Intuición

Te explicamos qué es la intuición, cómo se llega a ella y sus características. Además, cómo diferenciarla de lo que no es intuición

La intuición no tiene necesidad de razonamiento lógico.

¿Qué es la intuición?

Cuando se habla de intuición o, popularmente, de “una corazonada”, generalmente se hace alusión a la capacidad de percibir o conocer de inmediato algún aspecto de la realidad que nos rodea, sin que en ello intervengan el raciocinio ni la capacidad deductiva.

Es decir, que las cosas intuidas son aquellas que se conocen a través de caminos no racionales y a menudo no conscientes, que no puede explicarse ni verbalizarse siquiera. Por eso, popularmente se las ha considerado como fruto de pensar “con el corazón” o en lugar de con la cabeza, ya que en el imaginario tradicional la cabeza se asocia con las ideas, y el corazón con los sentimientos o con el mundo de la subjetividad.

Sin embargo, el término intuición, proveniente del latín intuitio, “mirar hacia adentro”, aparece en diversas jergas filosóficas y psicológicas, a menudo como equivalente del conocimiento evidente. Fue objeto de estudio de los filósofos del racionalismo, el empirismo y el criticismo, en la Edad Moderna, aunque en la actualidad es estudiada por la psicología y la neurología. En el lenguaje popular suele emplearse como sinónimo de presentimiento.

Ver además: Conocimiento intuitivo

Características de la intuición

La intuición se caracteriza, a grandes rasgos, por:

  • Es una forma de conocimiento inmediato, directo, en cuya adquisición no media ningún razonamiento, ninguna deducción, y ningún acto consciente.
  • Puede ser comprendida como una forma de conciencia no crítica, o sea, de percepción inconsciente del entorno.
  • La intuición se manifiesta de manera insospechada, y ofrece un conocimiento real, fáctico, de la realidad.
  • Existen distintas explicaciones posibles para su existencia, pero en general se acepta como una forma de conocimiento inconsciente que proviene de analizar el entorno o los patrones previos de la experiencia, sin que jamás llegue a ser un pensamiento intencional.

¿Qué cosa no es la intuición?

Aunque a veces se las tome como sinónimos, la intuición no es lo mismo que la premonición, la magia ni alguna suerte de telepatía, cosas que están más del lado de la ficción que del lado de lo real. Por el contrario, la intuición es un proceso de pensamiento bastante real.

Podemos hablar de la intuición cuando hemos adquirido algún conocimiento de manera inconsciente, como si sectores de nuestra mente operaran sin nuestro consentimiento y de pronto nos llegaran con una solución. Pero no puede hablarse de intuición como de un superpoder, ni de una suerte de magia mental.

Un buen ejemplo de qué es la intuición nos lo brinda la informática, área en la cual se tilda de “intuitivo” a los modelos informáticos que son fáciles de comprender, o sea, que se guían por algo similar a un “sentido común”. Esto quiere decir que una persona, sin necesidad de estudiarlo o sin grandes y largas explicaciones, es capaz de comprender por sí mismo cómo debe operar dicho sistema.

Sigue con: Pensamiento creativo

Referencias

¿Cómo citar?

"Intuición". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/intuicion/. Última edición: 15 de enero de 2024. Consultado: 28 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 15 enero, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)