Radio

Te explicamos qué es la radio, sus características y cómo funciona. Además, te contamos cómo se inventó y cuáles fueron las primeras emisoras.

Una radio de fines del siglo pasado permite sintonizar diversas emisoras.
La radio fue la primera tecnología que permitió transmitir sonidos a lo largo de grandes distancias.

¿Qué es la radio?

La radio, también conocida como radiocomunicación, es una tecnología de comunicación a distancia a través de la emisión de ondas electromagnéticas que transportan señales de audio, recuperables mediante un aparato receptor, conocido como radiorreceptor o simplemente radio. Las ondas que utiliza se denominan hertzianas. La radio fue la primera tecnología que permitió transmitir sonidos (como música o la voz humana) a lo largo de grandes distancias.

Cotidianamente, cuando hablamos de la “radio”, nos podemos estar refiriendo a cosas distintas, pero relacionadas:

  • Al aparato receptor que nos permite sintonizar y escuchar una emisora, o sea, a un radiorreceptor.
  • Al medio de comunicación masiva que consiste en una red de emisoras que transmiten unidireccionalmente diferentes programas en vivo o grabados, o sea, a la radiodifusión.
  • Al sistema de telecomunicaciones que permite a dos usuarios emitir y recibir señales sonoras por turnos, a través de las ondas hertzianas, o sea, a las radiocomunicaciones.
  • A la tecnología de transmisión de sonido por las ondas hertzianas que permite la existencia de las dos anteriores, o sea, a la radiofonía.

La aparición de la radio en el siglo XX trajo consigo un gran revuelo e innumerables aplicaciones: como la posibilidad de escuchar música o las noticias mientras se trabaja, o comunicar de manera rápida y eficaz a los soldados con su retaguardia en medio de un conflicto militar. Hasta la masificación de la televisión y de los medios digitales en la segunda mitad del siglo, la radio fue el mayor medio de masas del planeta, y aún sobrevive en la actualidad.

Ver además: Tipos de medios de comunicación

Invención e historia de la radio

Un grupo de gente se reúne alrededor de la radio para escuchar programas de entretenimiento o noticias.
La radio se volvió un medio de masas con presencia mundial de manera paulatina a partir de 1920.

Los antecedentes de la invención de la radio tienen que ver con la comprensión del campo electromagnético por parte de los físicos de la Royal Society británica del siglo XIX, tales como James Clerk Maxwell (1831-1879). Maxwell fue el primero en formular una teoría del funcionamiento de la radiación electromagnética, o sea, del modo en que las ondas electromagnéticas se propagan a través del aire.

Gracias a estos descubrimientos, en 1888 el físico alemán Heinrich Rudolf Hertz (1857-1894) demostró que dichas ondas electromagnéticas podían detectarse y crearse artificialmente, y diseñó un primer modelo de emisores y receptores de ondas. En su honor y reconocimiento, este tipo de señales se conocen hoy como ondas hertzianas.

Basándose en estas exitosas experiencias, el inventor italiano Guillermo Marconi (1874-1937) diseñó el primer sistema de telegrafía inalámbrica que usaba las ondas hertzianas para enviar y recibir impulsos, de modo tal que pudieran ser interpretados con el código morse. A este invento se le conoció como “telegrafía sin hilos” y fue el precursor directo de la radio.

Es importante notar, sin embargo, que invenciones similares se desarrollaban en otras latitudes, por lo que también se reconoce como inventores de la radio en sus respectivos países a Aleksandr Stepánovich Popov (1859-1906) en Rusia y a Nikola Tesla (1856-1943) en Estados Unidos.

En los primeros años del siglo XX, la invención del diodo y el triodo permitió no solo detectar las ondas electromagnéticas sino también amplificarlas. Así, la emisión de ondas de corta distancia y la producción de receptores comenzó a hacerse mucho más frecuente.

Hasta que, poco después, en diciembre de 1906, se produjo la primera emisión de sonido por radio de la historia: su responsable fue el científico canadiense Reginald Fessenden (1866-1932), quien transmitió media hora de música y conversación de manera abierta, empleando un alternador electromagnético de alta frecuencia. Distintos receptores pudieron esa Nochebuena escucharlo leer pasajes de la Biblia y tocar al violín.

Ese mismo año la palabra “radio” fue introducida por la Convención Radiotelegráfica de Berlín, aunque el público (sobre todo el anglosajón) prefería el uso de wireless (“inalámbrico”) para referirse a este tipo de transmisiones.

En Estados Unidos y otros países industrializados, en 1910 ya se contaba con diferentes emisoras, dotadas de algún tipo de programación propia. La masificación de la radio y su transformación en un medio de masas con presencia mundial tuvo lugar de manera paulatina a partir de 1920.

En la década de 1950, además, la invención del transistor supuso una enorme mejoría en la construcción de los receptores de radio. La radio gobernó en solitario los medios masivos de información hasta 1948, año en que se inventó la televisión.

Primeras emisoras de radio

El sitio web de la BBC permite escuchar la radio en línea.
Algunas de las primeras emisoras de la historia aún existen y hay ampliado sus métodos de emisión.

Las primeras estaciones de radio fueron, en realidad, estaciones de telegrafía sin hilos, es decir, que no transmitían sonidos, sino impulsos electromagnéticos. Esto cambió a partir de 1920, cuando tuvieron inicio las primeras transmisiones públicas destinadas al entretenimiento, y más todavía en 1937, cuando se inició la radiodifusión por banda FM (frecuencia modulada), de mucha mayor calidad y alcance.

