Concepto y explicación de las
Teorías de la Personalidad

Te explicamos qué son las teorías de la personalidad en psicología y cuáles son las propuestas por Freud, Jung, Rogers, Kelly y otros autores.

teorias de la personalidad
Cada teoría propone una composición específica de la personalidad.
  1. ¿Qué son las teorías de la personalidad?

En psicología, se conoce como teorías de la personalidad a las distintas aproximaciones teóricas propuestas por los estudiosos de la personalidad en sus respectivas épocas, es decir, los intentos psicológicos formales por definir y clasificar las personalidades humanas en base a algún tipo de rasgos mínimos compartidos.

La personalidad es un conjunto estable y recurrente de reacciones y de conductas humanas, que forman parte de nuestro modo de ser y en cierta medida nos definen.

La personalidad nos hace más semejantes a ciertas personas y menos semejantes a otras, dado que existen elementos compartidos y no compartidos entre las diversas personalidades de las personas que conocemos a lo largo de la vida. Se trata, como se verá, de generalizaciones estadísticas, que sirven para tratar de clasificar la manera de ser de las personas.

Existen numerosas teorías de la personalidad, adscritas a ciertos enfoques psicológicos o psicoanalíticos según la escuela a la que pertenecieron sus autores. El objetivo de cada una es construir un modelo de análisis que se fije en los rasgos mínimos de las personas, para poder así clasificarlas y establecer comparaciones, o comprender la manera en que la personalidad se construye.

Ver también: Personalidad

  1. Teoría de la personalidad de Freud

freud_teorias de la personalidad
Según Freud, la personalidad se funda en aquello que amamos y perdimos.

Propuesta por el célebre padre del psicoanálisis, el austríaco Sigmund Freud (1856-1939), esta teoría propone que la personalidad de los individuos se forma a lo largo de su historia de vida, mediante la sumatoria de todos los objetos amados y perdidos.

Dichos “objetos” vendrían a ser, en primera instancia, los padres, por quienes se produce inicialmente un vínculo de amor, que el llamado “Complejo de Edipo” nos hará superar mediante la renuncia. Pero posteriormente serán otros quienes ocupen ese lugar de objeto amado y luego perdido, como los amigos, parejas, colegas, etc.

Esta dinámica de amor y renuncia va formando al “yo”, una de las tres instancias básicas de la psique para Freud (junto con el “superyó” o la ley, y el “ello” o el inconsciente), a medida que éste asimila como propios algunos de los rasgos de cada objeto perdido. Así, de un profesor muy querido podemos “heredar” nuestra vocación, o ciertos gustos de algún amigo, etc.

En todo caso, según Freud la personalidad vendría a ser una suerte de “colección” de objetos perdidos, que nos confieren un recorrido afectivo único, pero con muchos puntos de encuentro con los demás.

  1. Teoría de la personalidad de Jung

c g jung teorias de la personalidad
Carl Gustav Jung propuso ocho perfiles posibles de la personalidad.

Elaborada por uno de los discípulos de Freud, el psiquiatra y psicoanalista suizo Carl Gustav Jung (1875-1961), esta teoría de la personalidad de 1921 propone que ciertos arquetipos determinan la conformación de nuestra mente, los cuales permiten la existencia de ocho perfiles posibles de la personalidad, que son:

