), oceánico (en zonas costeras) y continental (bastante internados dentro del continente).
  • Fríos: Menores de 10° C y bastante limitados para el desarrollo de la vegetación. Esto se asocia a la proximidad con los polos o a la ubicación, a muchos metros sobre el nivel del mar.

Aunque se dijo que el mundo está subdividido en estos climas, hay algunas excepciones: los microclimas son los que tienen alguna característica distinta a la zona en la que se encuentran. En general eso se debe a algún factor zonal que, si perdura en el tiempo, modifica las condiciones.

La palabra clima también cuenta con un uso más coloquial, haciendo referencia a las condiciones ambientales pero en un sentido metafórico, a ‘como está el ambiente’. Puede hablarse de un clima tenso en una situación de tensión política de un país, pero también en un clima de tensión en una reunión laboral. Puede decirse que predomina un clima festivo en un partido de fútbol, o en un cumpleaños con amigos.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: