Intangible

Te explicamos qué es lo intangible, la diferencia entre activos tangibles e intangibles y ejemplos de bienes intangibles.

intangible
La humanidad se caracteriza por su capacidad para concebir lo intangible.

¿Qué es lo intangible?

Lo intangible es aquello que es imposible tocar, por una razón o por otra. La palabra proviene del verbo latino tangere, traducible como “tocar” y del prefijoin-” de tipo negativo, y es muy común en numerosos contextos de la vida.

Por citar un ejemplo, es posible referirse a la “realidad tangible” de las cosas, o sea, a aquello que existe de una manera física y concreta, tanto como de la “realidad intangible”, que es todo lo contrario, es decir, las cosas abstractas, imaginarias.

Muy a menudo se diferencia entre lo tangible y lo intangible de maneras especializadas, puesto que ambas cosas forman parte de nuestras vidas, lo tocable y lo imaginario. De hecho, uno de los principales criterios para distinguir a la humanidad de sus parientes animales es la capacidad para concebir y valorar lo intangible, o sea, lo imaginario.

Cuando se estudia la cultura, por ejemplo, se reconocen los dos tipos de elementos o de prácticas que la componen: los bienes culturales tangibles, físicos, como son las obras arquitectónicas de importancia, o las estatuas y los objetos históricos que reposan en los museos; y por otro lado los bienes culturales intangibles, como la religión y sus oraciones, los cantos populares transmitidos de generación en generación, o incluso el propio lenguaje.

Puede servirte: Patrimonio cultural

Activos tangibles y activos intangibles

Similarmente, en el mundo empresarial y de la contabilidad se distingue entre los bienes o activos tangibles que pertenecen a una empresa o un individuo, y los bienes o activos intangibles, de acuerdo al mismo criterio: los primeros son aquellos que se pueden tocar, o que tienen una presentación física. Los activos intangibles son aquellos que no existen de forma física.

Conviene aclarar que se llaman “activos” cuando forman parte del patrimonio de alguien (la empresa o el individuo), y al mismo tiempo representan un beneficio, o al menos la posibilidad de recibir uno. Este es un rasgo importante para distinguir los activos de los pasivos o deudas.

Financieramente hablando, los activos intangibles pueden ser, esencialmente, de dos tipos diferentes:

  • Bienes incorpóreos que implican un privilegio o un derecho, y que al ejercerse pueden tener consecuencias en la producción o en el ejercicio económico, abaratando costos, mejorando el producto, etc. Por ejemplo: una licitación estatal que permite acceder a materia prima a mejor costo.
  • Elementos que representan el uso de un servicio o el consumo de un bien, y que a la larga traerán algún beneficio, si bien a lo inmediato puedan representar un gasto en diferido. Por ejemplo: el suministro constante de energía eléctrica, con el que podemos alimentar las máquinas de la empresa.

Ejemplos de bienes intangibles

A continuación detallamos algunos ejemplos de bienes intangibles:

  • Patentes, marcas registradas o permisos otorgados.
  • Derechos de autor y propiedad intelectual sobre una obra.
  • Franquicias de una marca.
  • Fórmulas secretas para elaborar un producto.
  • El conocimiento tecnológico.

Sigue con: Tangible

Referencias

  • “Intangible” en el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española.
  • “Activo intangible” en Wikipedia.
  • “Diferencias entre los bienes tangibles e intangibles de una empresa” en Gedesco.
  • “Los activos tangibles e intangibles” en Web and Macros.
  • “How do Tangible and Intangible Assets Differ?” en Investopedia.

¿Cómo citar?

"Intangible". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/intangible/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 26 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)