  • Pensamiento-introvertido. Personalidades centradas en su mundo interior, mucho más que en el afuera, e interesadas por el pensamiento abstracto, reflexivo y teórico.
  • Sentimental-introvertido. Personalidades empáticas, que valoran su vínculo con los demás, aunque no sean muy dadas a expresarlo de manera abierta y franca.
  • Sensación-introvertido. Personalidades enfocadas en fenómenos subjetivos, introspectivas, pero más vinculadas con lo que captan sus sentidos, o sea, con su propia sensibilidad.
  • Intuitivo-introvertido. Personalidades soñadoras, que se desapegan de lo real inmediato y son dadas a la fantasía.
  • Pensamiento-extrovertido. Personalidades que disfrutan de la explicación, o sea, de registrar lo que ocurre a su alrededor y constituir con ello un sistema mental, abstracto.
  • Sentimental-extrovertido. Personalidades muy sociables, que disfrutan de la compañía de los demás y presentan baja propensión al pensamiento y la reflexión de tipo abstracto, al ser más inmediatistas en sus intereses.
  • Sensación-extrovertido. Personalidades que anhelan nuevas sensaciones provenientes del afuera y de los demás, por lo que suelen ser dadas a la búsqueda del placer y ser muy abiertas a lo nuevo.
  • Intuición-extrovertido. Personalidades aventureras, carismáticas y dotadas de liderazgo, que tienden a ocupar roles protagónicos en su comunidad y a liderar causas sociales, políticas o comunitarias, dado que se realizan ante los demás.
  1. Teoría de la personalidad de Carl Rogers

Obra del psicólogo estadounidense Carl Rogers (1902-1987), esta teoría propone un abordaje fenomenológico de la personalidad, es decir, en la manera de captar la realidad y asumirla como propia. Para ello, Rogers definió lo que es una “persona altamente funcional”, cuyas características servirían para definir los distintos tipos de personalidad que hay.

De esta manera, Rogers propuso que las personalidades consistieran en combinaciones de siete rasgos fundamentales:

  • Apertura a la experiencia. Qué tan dispuestos estamos a la exploración de las nuevas posibilidades y a las nuevas experiencias vitales, o qué tan defensivos nos mostramos ante ello.
  • Estilo de vida existencial. Qué tanto le damos sentido propio a las experiencias que vivimos, creando así un significado personal para nuestra vida, o qué tanto tendemos a esperar que la vida encaje en parámetros prejuzgados.
  • Autoconfianza. Qué tanto creemos o no creemos en nosotros mismos ante las situaciones que se nos presentan.
  • Creatividad. Qué tan dados somos a la imaginación, a la elucubración o a la inventiva.
  • Libertad de elección. Qué tanto podemos asumir nuevas formas de comportamiento frente a las tradicionales en situaciones en que no nos funcionan bien, creando así nuestras propias decisiones sobre la marcha.
  • Carácter constructivo. Qué tanto podemos conservar el equilibrio vital a la hora de darle respuesta a nuestras necesidades.
  • Desarrollo personal. Qué tan dispuestos estamos a asumir el cambio constante como un proceso de crecimiento que no posee un fin.
  1. Teoría de la personalidad de Kelly

Derivada del cognitivismo y constructivismo, esta teoría propuesta por el psicólogo estadounidense George Kelly (1905-1967) se conoce como la Teoría de los constructos personales.

Este autor propone que cada individuo organiza su experiencia de la realidad en base a un conjunto ordenado de constructos, mediante sistemas binarios de oposición (bonito-feo, verdadero-falso, etc.) que sirven para evaluar las situaciones y para predecir los eventos futuros.

A medida que tenemos experiencias, estos constructos se irían remodelando constantemente, implicando que nuestra personalidad está en constante cambio y restructuración mientras vivamos.

  1. Teoría de la personalidad de Allport

teorias de la personalidad gordon allport
Allport clasificó los rasgos de la personalidad en cardinales, centrales o secundarios.

Para el psicólogo estadounidense Gordon Allport (1897-1967), la personalidad es la integración de un conjunto de rasgos únicos, que nos distinguen de los demás, organizados en un sistema de respuestas que, de manera inconsciente, intentamos usar para responder a todas las situaciones de una misma manera.

Pero como ello no funciona, lógicamente, nos adaptamos al medio, incorporando o eliminando elementos fundamentales de la personalidad, que Allport llamó “rasgos”.

Los rasgos pueden ser cardinales, centrales o secundarios, dependiendo de su importancia estructural en el sistema de nuestra mente y, por ende, algunos serán más sencillos de cambiar que otros. La personalidad vendría a ser el conjunto de los rasgos que perduran en nosotros.