Las primeras emisoras de radio surgieron en Europa y Estados Unidos, y operaban de manera privada e intermitente, generalmente entre radioaficionados. Algunas de ellas fueron la WWJ 950 en Detroit, la KDKA en Pittsburgh, y luego las grandes cadenas de radiofonía como la Westinghouse, la Radio Corporation of America (RCA), la National Broadcasting Company (NBC) y la Columbia Broadcasting System (CBS).

Por su parte, en Europa surgieron la British Broadcasting Company (BBC) en Inglaterra, Radio Ibérica en España, la Radio Tour Eiffel y Radio PTT en Francia, entre muchas otras. En América Latina, las primeras emisoras de radio surgieron en Argentina, Colombia, México, Uruguay, Chile, Cuba, Panamá y Puerto Rico entre 1920 y 1922.

Importancia de la radio en el mundo

Un soldado está rodeado de sus herramientas militares entre las que se encuentra la radio.
La radio trajo una comunicación militar más rápida que permitía nuevas estrategias.

La radiodifusión trajo consigo un cambio importante a nivel mundial en materia de telecomunicaciones, ya que permitió la rápida y fácil transmisión de información a lo largo de grandes distancias. Esto tuvo importantes repercusiones en materia militar, por ejemplo, ya que barcos y otros vehículos podían comunicarse entre sí o con la base de partida y coordinar sus movimientos estratégicos; pero también en la logística industrial y comercial, ya que permitió una mejor coordinación de los trenes y otros vehículos de mercancías.

Por otro lado, , por primera vez en la historia, la posibilidad de comunicarse de manera verbal con otros seres humanos en la distancia fue posible materialmente. Tras la popularización de la radio numerosos radioaficionados surgieron en el mundo entero, comunicándose con sus congéneres en la geografía cercana (debido al corto alcance de los aparatos de radio de entonces) y recibiendo y comentando señales de instituciones y organismos oficiales. Ninguna otra tecnología tuvo un impacto similar en la comunicación hasta el advenimiento de internet a finales del siglo XX.

La radio muy pronto se hizo parte de la cotidianidad humana, acompañando a los trabajadores en su jornada y a los conductores en la vía, ya que permitía escuchar un programa sin tener que ocupar otros sentidos. Es por esto que la radio dio inicio a la era de las comunicaciones masivas en el mundo, o sea, a la posibilidad de dirigirse desde una estación radial a miles o millones de personas al mismo tiempo. Esto supuso un nuevo terreno aprovechable en materia de publicidad, información y entretenimiento.

¿Cómo funciona la radio?

En un gráfico se observan las diferencias entre las ondas de AM y PM.
La AM requiere receptores más simples pero la FM ofrece mayor fidelidad.

La radio opera mediante el espectro electromagnético, es decir, mediante la transmisión de ondas electromagnéticas por el espacio, las cuales pueden ser recibidas por un conductor eléctrico (es decir, una antena), al cual causan cambios perceptibles de carga eléctrica.

Así, el emisor de radio (la estación) emite artificialmente estas ondas electromagnéticas y las modula de un modo específico, o sea, modifica sus propiedades, para que transmitan una información específica. Cuando un receptor (el aparato de radio) las recibe con su antena, es capaz de desmodularlas y recuperar la información contenida en la onda, por ejemplo, una voz humana.

El aparato receptor, por su parte, cuenta con un circuito eléctrico diseñado especialmente para filtrar y separar la corriente que se genera en la antena, y posteriormente amplificarla de manera selectiva, enviándola finalmente a un altavoz o parlante dotado de un electroimán, en donde esta corriente eléctrica se transforma en ondas sonoras. A través de un condensador de capacidad variable, el aparato permite al usuario filtrar las distintas frecuencias de las ondas emitidas, y así elegir entre una u otra emisión de radio.

Esta transmisión puede darse de dos maneras distintas:

  • Por modulación de amplitud (AM), cuando varía la amplitud de las ondas recibidas. Es el método más fácil de modular y demodular, por lo que permite la construcción de receptores más simples y económicos, aunque de menor fidelidad del sonido y menor potencia.
  • Por modulación de frecuencia (FM), cuando varía la frecuencia de las ondas recibidas. De mayor fidelidad que la AM y mayor capacidad de filtrado de ruido, se ha utilizado no solo para radio, sino también para televisión y datos.

Características de la radio

En términos generales, la radio se caracteriza por lo siguiente:

  • Es un medio de comunicación masiva, que permite transmitir información grabada o en vivo a numerosos receptores a la vez.
  • Utiliza las ondas hertzianas (electromagnéticas) para conducir el sonido en distintos canales: aire, agua, incluso el vacío.
  • Es un medio de comunicación unidireccional, ya que aquel que sintoniza una emisora solo puede recibir la información auditiva, no responder a ella por la misma vía. Esto es levemente distinto en el caso de las radiocomunicaciones, ya que emisor y receptor pueden turnarse para emitir y recibir mensajes, pero pueden hacerlo solo uno a la vez, no de manera simultánea.
  • Emplea distintas bandas del espectro radioeléctrico, dotadas de diferentes rasgos: baja, media, alta frecuencia y muy alta frecuencia, por ejemplo. Asimismo, existen dos tipos de receptores: AM (amplitud modulada) y FM (frecuencia modulada).
  • Las ondas de radio también se emplean para transmitir video (televisión), datos (internet) y también para la telefonía. Sin embargo, solo se utiliza el nombre “radio” para la transmisión de sonidos por esa misma vía.
  • No se debe confundir con el elemento químico del mismo nombre (Ra), ni con el concepto geométrico (la mitad del diámetro de una circunferencia).

Sigue con: Medios de comunicación antiguos

Referencias

¿Cómo citar?

"Radio". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/radio-medio-de-comunicacion/. Última edición: 3 de febrero de 2023. Consultado: 18 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 3 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)