  1. Teoría de la personalidad de Cattell

Esta es quizá una de las teorías de la personalidad más conocidas, propuesta por el psicólogo británico Raymond Cattell (1905-1998), la cual tiene muchos puntos de encuentro con la de Allport.

Por ejemplo, Cattell plantea que la personalidad consiste en la función de un conjunto de rasgos, comprendidos como tendencias a reaccionar de una determinada manera. Dichos rasgos pueden ser temperamentales (cómo actuar), dinámicos (por qué actuar) o aptitudinales (qué se necesita para actuar).

De este modo, Cattell desarrolló los factores primarios de la personalidad, que son 16 en total y se miden con el célebre test de personalidad 16PF, y serían: afectividad, inteligencia, estabilidad del yo, dominancia, impulsividad, atrevimiento, sensibilidad, suspicacia, convencionalismo, imaginación, astucia, rebeldía, autosuficiencia, aprehensión, autocontrol y tensión.

  1. Teoría de la personalidad de Eysenck

Hans Eysenck (1916-1997) es el psicólogo inglés autor de esta teoría centrada en lo biológico, para el cual ideó el modelo PEN, una explicación de las motivaciones de la personalidad en base a elementos internos del organismo. Así, Eysenck determina tres factores centrales para definir la personalidad:

  • Psicoticismo, o tendencia a actuar con dureza, que dependería de la activación del Sistema de Activación Reticular Ascendente (SARA).
  • Neuroticismo, o estabilidad de las emociones, que dependería del sistema límbico.
  • Introversión/extraversión, o tendencia a focalizarse en el mundo interno o externo, el cual se vincula con los niveles de andrógenos y de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina.

En base a los niveles de estos factores, las personalidades podrán ser de una u otra manera, según Eysenck.

  1. Teoría de la personalidad de Costa y McCrae

Conocida como el Modelo de los cinco grandes (Big Five en inglés), esta teoría propone la existencia de cinco factores alternativos de la personalidad, que serían rasgos “básicos” en los cuales se fundamenta. Cada uno se compone de una dupla cuyos extremos denotan cierto rasgo básico de la personalidad, y que son:

  • Extraversión-Introversión. La alta o baja sociabilidad y tendencia al disfrute de la compañía de los demás.
  • Apertura a la experiencia. La imaginación activa, la sensibilidad estética, el atrevimiento vital, por un lado, y las conductas más convencionales y familiares por la otra.
  • Responsabilidad. El grado de compromiso y autocontrol del individuo, no solo ante sus impulsos sino en la planificación, ejecución y organización de sus tareas.
  • Amabilidad-Egocentrismo. También considerada cordialidad o afabilidad, representa la empatía y el grado de conexión emocional con los demás, aunque en su grado opuesto está la competitividad y el escepticismo.
  • Neuroticismo o inestabilidad emocional. Se trata del afán de control o de orden de los individuos, o de su capacidad para “dejar estar” las cosas. Los altos niveles de neuroticismo se traducen en ansiedad, hostilidad, depresión o vulnerabilidad.
  1. Teoría de la personalidad de Gray

Esta teoría también se conoce como el Modelo de BIS (Behaviour Inhibition System o Sistema de inhibición de la acción) y BAY (Behaviour Approximation System o Sistema de aproximación a la acción).

Jeffrey Gray explica que existen dos mecanismos de activación o inhibición de la conducta humana, anclados por un lado en la introversión y la ansiedad, y por otro en la impulsividad y extroversión. Ambos sistemas actuarían conjuntamente para formar nuestra personalidad.

Sigue con: Carácter

Referencias:

  • “Psicología de la personalidad” en Wikipedia.
  • “La teoría de la personalidad de Freud” (video) en UnProfesor.
  • “Breve explicación de las teorías de la personalidad” en UtelBlog de la Universidad Tecnológica Latinoamericana (México).
  • “¿Qué son las teorías de la personalidad?” en Recursos de Autoayuda.

Última edición: 12 de noviembre de 2019. Cómo citar: "Teorías de la Personalidad". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/teorias-de-la-personalidad/. Consultado: 05 de diciembre de 2019.